Imprimir
Categoría: Grecia

20 Congreso del KKEReproducimos el documento central del Comité Central para el 20 Congreso del Partido Comunista de Grecia (KKE), que celebran los comunistas griegos del 30 de marzo hasta el 2 de abril de 2017. Para leer las tesis en formato PDF, haga click aquí

Prólogo

El Comité Central del KKE hace públicas las Tesis para el 20o Congreso del KKE que se celebrará del 30 de marzo al 2 de abril de 2017, cuatro años después del 19o Congreso, de conformidad con nuestros Estatutos.

Desde el 19o Congreso tenemos un nuevo Programa que refleja la estrategia elaborada del Partido por el poder obrero, el socialismo, y da las direcciones para la actividad dirigente del Partido bajo todas las circunstancias.

El Programa que fue aprobado en el 19o Congreso del KKE, así como las resoluciones en su conjunto han sido masivamente aceptados en el Partido y en la KNE, así como entre los simpatizantes y amigos del Partido, y más ampliamente entre la clase obrera y fuerzas populares en la sociedad griega. Esta aceptación se ha confirmado en la práctica por la importante actividad que han desarrollado el Partido y la KNE en base a las resoluciones del 19o Congreso.

Sin embargo, este fuerte acuerdo con nuestras resoluciones, así como el trabajo que ha desarrollado el Partido en todos los ámbitos de actividad en el marco del esfuerzo de implementar estas resoluciones, no nos llevan a la complacencia o a la autosuficiencia; tampoco nos llevan a una falta de preocupación por nuestras debilidades y deficiencias, por la manera y la medida en que el Programa y los Estatutos del Partido han sido asimilados y mejor servidos por nuestra actividad.

Sin embargo, la propia vida, los acontecimientos nacionales e internacionales, el curso del movimiento obrero internacional y griego, la propia actividad del Partido y de la KNE, el curso de la lucha de clases en total, dan lugar constantemente a nuevos elementos a los que debemos seguir y tomar en cuenta en las actividades del Partido. Es posible que estos nuevos elementos generen nuevas dificultades, pero al mismo tiempo generan –aunque si no sea siempre evidente a simple vista- nuevas posibilidades.

Los acontecimientos económicos y políticos internacionales y nacionales que han tomado lugar desde el 19o Congreso hasta hoy, las conclusiones y la experiencia que hemos sacado de ellos, así como las tareas que surgen de su análisis y estudio, determinan en gran medida el contenido del tema del 20o Congreso. Pretendemos dar -en la mejor manera posible- respuestas, interpretaciones, predicciones y, en esta base, las direcciones para el próximo período.

El objetivo básico de las Tesis del Comité Central para el 20o Congreso y de la discusión interna que empezará después de su publicación, así como de las resoluciones finales del Congreso, es el fortalecimiento integral ideológico, político y organizativo del Partido y de su Juventud, como el partido para el derrocamiento revolucionario. Este fortalecimiento es una condición previa para llevar a cabo las tareas complejas del reagrupamiento del movimiento obrero, de la lucha contra la guerra imperialista, de la construcción de la alianza social en dirección anticapitalista antimonopolista que tiene como objetivo el poder obrero.

De este fortalecimiento del Partido depende además su capacidad de preparar a las masas obreras y populares para estas tareas mediante el desarrollo del movimiento obrero y popular y la promoción de la alianza de las capas populares en dirección de ruptura y derrocamiento con el sistema capitalista. Esto es cierto también en condiciones cuando todo parece inmóvil o se mueve lentamente hacia el objetivo del contraataque obrero-popular, o incluso cuando hay retrocesos.

En las Tesis pretendemos especializar, cuanto más posible, aspectos de esta preparación y de la actividad que la sirve. Tratamos de señalar las dificultades que enfrentamos hoy y además prever nuevas dificultades posibles que surgirán en el curso de desarrollo de la lucha de clases en nuestro país y a escala internacional, en el movimiento comunista y obrero internacional. Al mismo tiempo, adquirimos la capacidad y la disposición de utilizar cualquier posibilidad, mayor o menor, que se crea en los giros y los vaivenes de los acontecimientos históricos.

Analizamos las condiciones previas que se requieren para avanzar de manera organizada y dinámica, con audacia comunista, responsabilidad y vigilancia:

 Construyendo organizaciones del Partido que trabajen bajo todas las circunstancias en los centros de trabajo y en ramas de importancia estratégica.

 Desarrollando una red de organizaciones del Partido donde "late el corazón" de la clase obrera y de las capas populares.

 Fortaleciendo el KKE y la KNE para poder desempeñar su papel de vanguardia.

 Expandiendo la influencia y el alcance del Partido en nuevas masas obreras y populares que expresan descontento hacia el sistema capitalista, la pobreza y el desempleo que genera, así como hacia todos los administradores de la economía capitalista y del sistema político burgués corrupto y podrido, del Estado burgués.

 Con un trabajo de vanguardia para el reagrupamiento del movimiento obrero sindical.

 Promoviendo la alianza social de trabajadores del sector privado y estatal, de los campesinos pobres y de otros trabajadores autónomos y comerciantes e incorporando cada vez más fuerzas de jóvenes y de mujeres de familias populares en ésta.

Aparte de las cuestiones que explican la situación en el interior y en el exterior, los temas del 20o Congreso se centran en el informe del trabajo del Partido, en las nuevas tareas y la planificación de actividades hasta el 21o Congreso, así como en la elección del nuevo Comité Central y del nuevo Comité Central de Auditoría.

El contenido básico del tema del 20o Congreso se puede resumir en lo siguiente:

"El fortalecimiento integral del KKE para la tarea de reagrupar al movimiento obrero y desarrollar la alianza social en dirección anticapitalista-antimonopolista, en la lucha contra la guerra imperialista, por el poder obrero."

