19 | 06 | 2019

Eva Solla, coordinadora nacional de la federación gallega de Izquierda Unida -Esquerda Unida (EU)- y vicepresidenta del Parlamento de Galicia, ha presentado esta mañana junto a Loreto Taibo, responsable de Política Municipal de EU y Miguel Cimas, miembro de la dirección de las Xuventude Comunista, la campaña ‘Fuera las casas de apuestas de nuestros barrios’ dirigida a frenar con medidas concretas la “amenaza que supone el grave incremento de estos locales y el consecuente aumento de la ludopatía en nuestro país”.

Loreto Taibo detalló que “desde Esquerda Unida vamos a desarrollar esta campaña en Galicia con el doble objetivo de alertar a la ciudadanía sobre la proliferación del negocio de las casas de apuestas, particularmente junto a los centros escolares, culturales y juveniles, además de impulsar desde los ayuntamientos una moción que concreta medidas prácticas para contrarrestar el peligroso aumento de las ludopatías, que es un problema de salud pública”.

“En esta moción planteamos una serie de propuesta a nivel municipal, autonómico y estatal para atajar esta problemática”, explicó la responsable de Política Municipal de EU. “Además -señaló-, entendemos que es necesario impedir la publicidad de estos locales y frenar su expansión a través de las diferentes normativas, así como implementar las medidas de prevención y tratamiento de la ludopatía”.

La campaña, que también recoge una serie de propuestas a nivel fiscal para gravar la actividad de las casas de apuestas y el del juego online, traslada de esta forma a Galicia la que a nivel estatal comenzó a impulsar IU Federal el pasado mes de diciembre.

Eva Solla, por su parte, señaló que “en relación al contenido de la moción que vamos a presentar, hay que recordar que en los presupuestos anuales de la Xunta hay una falta de partidas dedicadas a las adicciones, tanto al alcohol, las drogas como a la ludopatía”.

En estas circunstancias, “la Xunta no solo no incrementa el dinero contra las dependencias, sino que facilita la implantación de nuevos casinos, tal y como ha ocurrido en Vigo, algo que entendemos que va contra la salud pública”, explicó Solla.

“Propondremos al Parlamento, a través de En Marea -adelantó-, que se restrinja todo lo que tiene que ver con el juego, restringir su publicidad y el acceso de los menores. Haremos también una campaña para reclamar que lo queremos fuera de nuestros barrios, algo que está relacionado con la crisis que viven las personas, porque no queremos que los empresarios del juego vengan a aprovecharse de los/as trabajadores/as”.

Solla apuntó que “los datos estadísticos que ofrece Sanidad señalan que la adicción entre las personas jóvenes ha aumentado entre un 6% y un 25%. Esto merece una clara respuesta de las instituciones y de la Xunta, que queremos que se tome este problema tan serio”.

Fuente:

Izquierda Unida

Real time web analytics, Heat map tracking

on air

RedGlobe Links

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.