Statistics

Today: 16109

Yesterday: 32569

Since 01/06/2005: 66798875

China org cnEn una audiencia celebrada el 11 de marzo en la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos, el director del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades, Robert Redfield, al ser cuestionado por el legislador Harley Rouda sobre si en Estados Unidos algunas muertes aparentemente causadas por el virus de la influenza, en realidad se debían al nuevo coronavirus, indicó contundentemente y por primera vez que esa era la situación actual con algunos casos confirmados de COVID-19.

El 11 de marzo el Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes celebró una audiencia sobre la epidemia causada por el nuevo coronavirus. Un video ha registrado el proceso de las preguntas hechas a Redfield. En el transcurso de la sesión, el congresista, Harly Rouda, preguntó: Sin los kits para el diagnóstico, ¿es posible que aquellas personas susceptibles de contraer influenza hayan recibido un diagnóstico equivocado de lo que en realidad tienen y que lo que en realidad tienen es COVID-19?

Redfield: En la práctica estandarizada lo primero que se hace es una prueba para ver si se tiene influenza, así que si tienen influenza, entonces el resultado será positivo.

Rouda: No obstante eso es solamente cuando han sido sometidos a exámenes. Si no han sido sometidos a exámenes, entonces no hay forma de saber qué fue en realidad lo que los infectó.

Redfield: Es correcto.

Rouda: Entonces, si alguien muere a causa de la influenza, ¿y si se realiza un estudio post mortem para saber si la causa fue influenza o COVID-19?

Redfield: El Centro tiene un sistema de verificación para casos de muerte por neumonía. Este sistema no está en todas las ciudades, estados u hospitales.

Rouda: Entonces, en Estados Unidos, hay personas que aparentemente han muerto por influenza cuando en realidad han muerto a causa del nuevo coronavirus o de COVID-19, ¿es esto correcto?

Redfield: Hasta hoy en Estados Unidos la situación de algunos casos diagnosticados es así.

 

Según un informe dado a conocer por la cadena estadounidense CBS el 9 de marzo, la proyección más reciente del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades sobre la influenza era que el virus estacional tenía un total de 34 millones de casos y que 350 mil personas habían sito internadas en hospitales para recibir tratamiento. Además indicó que aproximadamente 20 mil personas habían muerto de infuenza, entre ellas 136 infantes.

Según el informe, hasta el 29 de febrero, la tasa de infantes menores de 4 años internados en hospitales llegó a su registro más alto para esta estación, y que esta ha sobrepasado la tasa de ingresos durante el periodo de la pandemia causada por el H1N1 de 2009. La muerte de 136 infantes también bate la marca más alta que se ha tenido desde la pandemia causada por la influenza de 2009.

Mientras, la epidemia causada por el nuevo coronavirus ha comenzado a propagarse en Estados Unidos. Según información en tiempo real dada a conocer por la Universidad John Hopkins, hasta el 12 de marzo a las 11:40 tiempo de Beijing, en Estados Unidos los casos infectados llegaban a mil 312, incluidos 38 muertos.

Fuente: china.org.cn / RedGlobe

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.