Las Tesis están compuestas de cuatro grandes capítulos y varios subcapítulos.

El primer capítulo abarca los acontecimientos en el sistema imperialista internacional e incluye evaluaciones respecto los desarrollos económicos y sociales en el mundo a finales de la segunda década del siglo 21. Destaca los ámbitos donde se agudizan los antagonismos interimperialistas, donde hay un aumento de los conflictos locales y regionales, y los peligros para una guerra imperialista más generalizada en condiciones de crecimiento de los flujos de refugiados e inmigrantes por las víctimas de las guerras. En este terreno se destacan también los ajustes y la modernización de los mecanismos de represión de los Estados burgueses y de sus organizaciones interestatales.

El segundo capítulo abarca el tema de la posición de Grecia en el sistema capitalista internacional, su posición en la Unión Europea, la relación entre la dimensión nacional e internacional en términos de desarrollo capitalista y de lucha de clases.

El tercer capítulo se refiere a la evaluación de los acontecimientos actuales en Grecia, tanto en la economía griega como en la situación de la clase obrera y de las demás capas populares. Evalúa la línea política del gobierno y el curso de la reconfiguración del sistema político burgués, tal como se ha desarrollado, particularmente, en los últimos cuatro años.

El cuarto capítulo consiste en al informe de trabajo del Partido a partir del 19o Congreso y a las nuevas tareas del Partido y de la KNE hasta el siguiente, el 21o Congreso. Se centra en el informe total del trabajo de estos cuatro años para el fortalecimiento del Partido y de la KNE, en los ejes de la intervención ideológica y política del Partido, en el reagrupamiento del movimiento obrero, en el curso de la alianza social.  Mediante este informe se pretende arrojar luz sobre la cuestión de la relación entre el Partido y el movimiento.  Este capítulo abarca en concreto el curso de la construcción del Partido, la redistribución organizativa de las fuerzas del Partido, la cuestión de los cuadros, las finanzas del Partido, la situación en el movimiento comunista internacional y la actividad y cooperación del KKE con otros partidos comunistas y obreros en el mundo. Se hace una evaluación total breve del trabajo del Comité Central y se plantean las propuestas del Comité Central para las nuevas actividades que se planificarán hasta el 21o Congreso.

El año en que se celebra el 20o Congreso es el año del centenario de la Gran Revolución Socialista de Octubre en 1917 en Rusia, encabezada por el Partido de Lenin que señaló el camino para la clase obrera, los pueblos de todo el mundo para reclamar y tomar en sus propias manos el poder.  Independientemente de los errores, las debilidades y las deficiencias, la contrarrevolución y el retroceso histórico, se ha roto el hielo, se ha abierto el camino, se ha indicado la dirección.

Además, en 2018 el KKE cumple 100 años de existencia y acción desde su fundación el noviembre de 1918 en el Pireo. Se trata de un curso en el que se ha mantenido firme, ha estado presente en todas las luchas del pueblo, ha indicado el camino de la lucha por la nueva sociedad, por la liberación final de la clase obrera, la abolición de la explotación del hombre por el hombre, por el socialismo-comunismo.

Al mismo tiempo, el propio carácter y el accionar del KKE demuestran porque, a pesar de su curso de 100 años, es el partido más joven:  Porque lo que declara respecto las relaciones de propiedad, todas las relaciones sociales, la organización social en total, es el futuro nuevo, necesario y progresivo para la humanidad. Porque el primer intento histórico de construir la sociedad socialista-comunista, el primer esfuerzo, ha demostrado esta tendencia, a pesar del hecho que no logró la fuerza interior y exterior para salir victorioso.

El Comité Central del KKE pide a los miembros del Partido y de la KNE a estudiar las Tesis, a contribuir a mejorarlas a través de su reflexión, propuestas, sugerencias, para que las resoluciones finales reflejen la experiencia rica y colectiva que se ha acumulado a lo largo de estos años.

El diálogo previo al Congreso incluye la discusión sobre las Tesis con el fin de recoger opiniones y comentarios por los amigos y los simpatizantes del Partido, por las y los luchadores que, a pesar de opiniones individuales, entienden la necesidad de que el KKE sea mucho más fuerte. De que el KKE debe tener posiciones científicamente elaboradas, debe ser fuerte en la lucha por el reagrupamiento necesario del movimiento, en la lucha contra la explotación, la guerra imperialista y la pobreza, en la lucha por la construcción de la alianza social en dirección anticapitalista-antimonopolista, por el derrocamiento social y el poder obrero.

 

 

Primer capítulo

ACONTECIMIENTOS EN EL SISTEMA IMPERIALISTA INTERNACIONAL Y SUS CONSECUENCIAS  

Los desarrollos económicos y sociales en el mundo a finales de la segunda década del siglo 21

1. En los cuatro años que han transcurrido desde el 19o Congreso se ha mantenido básicamente la misma tendencia de reordenamientos entre las economías capitalistas que se ha observado en los últimos quince años. En resumen, las características básicas de los desarrollos son:

a.     El fortalecimiento de China en relación con EE.UU. y la zona euro, teniendo como criterio su participación en el Producto Interno Bruto mundial. Como resultado de ello se está intensificando el antagonismo entre China y EE.UU., que todavía mantiene la primera posición, a pesar de la tendencia de reducción de su participación.

b.     La desaceleración de la economía capitalista internacional en los últimos tres años, sin previsión de que algún centro imperialista funcionará como locomotora para que se aumente la tasa de crecimiento. Una característica importante es el hecho de que algunos centros imperialistas (UE, Japón) no han superado, en esencia, los niveles previos a la crisis de 2008.

c.     La gran cantidad de capital sobre-acumulado y la incapacidad de los gobiernos burgueses en todos los centros imperialistas de devaluarlo de manera controlada y satisfactoria (p.ej. en forma de deuda estatal excesiva).

d.     La agudización de la contradicción principal, el fortalecimiento de la tendencia de pauperización absoluta y relativa de la clase obrera, sobre todo en las economías capitalistas más desarrolladas, el aumento del nivel de explotación y de agudización de todas las contradicciones sociales.

e.     El impacto del desarrollo desigual entre los distintos Estados-miembros de las alianzas imperialistas interestatales como es la UE. Este hecho, en combinación con el aumento de la divergencia de los intereses entre las clases burguesas de estos Estados, aumenta la inseguridad en cuanto a la cohesión específicamente de estas alianzas.

