21 | 08 | 2019

Por Rouguyata Sall- Viento Sur

Los repartidores de Deliveroo se están movilizando este verano contra la nueva lista de tarifas –a la baja- presentada por la plataforma de entrega de comidas. En particular protestan contra el fin de la remuneración mínima de 4,50 euros por recorrido. Informe de la tarde del 7 de agosto, junto con los repartidores, durante una acción en las calles de París.

Entre 1.000 y 1.500 manifestantes se reunieron este sábado 13 de julio en Biarritz en la última gran movilización antes del G7, con el objetivo de denunciar su legitimidad y su organización en Euskal Herria. La plataforma G7 Ez! había hecho un llamamiento a todas las organizaciones participantes y a sus miembros y simpatizantes a unirse en esta marcha colorida, festiva y pacifista tras el lema general: No al G7 y a su mundo.

La manifestación fue realmente colorida y unida. Bandera rojas, blancas, verdes, amarillas, negras, rosas… un arco-iris militante se desplegó sobre Biarritz. Asociaciones altermundistas, partidos políticos, sindicatos, chalecos amarillos, simpatizantes… todos se encontraron en la Gare du Midi, tras la pancarta de la plataforma G7 Ez! para una marcha de alrededor de 1h30 por el centro de Biarritz. El objetivo de la plataforma era ser visible, y fue todo un éxito. La manifestación pasó por la calles de comercios y por el paseo marítimo, para volver a la Gare du Midi para el acto final.

La mañana de ayer, en una acción más de represión del estado burgués francés fue detenido el sindicalista Gael Quirante quien está siendo violentamente reprimido con multas y detenciones con la intención de neutralizar la digna lucha que están llevando a cabo los carteros del distrito parisino de Hauts de Seine , en esta ocasión la violencia policial fue llevada hasta el domicilio del compañero, esta detección es escusada por motivo de una acción reivindicativa llevada a cabo el viernes, actitud y acciones desempeñadas por Gael en un intento de presionar para conseguir que se pueda negociación en condiciones favorables para el conjunto de los trabajadores de correos en huelga que dura ya más de 15 meses.

Desde aquí exigimos a las autoridades que están investigando el asesinato que aclaren esta barbarie y no permitan que se acose y ataque los centros libertarios. El movimiento libertario construye y defiende espacios de encuentro e intercambio que deben mantenerse espacios seguros y libres de violencias.

Y sobre todo, queremos hacer llegar a su familia, amigos y compañeros nuestro pésame por tan triste pérdida. Qué la tierra le sea leve!

La Federación Sindical Mundial (FSM), en representación del movimiento sindical de clase internacional que aglutina a 95 millones de trabajadores y trabajadoras en 130 países de todo el mundo, reitera su solidaridad internacionalista con la clase obrera de Francia ante la huelga del 5 de febrero.

El movimiento sindical de clase de Grecia, el PAME, está a lado de los trabajadores y de los sindicatos militantes de Francia con su huelga al 5 de Febrero.

Los trabajadores de Francia luchan contra la carestía de la vida, por aumentos reales en los salarios, por la defensa de la Seguridad Social, contra a las leyes antilaborales y al creciente represión estatal y policial contra las movilizaciones populares.

pce mit sternLa crisis social y política que ha estallado en Francia con la revuelta de los chalecos amarillos es otro episodio del profundo malestar presente en toda Europa. Desde hace más de una década, la Unión Europea está gobernando una situación de emergencia social, para la que sólo ha impulsado leyes regresivas e impopulares destinadas a preservar los frutos de la codicia empresarial de un capitalismo mezquino incapaz de afrontar el futuro de la gente común. Como en las instituciones europeas, Macron llegó para entregar a los tiburones del mercado, a las empresas, los restos de la propiedad pública que subsisten de la cultura democrática y de los movimientos progresistas que modelaron la vieja Europa de posguerra; compareció ante los franceses para liquidar los sectores que permanecen en manos del Estado, para imponer y abrir vías de negocio y enriquecimiento para los empresarios.

Las clases asalariadas blancas, una gran parte de ellas reconvertidas en “clases medias” por un consenso con el capitalismo de bienestar, durante un periodo largo de tiempo del siglo pasado, han visto como “el sueño del bienestar” (pleno empleo, sobre todo masculino); posibilidades de acceso a las universidades para hijos e hijas; garantías de sistemas públicos y eficientes de seguridad social; rentas adecuadas para poder sentirse parte de la “sociedad de propietarios”, -cada vez en mayor medida provenientes de la finanzas/deuda-; pensiones que puedan seguir garantizando un determinado nivel de consumo; prestaciones en los casos de desempleo y en otros estados de necesidad… se les ha esfumado y que esa utopía del crecimiento sin límite y a la vez el consumo insostenible, les ha demostrado la gran estafa del capitalismo, cuando dicen que “el futuro siempre y necesariamente será mejor”.

Hoy, el 14 de diciembre, los afiliados de la FSM por todo el globo reiteraron su solidadidad internacionalista en la práctica con el pueblo y los trabajadores franceses en lucha.

Sindicalistas de clase, trabajadores pioneros de cada sector protestaron frente a las embajadas y consulados franceses por los cinco continentes, contra las medidas antipopulares, impuestas por el govierno burgués de Macron.

Por Kemal Okuyan, Primer Secretario del Partido Comunista de Turquía

Las protestas comenzaron el 17 de noviembre para oponerse al aumento de impuestos sobre del combustible. Tanto el líder fascista, Marine Le Pen, como el “izquierdista” Jean-Luc Melenchon han sido vocales en respaldar las demandas de los manifestantes.

Hoy, el 13 de diciembre, sindicalistas militantes de la FSM y su afiliado griego, el PAME, iniciaron las actividades de solidaridad internacional con el pueblo y los trabajadores de Francia que vienen luchando contra las políticas de la UE, el FMI y el Banco Mundial, implementadas por el gobierno antipopular de Macron.

Los y las sindicalistas se reunieron por la mañana en las puertas de la embajada francesa en Atenas, gritando contra las medidas antilaborales en Francia.

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.