22 | 11 | 2019

El canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Arreaza, recalcó este jueves la importancia de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), como mecanismo imprescindible para consolidar la unión e integración latinoamericana y caribeña.

“Hay un consenso en cuanto a que la Alianza es imprescindible y que los gobiernos hoy estamos en situación de defenderla, no sólo resistir en este momento de dificultades y de arremetidas imperiales, sino en avanzar con fuerza”, dijo el diplomático venezolano en declaraciones a la prensa desde Managua, donde se celebra la XVII Reunión Ordinaria del Consejo Político del organismo regional.

La ciudad de Managua, capital de la República de Nicaragua, será sede este jueves de la XVII Reunión Ordinaria del Consejo Político de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), que congrega a los ministros de Relaciones Exteriores del organismo.

El encuentro de alto nivel permitirá hacer un análisis del contexto regional actual y las perspectivas para el año 2019, además de definir acciones y líneas de trabajo para los próximos dos años desde la Secretaría Ejecutiva del ALBA-TCP, siendo una de estas líneas el impulso a la Alianza.

Una realidad incontrastable recorre el subcontinente latinoamericano y caribeño, cuyos pueblos han reconocido y comprobado, con avances y conquistas, la instauración  de gobiernos progresistas alejados del llamado Consenso de Washington y enfrentados al dominio imperial del Alca.

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, confirió este jueves los títulos a 880 graduandos de la micromisión educativa Simón Rodríguez en distintas áreas de la docencia, en un evento realizado en el Teatro de la Academia Militar, en Fuerte Tiuna, que contó con la presencia del canciller Jorge Arreaza; el ministro del Poder Popular para la Educación, Aristóbulo Istúriz, y el ministro del Poder Popular para la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, Hugbel Roa.

Teatro Teresa Carreño, Caracas.-  De no haberse consumado un golpe de Estado, promovido por Estados Unidos, en Honduras, ese país centroamericano no estaría atravesando por la crisis migratoria que vive actualmente.

Así lo aseguró el presidente de la República, Nicolás Maduro Moros, al referirse al éxodo de migrantes que marcha rumbo a territorio estadounidense desde hace algunos días.

El presidente venezolano Nicolás Maduro, destacó hoy la importancia de consolidar la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TPC) ante la arremetida de la derecha internacional.

Durante un encuentro con intelectuales de diversas partes del mundo en el Palacio de Miraflores (sede del gobierno), el mandatario llamó a fortalecer los nexos entre los países y movimientos sociales del continente, con 'Cuba, Nicaragua, Bolivia y Venezuela como eje central del ALBA-TCP'.

En un escenario cada vez más tenso, donde la crisis social se profundiza como evidencian las más de mil ollas populares en distintos barrios, los comedores públicos que funcionan incluso en escuelas cerradas por el gobierno provincial, en iglesias, en los barrios de menores recursos y el sistema de trueque que comenzó el año pasado en localidades de la provincia de Córdoba, se extiende a algunos municipios del conurbano, cuando estallan los escándalos de una justicia que está violando las leyes y la Constitución, al ser utilizada por el gobierno para perseguir opositores.

David Choquehuanca, secretario general de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), abogó por el diálogo para resolver este conflicto por los límites marítimos entre Bolivia y Chile, el cual calificó como un problema acarreado por intereses ajenos, y no por los pueblos.

Las CTA junto a organizaciones sociales y un sector de la CGT encabezado por Hugo Moyano realizan una movilización a Plaza de Mayo previo al paro general del martes.

El Grupo de Lima, plataforma impulsada por Luis Almagro y el Departamento de Estado norteamericano, como proyecto paralelo a las organizaciones internacionales tradicionales para producir un acuerdo regional contra Venezuela y de respaldo a las sanciones económicas, difundió un comunicado donde rechaza las últimas declaraciones del Secretario General de la OEA, precisando que no se debe descartar ninguna opción para derrocar el gobierno de Nicolás Maduro, ni siquiera la intervención militar.

El canciller boliviano, Diego Pary, dijo el viernes que su par chileno, Roberto Ampuero, distorsiona la demanda marítima que Bolivia instauró hace cinco años en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, además de provocar y desahuciar el diálogo para zanjar ese centenario conflicto.

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.