La economía capitalista mundial se rige por la siguiente contradicción: Por un lado, la tendencia a la expansión del capital (tanto en forma de Inversiones Extranjeras Inmediatas como a través del movimiento del capital monetario) intensifica la sincronización internacional de los estallidos periódicos de las crisis de sobreacumulación de capital, mientras que, por otro lado, los diferentes intereses antagónicos de los centros imperialistas y de los diversos Estados burgueses individuales impiden la gestión conjunta de la devaluación del capital.

2. En general, los acontecimientos confirman que la tendencia objetiva de internacionalización del movimiento del capital en el marco del mercado capitalista no puede anular el impacto de la ley de desarrollo desigual, ni revertir el hecho de que la reproducción del capital social en la economía capitalista se realiza principalmente en el marco del Estado nacional.

Las condiciones para la reproducción ampliada del capital de los grupos monopolistas, de las sociedades anónimas, en su mayoría se desarrollan en el marco de los Estados nacionales y de las diversas alianzas imperialistas interestatales en las que participan. El Estado burgués nacional sigue siendo el órgano principal que salvaguarda el dominio económico del capital, de los monopolios, de la concentración y centralización del capital en antagonismo con procesos y aspiraciones similares de otros Estados. Sigue siendo un escenario fuerte de lucha de clases implacable entre el trabajo y el capital.

 En base a este funcionamiento contradictorio de la economía capitalista se intensifican las contradicciones interimperialistas y la confrontación interburguesa dentro de cada Estado burgués.

 En el período que transcurrimos se está reforzando temporalmente la corriente burgués del nacionalismo y del proteccionismo en la economía, tanto en EE.UU. y en Gran Bretaña como en Estados fuertes de la zona euro como son Francia e Italia. En la UE varios partidos del euroescepticismo burgués expresan esta corriente específica. La corriente del proteccionismo se desarrolla como opción de sectores de la burguesía en EE.UU. y en Estados de la UE para defenderse contra el deterioro de las condiciones de antagonismo, sobre todo de su capital industrial, particularmente en condiciones de desaceleración de la economía capitalista internacional.

La intervención de la política burguesa para detener una importante devaluación del capital en realidad retrasa el comienzo de una fase de recuperación capitalista dinámica y aumenta los impasses del sistema político burgués. El aparente fortalecimiento de la política del proteccionismo tendrá un impacto negativo al desarrollo del comercio internacional que ya se encuentra en niveles relativamente bajos. Al mismo tiempo se están intensificando los antagonismos y las contradicciones interimperialistas. Se está aumentando objetivamente el peligro de conflictos militares imperialistas más amplios y generalizados. Además, se están aumentando las posibilidades de reconfiguración y de perturbación de la cohesión de alianzas imperialistas, como es la OTAN.

El KKE lleva a cabo una lucha constante e integral tanto contra el nacionalismo burgués como contra el cosmopolitismo del capital que son las dos caras de la ideología de la clase dominante. Está a favor de la unidad internacional de la clase obrera y de su movimiento.

Cada partido comunista y obrero, el movimiento comunista internacional, la clase obrera y su movimiento en todos los países deben prepararse para la posibilidad de una guerra imperialista más generalizada. Deben oponerse a los diversos gritos nacionalistas belicistas y a la creación de un ambiente de hostilidad entre los pueblos. Deben trazar una línea de lucha que no separe la defensa de las fronteras y de los derechos soberanos -desde el punto de vista de la clase obrera y de las capas populares- de la lucha por el derrocamiento del poder del capital en cada país. El movimiento comunista y obrero, representando los intereses de la clase obrera y de los pueblos, no tienen nada que ver con la defensa de los planes de los diversos polos imperialistas, ni con la rentabilidad de los diversos grupos monopolistas.

Más específicamente respecto la economía capitalista mundial

3. EE.UU. sigue ocupando la primera posición en cuanto a su participación en el Producto Interno Bruto Mundial, con una tendencia de disminución. Se prevé que 2016 terminará con una pequeña desaceleración de la economía de EE.UU., siendo la disminución de las exportaciones el principal factor que actúa como freno y que tiene que ver con la apreciación del cambio internacional del dólar y la desaceleración del comercio internacional.

 Además, la participación de la zona euro está mostrando una tendencia de reducción, mientras que se está aumentando la participación de los BRICS (Brasil, Rusia, la India, China, Sudáfrica).

China ocupa la segunda posición en cuanto a su participación en el Producto Interno Bruto Mundial. Su tasa de crecimiento en 2015 (6,9%) sigue siendo alta, aunque se ha reducido significativamente y está en su punto más bajo de los últimos 20 años, con una nueva tendencia a la baja. Este hecho está causando una preocupación general a los centros del capitalismo internacional, debido a la posibilidad de un gran impacto que significaría una disminución significativa del crecimiento de la economía china para la economía capitalista mundial. Estos temores tienen que ver con su gran participación en el mercado internacional (gran participación en el comercio internacional, en las inversiones financieras en bonos extranjeros etc.).

