La Federación Sindical Mundial (FSM), expresión única del movimiento sindical clasista internacional y en representación de 97 millones de trabajadores y trabajadoras en 130 países de todo el mundo, expresa su más cálido apoyo y solidaridad internacionalista con la huelga general del 5 de diciembre en Francia.

La clase obrera de Francia, tras la convocatoria de la CGT Francia, va a salir en las calles y parar la producción en reivindicación de sus necesidades contemporáneas, contra las recetas del capital, del gobierno burgués de Macrón y la Unión Europea.

Los sectores principales del país van a participar en las movilizaciones clasistas, especialmente los transportes, el comercio y los servicios, la educación, energía, servicios públicos, refinerías, industria agroalimentaria, el sector de recogida y tratamiento de residuos, la industria automóvil, los hospitales, los bomberos, los puertos y los medios de comunicación entre otros

Mientras que las movilizaciones del último periodo mostraron que el poder burgués puede sangrar, ahora las y los trabajadores de Francia pueden fortalecer todavía más la resistencia de los pueblos de Europa contra las medidas antilaborales promovidas en cada rincón del continente, paralizando y bloqueando la producción.

La FSM se compromete a seguir de paso firme, del lado de la clase obrera de Francia, apoyando sus justas luchas, por el fin de la explotación capitalista.

Llamamos a todos los trabajadores y trabajadoras de Francia, independientemente de su afiliación sindical, a participar de la huelga del 5 de diciembre e ignorar los llamamientos de la nomenclatura burocrática de la CES que se está alineando con la burguesía europea.

¡ Fuerza compañeros y compañeras !

¡ Todas y todos unidos en la lucha !

El Secretariado de la FSM

Fuente:

Federación Sindical Mundial