Miércoles, 12. Diciembre 2018

Unos 80.000 personas manifestaron hoy en la ciudad de Rostock contra la cumbre del G-8, el grupo de los ocho principales países imperialistas. El puerto de la ciudad en el norte de Alemania fue escenario de un mar de banderas: rojas, de la paz, del Partido Comunista y de otros partidos de izquierda, las banderas de Venezuela y de Cuba así como del Movimiento 26 de Julio y cientos de pancartas y lemas mostraron que aquí se reunió el otro mundo posible - manifestantes de todas partes de Alemania, de los países vecinos y de todo el mundo.
Parece que a la policía no gustaba este imagen de protesta pacífica. Como afirmaron asistentes de la marcha, centenares de policías atacaron la manifestación sin haber sido provocados anteriormente. Cuando algunos manifestantes rechazaron esta agresión policial, las fuerzas de seguridad atacaron los miles de manifestantes con gases lacrimógenas.


Desde el escenario central, el comité organizador de la marcha llamaron a la policía a retirarse. Responsabilizaron a la policía por los incidentes, porque sus "provocaciones irresponsables" provocaron la respuesta violenta de algunos manifestantes. Llamaron a los manifestantes a unirse y mantener la calma para no caer en las provocaciones de las fuerzas de un Estado que, obviamente, necesita imagenes de batallas para justificar las fuertes medidas de seguridad y las prohibiciones contra muchas manifestaciones y concentraciones que estaban convocadas a la cercanía del balneario de Heiligendamm, lugar en donde se reunirán durante la próxima semana los ocho jefes de estado.

Al comienzo de la manifestación, los organizadores saludaron con un fuerte "¡Adelante, Compañeros!" a los asistentes españoles y latinoamericanos. Celebraron que el Ecuador y Venezuela se habían retirado del FMI y del Banco Mundial y pidieron un aplauso para los gobiernos izquierdistas latinoamericanos por liberarse de la dictadura del sistema financiero imperialista.

Walden Bello, profesor universitario de Filipinas, uno de los activistas antiglobalizadores más conocidos, celebró que esta vez las estrellas de la música pop como Bono y Bob Geldof no estaban presentes y así no pudieron desviar la atención de las demandas fundamentales de los manifestantes. "Aquí está el espíritu de Genua", proclamó Bello que llamó de enterrar el orden imperialista de este mundo.

Real time web analytics, Heat map tracking

Radios libres alemanas en el aire

RedGlobe Links

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.