Respectivamente, las predicciones para una recuperación lenta y débil de la UE se centran en una productividad relativamente más baja en comparación con la de EE.UU. y en las consecuencias de la política monetaria y fiscal restrictivas, que a su vez retiene el ritmo de nuevas inversiones. La dificultad de gestionar el sobreendeudamiento de Estados y de grupos bancarios de alcance internacional, así como los grandes déficits en las balanzas de Estados, siguen causando "dolores de cabeza" a los aparatos estatales e interestatales.

El período 2007-2014, la deuda estatal mundial total se aumentó por 27 billones de dólares, aumentando su tasa respecto el Producto Interno Bruto Mundial por 20,8% (informe McKinsey 2015).

Los principales grupos bancarios europeos (Deutsche Bank, Credit Suisse, Barclays, RBS, Monte dei Paschi di Siena etc) han tenido una significativa devaluación de su capital accionario y pérdidas. Deutsche Bank, el mayor banco alemán, ha anunciado pérdidas de 6,8 mil millones de euros y mantiene una exposición a productos derivados de 55 billones de euros.  En Italia, el sector bancario está cargado de préstamos morosos no pagados que totalizan 360 mil millones de euros, cantidad que equivale al 16,7% del total de los préstamos.

Se están intensificando las contradicciones entre EE.UU. y China, así como entre otros Estados capitalistas fuertes

4. A nivel económico y militar se está agudizando el antagonismo entre EE.UU. y China y entre EE.UU. y Rusia.

China es ya el Estado-acreedor más importante de EE.UU. La participación relativa de EE.UU. en el Producto Interno Bruto Mundial se disminuyó del 31% en 2000 al 23% en 2015, mientras que la participación de China se aumentó del 3,6% en 2000 al 14,9% en 2015. Respecto sus intercambios comerciales, el 8,95% de las importaciones de China son de EE.UU., mientras que el 21,8% de las importaciones de EE.UU. son de China, lo cual explica la preocupación actual de la política burguesa de EE.UU. Además, se han incrementado las exportaciones de productos de China hacia la UE. La participación de China en las importaciones de la UE se incrementó del 5,2% en 2000 al 13,8% en 2015, mientras que en el mismo período la proporción respectiva de EE.UU. se redujo del 14% al 10,2%.

EE.UU. mantiene desde el punto de vista de la fuerza económica, política y militar en total la primera posición en la pirámide del sistema capitalista internacional. Simultáneamente con su posición dominante en el FMI y en el Banco Mundial, en el período de la administración de Obama elaboró dos propuestas básicas para fortalecer su presencia en el mercado europeo y asiático.

En cuanto a Europa, propuso la "Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión con la UE" (TTIP), mientras que respecto Asia se propuso el "Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica" (TTP) del cual excluye a China. La propuesta estadounidense de la TTIP se ha caracterizado acertadamente como la propuesta para la formación de una "OTAN económica". Si se implementa -un desarrollo en cuya perspectiva ya se manifiestan contradicciones intercapitalistas- se evalúa que cubrirá el 50% de la producción mundial, el 30% del comercio mundial y el 20% de las Inversiones Extranjeras Directas a nivel internacional. El precursor y punto de partida de la TTIP es el llamado "Acuerdo Económico y Comercial Global" (CETA) que fue firmado recientemente entre la UE y Canadá.

Una parte de la burguesía alemana y de la burguesía francesa consideran que la propuesta de EE.UU. es en esencia el "caballo de Troya" para que se asegure la hegemonía estadounidense en Europa. Las negociaciones han avanzado difícilmente a partir de 2013, con las reacciones particularmente del presidente francés Hollande, del vicecanciller alemán Gabriel y de varios líderes de la corriente del "euroescepticismo", como Le Pen.

El fortalecimiento de la corriente burguesa del nacionalismo y del proteccionismo de la economía, que fue reflejado en la victoria de Trump en las elecciones presidenciales de EE.UU., señala la revisión de los planes anteriormente mencionados de la anterior administración de EE.UU.

Durante la campaña electoral, Trump se posicionó negativamente respecto los acuerdos interestatales de libre comercio de EE.UU. en el océano Pacífico (TTP) y en el océano Atlántico (TTIP), y dijo que es necesaria la protección arancelaria de la producción nacional con el fin de impulsar la producción industrial de EE.UU. Al mismo tiempo, planteó la cuestión de la revisión de los actuales acuerdos de la Organización Mundial de Comercio (OMC). Además, destacó como perspectiva la renegociación radical de la deuda externa estadounidense, dejando abierta la posibilidad de un recorte, mientras que en esencia habló de la necesidad de revisar la política exterior de EE.UU., con características básicas por un lado la aproximación de Rusia y por otro lado la indicación de China como el principal adversario de EE.UU. Después de su elección, ya ha suavizado algunas de sus posiciones con formulaciones más suaves en comparación con su dura línea pre-electoral, lo cual es imperativo puesto que, ya, como presidente expresa el interés general de la clase dominante de EE.UU. De todos modos, ha anunciado claramente la retirada de EE.UU. del Acuerdo de Comercio Libre en el Pacífico.

5. Por el contrario, China en 2014 presentó su iniciativa "Una zona, un camino" (OBOR), es decir la creación de una zona de libre comercio, de una red que va a conectar a China con el resto de Asia, Europa y África con acuerdos económicos ventajosos. El plan incluye una ruta terrestre y una ruta marítima, que se llaman "Ruta de la Seda por tierra y por mar del siglo XXI". A finales de 2014 se creó el fondo estatal para financiar la infraestructura para la Ruta de la Seda (Fondo de la Ruta de la Seda) con un capital inicial de 40 mil millones dólares (p.ej. para la financiación de líneas ferroviarias de alta velocidad, para la modernización de los puertos etc.).

