19 | 10 | 2019

En Atenas, ya el viernes comenzaron las protestas contra los nuevos recortes. Foto: PAMELa troika, ahora conocida como las instituciones, recibió en la noche de este jueves una lista de reformas enviada por las autoridades griegas y que en Bruselas esperaban que fueran »completas y creíbles«, dos adjetivos que los funcionarios europeos repiten con fruición estos días.

El acuerdo con los socios del euro debe cerrarse antes del próximo lunes, cuando todo indica que expirará definitivamente el plazo para un entendimiento entre los acreedores y Grecia. Aunque en esta crisis no se pueden descartar giros sorprendentes, las posiciones parecen más cerca que nunca tras la conmoción del referéndum del pasado domingo, el impago al Fondo Monetario Internacional (FMI) y la dimisión del carismático ministro de Finanzas, Yanis Varufakis.

La propuesta enviada ahora por Atenas a los acreedores es similar a la presentada antes de la convocatoria del referéndum griego. Por lo que todo parece indicar que la clave se basa en la reestructuración de la deuda del país heleno. La reestructuración no irá en el paquete griego pero el primer ministro, Alexis Tsipras, persigue arrancar una mención, un compromiso de que ésta será una cuestión que se abordará a más tardar en otoño.

La línea roja del IVA ya no es tal. La propuesta enviada unifica el impuesto a una tasa del 23%, bajo la que se incluirá la restauración (que actualmente se encuentra en el 13%) y otro reducido del 13% que incluirá limentos básicos, hoteles, energía y agua. Además, la propuesta incluye un IVA super reducido para medicamentos, libros y teatro que se reduce del 6,5% al 6%.

Las exenciones del IVA turístico a las islas griegas para potenciar el turismo -sector fundamental de la economía del país- era una de los puntos importantes en la negociación. Atenas quería mantener las exenciones fiscales de las que gozaban varias islas griegas, un capítulo que ya rechazaron abordar Antonis Samaras y Yorgos Papandreu, predecesores de Tsipras. La resistencia tiene su lógica: hasta que en junio la crisis griega empezó a copar el protagonismo de los medios internacionales, 2015 iba camino de rebasar en número de turistas a 2014, año récord según la Asociación de Empresas Turísticas Griegas con más de 24 millones de visitas. Las secuelas de la Primavera Árabe habían dejado un rastro de violencia en Túnez y Egipto y Grecia era una de las grandes beneficiadas. Pero el efecto del corralito bancario decretado a finales del mes pasado puede truncar la racha, a pesar de que la medida no afecta a los extranjeros con cuentas fuera de Grecia.

Finalmente, la propuesta enviada por Tsipras apunta que en las islas del mar Egeo que ahora gozan de un descuento del 30% sobre las tarifas del IVA, se eliminará a partir de octubre de 2015 en las islas más ricas y con mayor afluencia de turistas y se exceptuará a las islas más remotas.
Impuesto de sociedades

La propuesta recoge incrementar el impuesto de sociedades en 2015 desde el 26% al 28%. La gran pregunta es si el país logrará aumentar su recaudación sólo a través de subidas de impuestos, cuando muchos analistas apuntan al fraude fiscal como uno de los mayores problemas estructurales de la economía griega. Según algunas estimaciones, esta pierde un 6% de su PIB anual por culpa de la evasión de impuestos.
Pensiones

El texto recoge una reforma del sistema de pensiones que pretende ahorrar entre un 0,25% y un 0,5% del PIB durante 2015 y un 1% anual a partir de 2016 a través de la penalización de las jubilaciones anticipadas y aumento progresivo hasta 2022 de la edad de jubilación a los 67 años o a un mínimo de 62 años con cuarenta de trabajo cotizado. Las pensiones complementarias serían otra de las 'víctimas' del gobierno heleno, al ir eliminándose gradualmente hasta diciembre de 2019.

A la vez, aumentan las cotizaciones de los pensionistas al sistema sanitario del 4% al 6%. El subsidio para las pensiones más bajas (EKAS) se eliminará a finales de 2020, para cuando se prevé la creación de otras ayudas.

Desde la UE siempre se critica el elevado gasto de Grecia en pensiones en relación con su PIB (casi el 18% en 2012). Sin embargo, hay quien rebate esta versión: Grecia tiene una de las poblaciones más envejecidas de Europa y ese porcentaje se debe a la enorme caída de su actividad económica durante los cinco años que el país lleva bajo supervisión de la troika.
Gasto militar y privatizaciones

Atenas también se compromete a recortar 300 millones de gasto militar (100 este 2015 y 200 el próximo), 100 menos de lo que le pedían sus acreedores.

Además, el Gobierno facilitará que se complete el proceso de privatización de los aeropuertos regionales, así como los puertos del Pireo, Tesalónica y Hellinikon. La fecha para la licitación de cara las privatizaciones de los puertos se fijará antes de octubre de este año. Por otra parte, el Estado transferirá las acciones que mantiene en la empresa de telecomunicaciones OTE a la agencia de privatizaciones.

En la propuesta el Gobierno se compromete también a emprender reformas en la administración pública, el sistema judicial y para combatir la corrupción.

En la espiral de declaraciones contradictorias entre dirigentes europeos a cuenta del problema griego antes de conocerse las propuestas, este jueves el presidente del Consejo de la UE, el polaco Donald Tusk, que parece haber tomado el relevo de Jean-Claude Juncker en la relación Atenas-Berlín, parecía apuntar en línea de un alivio de la deuda helena, que roza el 180% del PIB. »Las propuestas realistas de Atenas necesitan ir acompañadas de propuestas realistas de la parte de los acreedores«, declaró.

»Grecia y la UE necesitan apretar el botón de reinicio financiero, y eso será lo mejor para todos«, comenta el profesor de la Universidad de Columbia Jeffrey Sachs, uno de los firmantes de una carta dirigida a las instituciones en la que defiende esa reestructuración. »Aunque ya hubo alargamiento de plazos y una bajada de la carga financiera en los intereses de la deuda pública griega [en 2012], la austeridad supuso un crecimiento nominal muy bajo, haciendo insostenible la misma. Grecia requiere una quita o una reestructuración, sobre todo para la deuda que le vence en el corto plazo«, opina el economista español Juan Laborda.

Fuente: eldiario.es / RedGlobe

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.