Imprimir
Categoría: España

El Gobierno del PSOE ha decidido pasar de puntillas sobre la presencia del golpista Antonio Tejero en un acto oficial de la Guardia Civil, precedido de una misa, en el cual se entregaron condecoraciones, menciones y reconocimientos del Instituto Armado en el Rincón de la Victoria (Málaga), con motivo de la festividad del 12 de octubre, conmemoración de su patrona la Virgen del Pilar.

El Gobierno ha tardado más de dos meses -saltándose todos los plazos reglamentarios del Congreso de los Diputados- en redactar las apenas cinco líneas de que consta la respuesta parlamentaria escrita a las preguntas que registró el pasado 15 de octubre la diputada de Izquierda Unida por Málaga, Eva García Sempere, sobre este asunto.

Entre otras cuestiones, la parlamentaria de IU preguntó al Ejecutivo si “¿fue invitado oficialmente Antonio Tejero a este acto de la Guardia Civil?” y si esa invitación respondía “como la de hace unos días de la Policía a Antonio González Pacheco (el policía torturador jubilado y condecorado, que aún goza de un plus en su pensión, más conocido como ‘Billy El Niño’) a una política de amnesia, olvido y perdón que, como denunció recientemente el relator de Naciones Unidas, Fabián Salvioli, guían la política de memoria de este y de otros gobiernos en España desde la Transición”.

El Gobierno de Pedro Sánchez, además de evitar incluir directamente el nombre de Antonio Tejero, se limita a indicar que ‘en relación con la información interesada, se señala que la persona mencionada no fue invitada oficialmente a los actos de la Patrona de la Guardia Civil celebrados en el Rincón de la Victoria (Málaga)’.

El Ejecutivo completa su respuesta señalando que ‘por otro lado, se indica que la Guardia Civil es una institución democrática que actúa, como no puede ser de otra manera, de acuerdo con la legalidad vigente’.

El escrito de contestación elude valorar otras cuestiones planteadas en la iniciativa de García Sempere, entre ellas si “¿tiene pensado el Gobierno abrir una investigación sobre esta invitación oficial por parte de la Guardia Civil a un golpista y aplicar las sanciones que correspondan?” o si “¿piensa acometer una honda democratización de nuestra Guardia Civil, pendiente al menos desde la Transición, de manera que este tipo de acciones sean impensables en el futuro?”

En los días posteriores a que Izquierda Unida desvelara lo ocurrido en este acto oficial en el Rincón de la Victoria se supo a través de los medios de comunicación que las invitaciones las cursó Miguel Gallardo, capitán comandante del puesto principal de la Guardia Civil de esa localidad malagueña. También fueron enviadas a representantes de los grupos políticos y en ellas se indicaba que tras la misa tendría lugar la entrega de condecoraciones y distinciones, como parte del mismo programa oficial del Instituto Armado.

Ramón Tejero, hijo del ex guardia civil golpista y cura de la parroquia de Nuestra Señora del Rosario de la Cala del Moral, encargado de oficiar la misa, aseguró a través de las redes sociales que él se había encargado de invitar a su padre al acto religioso, sin aclarar en ningún momento qué pasaba con la posterior entrega de condecoraciones, menciones y reconocimientos.

Eva García Sempere recordó también en la pregunta que registró poco después de lo ocurrido que el golpista Tejero “compartió bancada con Antonio Fernández Escobedo, primer teniente de alcalde de Rincón de la Victoria y perteneciente al Partido Popular” y que también compartieron el acto “diversos concejales del Partido Popular, del Grupo Andalucista, de Ciudadanos y del PSOE”.

Izquierda Unida denunció desde el primer momento que el acto sirvió de “respaldo” a la figura Tejero, quien se retrató con varios de los presentes, y que “el espacio oficial que se le otorgó no es digno de la Guardia Civil y es un hecho que en ningún caso se merecen los guardias civiles que recibieron las condecoraciones”.

Fuente:

Izquierda Unida

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.