 Al mismo tiempo, China ha desempeñado un papel principal en la formación del Nuevo Banco de Desarrollo (NBD) de los BRICS, así como del Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (AIIB), entre cuyos 57 miembros se encuentran Bretaña, Francia y Alemania, pero no EE.UU. Se trata de dos pasos que son una "respuesta económica" a la hegemonía de EE.UU. en el FMI y en el Banco Mundial.

A pesar del desacuerdo de los demás miembros de los BRICS (Brasil, Rusia, la India y Sudáfrica), China ha impuesto su papel dirigente en el Nuevo Banco de Desarrollo tanto a través de la mayor participación accionista en el capital inicial, como a través de la elección de Shanghái como sede del banco. 

6. En el ámbito de la competencia económica es significativo el intento de mantener la cohesión de la UE y el futuro que se prevé para la zona euro, sobre todo después de la victoria del Brexit en el referéndum en Bretaña. Esta realidad hace aún más complejos los antagonismos interimperialistas y aumenta la inestabilidad de las cooperaciones interestatales actuales. Los acontecimientos en la UE afectan directamente los acontecimientos y las contradicciones en Grecia, un asunto que se examina en detalle en otro capítulo.

La nueva crisis económica latente más sincronizada, la intensificación de la lucha por el control de los mercados, de los recursos energéticos y por las rutas de transporte de petróleo y de gas natural, los focos de guerra existentes en el Oriente Medio y en Ucrania, las tensiones en Europa Oriental y Central en relación con Rusia, el Ártico y el mar del Sur de China, están aumentando el peligro de una guerra imperialista a gran escala.

Se están aumentando las desigualdades clasistas en el mundo

7. Las desigualdades clasistas a escala mundial se están aumentando constantemente. La distribución desigual de la riqueza mundial se ha ampliado aún más después de la crisis capitalista internacional sincronizada. Según el informe anual respecto la riqueza mundial (por Credit Suisse), el 90% de la población posee aproximadamente el 10% de la riqueza, y el 75% de los más pobres posee menos del 3% de la riqueza. De hecho, del 10% de la población que posee el 90% de la riqueza, sólo el 1% posee aproximadamente el 50% de la riqueza. Al mismo tiempo, el 71% de la población mundial vive con menos de lo que corresponde a 8 euros al día.

Los resultados de estas desigualdades clasistas se reflejan también en la falta de acceso a agua potable a 780 millones de personas, a la falta de acceso a servicios de saneamiento a 2,5 mil millones de personas y a la falta de acceso a elecrticidad a 1,3 mil millones de personas.

Aproximadamente 3 mil millones de personas recogen madera y restos de biomasa para cocinar, una práctica que está vinculada a 3,5 millones de muertes prematuras a causa de la mala calidad del aire interior.

Por último, casi 800 millones de personas se registran como subalimentados crónicos, mientras que 3,5 millones de niños mueren de hambre cada año.

Intensificación de los conflictos militares locales y regionales y aumento del peligro de su generalización

8. Los antagonismos interimperialistas agudos y las grandes contradicciones de fuertes Estados e intereses capitalistas llevan hoy a constantes reconfiguraciones de alianzas, a continuos fenómenos de formación de ejes y anti-ejes a nivel internacional.

La intensificación de los antagonismos interimperialistas ha llevado no sólo al aumento de los gastos militares, sino además a reordenamientos entre los Estados capitalistas, en términos de su poder militar. Según el Instituto Internacional de Investigación por la Paz de Estocolmo (SIPRI), los gastos militares mundiales para el 2015 llegaron a 1,7 billones de dólares, con un aumento de un 1% en relación con el 2014.

EE.UU. sigue siendo la mayor potencia militar del planeta, gastando más 600 mil millones de dólares al año, es decir tanto como gastan juntas las otras diez potencias militares más fuertes.

Rusia es la segunda potencia militar más fuerte. A través de la actualización y el fortalecimiento de su poder militar pretende asegurar los intereses económicos de sus monopolios. Así que en 2015 gastó 66,4 mil millones de dólares, una cantidad aumentada por 7,5% en relación con el 2014 y por 91% en relación con el 2006.

En este período también se destaca la carrera de armamentos de China y de la India (3a y 4a potencias militares en el mundo) para llenar los vacíos y aumentar su poder militar a niveles que correspondan al poder y al alcance económicos de sus grupos empresariales.

Otros Estados que son aliados de EE.UU. tanto en el marco de la OTAN, como Francia (5a), Gran Bretaña (6a), Turquía (8a), Alemania (9a), Italia (10), o fuera de la OTAN, como Japón (7a), Corea del Sur (11a) e Israel (16a) han concentrado también grandes fuerzas militares.

 Por supuesto, el poder militar no se determina sólo tomando en cuenta los gastos militares, las capacidades de armamento y el control de la producción y del mercado mundial de armas; es un asunto más complejo que tiene que ver con la capacidad total de cada clase burguesa de defender sus intereses, tanto en el interior del país como a nivel internacional, con medios militares, cuando los medios económicos y político-diplomáticos no son suficientes.

Así que aparte del gasto militar anual, el poder militar tiene que ver además con el tamaño de las fuerzas militares adquirido con el tiempo, la superioridad tecnológica, la existencia de bases en el exterior en combinación con el control de territorios de importancia estratégica, la superioridad en reunir información, la capacidad de llevar a cabo guerras poco ortodoxas. El poder militar está relacionado con el poder económico, aunque la presencia económica fuerte de un Estado no determina necesariamente su poder militar. Este último requiere una industria militar fuerte, la capacidad de entrenamiento y reentrenamiento de las fuerzas en el arte de guerra y en las nuevas tecnologías, la modernización continua de los medios militares y un alto nivel de conocimientos técnicos que en ciertos tipos de armas como los nucleares requiere muchos años de investigación y gran cantidad de fondos.

