Discurso pronunciado en la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, en Río de Janeiro, Brasil.

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.