9. En la época actual las armas nucleares son de suma importancia. Los Estados que disponen de armas nucleares son EE.UU., Rusia, China, la India, Bretaña, Francia, Israel, Pakistán y Corea del Norte.

Sin embargo, incluso entre estas potencias nucleares hay grandes diferencias ya que entre ellas destacan el potencial de EE.UU. y de Rusia. Aparte de estos dos países que tienen miles de cabezas nucleares listas para ser lanzadas, sólo Bretaña y Francia disponen de armas nucleares listas para ser utilizadas, y posiblemente Israel.

Rusia es potencialmente la única potencia militar que puede responder a EE.UU. en caso de que reciba un ataque nuclear, causando daños devastadores. Se cree que este peligro es un factor que impide el uso de armas nucleares. Sin embargo, se ha demostrado históricamente que en el caso de intensificación del antagonismo interimperialista y de su transformación en conflicto militar, los Estados capitalistas no dudan a utilizar este tipo de armas.

En base a lo anterior se entiende porque uno de los temas principales de la confrontación actual entre EE.UU. y Rusia es la instalación en Europa y en la región del Pacífico del "escudo" antimisiles de EE.UU. Estas medidas pretenden impedir una posible respuesta de Rusia si EE.UU. y la alianza de la OTAN intentan dar un "primer ataque nuclear".

Además, es de gran importancia la capacidad de una respuesta militar rápida. La OTAN ha dado mayor énfasis en la formación de cuerpos militares de intervención rápida, que para poder llevar a cabo su tarea necesitan medios contemporáneos de apoyo como son los portaaviones o los bombarderos estratégicos, así como nuevos territorios como apoyos geopolíticos, que se consigue mediante las alianzas políticas y militares así como con bases en el extranjero.

En el período próximo, la correlación de fuerzas militares será decisivamente afectada por la utilización de la nueva tecnología, de aviones de 5a y 6a generación, de armas láser etc. 

Alianzas político-militares y confrontaciones

10. Cada clase burguesa pretende aumentar su poder a través de alianzas político-militares. La OTAN sigue siendo la alianza político-militar más fuerte a pesar de la intensificación de las contradicciones en su interior y la tendencia evidente de formación de un mecanismo militar independiente de la UE. Las resoluciones de la OTAN en Varsovia "dieron el tono" de la determinación de los imperialistas estadounidenses y europeos a defender sus intereses contra la burguesía de Rusia, utilizando todos los medios militares a su disposición en toda la línea fronteriza entre Rusia y la OTAN.

 Similares planes de fortalecimiento de su presencia han desarrollado la OTAN y EE.UU. tanto en la región del Pacífico (con la estrategia "Pivote hacia Asia"), así como en otras regiones.

En cuanto a los campos de confrontación militar existentes o posibles, se destacan el Mediterráneo sureste, Asia sureste, África del Norte y el Ártico, sin excluir otros focos o regiones volátiles como son el Cáucaso, el Golfo Pérsico, la región de Adén y los Balcanes.

Además, tanto las confrontaciones militares en Europa (sureste de Ucrania, Crimea) como el fortalecimiento de la OTAN en el Mar Báltico, en el Mar Negro así como en los Balcanes y en el Egeo, son factores que abogan por la posibilidad de que se estallen conflictos militares incluso en terreno europeo.

Sin embargo, aparte de la OTAN, han surgido ya otras alianzas político-militares (Organización de Cooperación de Shanghái, Organización de Pacto Colectivo de Seguridad etc.), que a pesar del hecho de que todavía son más "frágiles" y menos desarrolladas que la OTAN, coinciden en el carácter clasista, es decir son alianzas de Estados capitalistas.

Al mismo tiempo, en algunas regiones, como en América Latina y África, se están formando alianzas político-económicas relacionadas además con opciones y cooperaciones político-militares concretas como por ejemplo con la UE. Además, Estados de América Latina (como Colombia, Perú, Chile, México) y otros (como Australia) están integrados en el plan general de promoción de "asociaciones" con la OTAN.

En los últimos años han ido desarrollándose los ejércitos mercenarios, es decir las empresas militares privadas que en base a varios pretextos (p.ej. la piratería, el narcotráfico, el entrenamiento militar, el "terrorismo") llevan a cabo misiones en decenas de regiones en guerra enviados por los Estados capitalistas. Estos ejércitos están integrados en los planes imperialistas, en las llamadas guerras poco ortodoxas, y dan a los gobiernos burgueses la posibilidad de gestionar mejor las pérdidas humanas en las operaciones militares en las que participan.

11. Las confrontaciones militares se llevan a cabo sobre las siguientes cuestiones:

  • El control de los depósitos de energía y de las rutas de transporte de los recursos energéticos (p.ej. petróleo, gas natural, tubos etc.).
  • El control de las rutas por tierra y por mar de transporte de mercancías (p.ej. la Ruta de la Seda, las rutas marítimas en el Mediterráneo, el Bósforo, el Cuerno de África etc.).
  • El control de la riqueza subterránea en el Ártico, de la riqueza mineral, de tierras raras, así como de las reservas de agua.
  • El uso del espacio con fines militares.
  • La lucha por la participación en los mercados, en la que los medios militares se utilizan no sólo para lograr mayor participación en los mercados, sino además para disminuir la participación de los antagonistas.

En estas condiciones, la actividad de los llamados grupos "islámicos terroristas" es parte integral de la guerra imperialista en el siglo 21. Y esto es cierto independientemente del nivel en que la actividad de estas organizaciones se forma bajo el apoyo o la tolerancia de centros imperialistas o si se manifiesta como un elemento que afirme la independencia de estas fuerzas de los centros poderosos que las reforzaron en el pasado.

La actividad de estas organizaciones se utiliza objetivamente como elemento de la "guerra poco ortodoxa" de un Estado o de algunos sectores de ello en contra de los intereses de otro Estado capitalista o como un pretexto para llevar a cabo una intervención imperialista. Por supuesto, la actividad de estas organizaciones no tiene sólo estos objetivos sino que se utiliza para fortalecer los mecanismos de represión de varios Estados burgueses, así como para la preparación ideológica de los trabajadores ante la posibilidad de implicación de sus países en nuevas intervenciones imperialistas en el nombre de la lucha contra el "terrorismo".

Por supuesto, junto con el antagonismo feroz por las ganancias de los monopolios, se están desarrollando esfuerzos de compromiso, de alcanzar un acuerdo, de suspensión temporal de cualquier generalización de la confrontación, incluso de reconfiguración de alianzas, como demuestran los acontecimientos en el "campo" euroatlántico.

Los acontecimientos en Turquía y Siria se caracterizan por la fluidez y la movilidad en la formación de alianzas entre los Estados capitalistas y de la posible reconfiguración de alianzas.  Sin embargo, no se debe absolutizar ni la tendencia de conservación de las viejas alianzas ni la tendencia de su diferenciación. Es importante seguir continuamente estos desarrollos porque están relacionados con el reordenamiento en la correlación de fuerzas entre alianzas y centros imperialistas, inclusive en Europa, y pueden desencadenar desarrollos más generales.

En esta fase, a pesar del hecho de que la OTAN se está desarrollando y expandiendo aún más, manteniendo siempre como núcleo duro los Estados euroatlánticos, no podemos decir que en general ha mantenido un curso permanente, estable e inalterable, ya que las alianzas se forman en el fondo de contradicciones intensas.

Las relaciones greco-turcas y el peligro de una confrontación militar

12. La burguesía griega y el gobierno griego ya están promoviendo activamente los planes de la OTAN en la región (armada en el Egeo, utilización de las bases, apoyo de operaciones en los Balcanes, Ucrania etc.).

La agudización de las contradicciones entre la burguesía griega y la burguesía turca es directamente afectada por los acontecimientos en la región más amplia del Mediterráneo Oriental, del Oriente Medio, de África del Norte y puede ser un factor clave para la implicación militar directa de Grecia.

La burguesía de Turquía -a la que actualmente, hasta cierto punto, otros Estados capitalistas están tratando de debilitar- busca mejorar su posición a través del control y de la adquisición de nuevos territorios y zonas marítimas. Se continúa la ocupación militar y la violación de derechos del Estado chipriota, así como las disputas provocativas de los derechos soberanos del Estado griego (disputa de las fronteras, violaciones por aire y mar, la creación de zonas grises en el Egeo, culminando en las declaraciones recientes repetidas de Erdogan que cuestiona el Tratado de Lausana, etc.). Pretende utilizar las minorías (religiosas, étnicas etc.) para conseguir sus planes en la amplia región de los Balcanes.

Las regiones del Egeo y de la Tracia son posibles campos de confrontación militar entre las clases burguesas de los Estados vecinos, de Grecia y Turquía, con la posible implicación y planes intercalados de Albania y de ARYM, que en los últimos años han ido desarrollando una cooperación política y militar estrecha con Turquía. En este marco están integradas las declaraciones provocativas del primer ministro de Albania (plantea la cuestión inexistente de Cameria etc.) así como la promoción de consignas irredentistas de parte de ARYM. El fortalecimiento del nacionalismo albanés a expensas de Grecia y de los demás Estados de la región refuerza a los círculos nacionalistas en Grecia y en otros Estados. Los acontecimientos en la región de los Balcanes están marcados por la ampliación de la UE y de la OTAN y, como consecuencia, su implicación más directa en los planes y antagonismos imperialistas en la región.

Aparte de los Estados balcánicos anteriormente mencionados, en este período Turquía está tratando acercarse y cooperar con Rusia. Estos acontecimientos son nuevos elementos y requieren una atención constante.

La situación se complica por el hecho de que ambos Estados, Grecia y Turquía, son miembros de la OTAN. Una posible escalada de la confrontación entre ellos significaría una ruptura en la OTAN en una región muy esencial para sus intereses, que, sin embargo, al mismo tiempo podría ser utilizada por EE.UU. y la OTAN para reforzar su papel en el mar Egeo y en el Mediterráneo Oriental. Es cierto que una ruptura muy grave en el interior de la OTAN será principalmente el resultado de una ruptura vertical de cualquier acuerdo o equilibrio entre los centros imperialistas básicos y no sólo a causa de una tensión o confrontación entre Grecia y Turquía.

Además, hay que prestar atención constantemente a la postura de la burguesía griega ante la posibilidad de una confrontación más general entre Rusia y EE.UU. o incluso entre China y EE.UU. en el futuro. Hoy día, la burguesía griega, incluso mediante la política del gobierno de SYRIZA-ANEL, participa activamente en los planes de la OTAN que se dirigen contra Rusia. Apoya las decisiones que se toman en su contra, facilita la presencia aumentada de la OTAN en el Egeo con el pretexto de controlar el flujo de inmigrantes y refugiados (pero el verdadero objetivo es de ejercer un mejor control de los tránsitos de la flota rusa), participa en los ejercicios aéreos conjuntos con Bulgaria con el objetivo básico de evitar la "amenaza rusa" en el Mar Negro.

Al mismo tiempo, el gobierno está tratando de establecer relaciones especiales con Rusia, así como con China, en el marco de las aspiraciones de mejorar la posición de la burguesía griega mediante el papel especial de Grecia en la vinculación del mercado asiático con el mercado europeo.

El período anterior, el gobierno griego estaba anunciando su papel como de "puente" entre Rusia y el "Occidente", un papel que fue tolerado o incluso apoyado por EE.UU. En todo caso, una posible agudización de las contradicciones entre Rusia-EE.UU.-OTAN será un factor de agudización de las contradicciones y de los dilemas en la burguesía de Grecia, ya que le conviene su participación en el marco euroatlántico.

El eje de cooperación de Grecia con Israel no es un factor de paz en la región, independientemente de si avanza el acercamiento entre Turquía e Israel.

Sobre la cuestión chipriota

13. En el marco de los antagonismos de las clases burguesas de Turquía, de Grecia y de Chipre, así como del papel negativo que han ido desempeñando hasta hoy en la solución de la cuestión chipriota los EE.UU, Gran Bretaña, la OTAN y la UE, se desarrollan planes negativos para los pueblos.

La cuestión chipriota es un problema internacional de invasión y ocupación de la parte norte de Chipre por Turquía. Su carácter internacional se refleja en las resoluciones respectivas del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Los nuevos procesos llevan a la división definitiva de Chipre, en esencia, a la formación de dos entidades estatales diferentes que constituirán una Federación sólo en términos formales y coyunturales.

Nos oponemos -como nos opusimos de manera fuerte y decisiva al plan Annan que al final fue rechazado por el pueblo chipriota- a cualquier esfuerzo de imponer una solución que perpetuará la división y no ofrecerá una solución viable y solvente para el conjunto del pueblo chipriota, los grecochipriotas, los turcochipriotas, los armenios, los latinos y los maronitas.

Nuestra lucha tiene como objetivo un Chipre unido, independiente, con una sola soberanía, con una nacionalidad y personalidad internacional, sin bases o tropas extranjeras, sin garantes y sin protectores extranjeros. 

14. En total, la guerra es un fenómeno inherente del capitalismo, así como de toda sociedad explotadora. La "paz" imperialista prepara nuevas guerras imperialistas. No obstante, "la guerra es la continuación de la política por otros medios", sobre todo en condiciones de profunda crisis de sobreacumulación de capital y de cambios importantes en la correlación de fuerzas del sistema imperialista internacional, donde la redistribución de los mercados rara vez se hace sin que se derrame sangre, en base a la experiencia de todo el siglo 20.

El KKE, a diferencia de los demás partidos, revela constantemente al pueblo griego los peligros creados por las guerras imperialistas, contribuye decisivamente al fortalecimiento de la lucha contra la participación de Grecia en los planes imperialistas, contra las bases extranjeras, contra el cambio y la redefinición de las fronteras de la región que están planificando los centros imperialistas. Lucha firmemente por el desencadenamiento de Grecia de las uniones imperialistas y del camino de desarrollo capitalista que es la causa de las guerras.

El KKE estudia los desarrollos teniendo como criterio los intereses del pueblo, la necesidad de coordinar su lucha para confrontar el régimen que lleva a cabo a toda invasión y ocupación. Incorpora esta lucha en el objetivo de la liberación total del pueblo de las cadenas de la explotación capitalista y de la barbarie imperialista.

Fortalecimiento y actualización de los mecanismos de represión

15. Se está intensificando el debate en la UE y en cada Estado burgués respecto la llamada "nueva doctrina de seguridad nacional". La "seguridad" se proclama como la cuestión número uno para los Estados de la Unión Europea. Se utilizan como motivo y pretexto la actividad de los yihadistas, el control del flujo de refugiados, así como cuestiones más generales que tienen que ver con la estabilidad interna y la cohesión como condiciones previas para la recuperación y la confrontación de las consecuencias de la crisis.

Detrás de estos pretextos están las aspiraciones ocultas de las clases burguesas en el interior (prevención de la posible agudización de la lucha de clases) y en el exterior (defensa de los intereses de la UE y de sus Estados miembros a través de una intervención más energética en los conflictos internacionales). Es significativo el hecho de que el "Libro Blanco para la Seguridad" de Alemania conecta directamente la cuestión de la seguridad interna con la aspiración de Alemania de reforzar su papel militar a escala internacional. Durante el período anterior ha habido los siguientes desarrollos:

  • Las resoluciones de la cumbre de la OTAN en Varsovia para una mejor cooperación con la UE en materia de seguridad.
  • La declaración de "estado de emergencia" en Francia, en Bélgica y en ciudades de Alemania, activando las disposiciones pertinentes en las constituciones burguesas y en los Tratados de la UE.
  • El fortalecimiento de la tendencia de fortalecimiento del Euroejército y de las fuerzas militares de la UE mediante la creación de la "Unión Europea de Defensa".
  • La formación de nuevos mecanismos militares y policiales (p.ej. Gran Bretaña).
  • La invocación del artículo 42.7 del Tratado de la UE por Francia, después del ataque asesino en París, para la realización de bombardeos coordinados junto con otros Estados europeos en Siria.
  • La sustitución de FRONTEX por la Guardia Europea de Fronteras y Costas con la capacidad de intervenir directamente a cualquier sitio donde faltan las medidas de seguridad y las fronteras son vulnerables.
  • La "Red de conocimiento de la Radicalización" que ha creado la UE y que pretende identificar el terrorismo con cualquier actividad que se opone o cuestiona el sistema capitalista. La legislación reaccionaria de la UE sobre la protección de la "infraestructura crucial" (empresas de energía, de transporte, de telecomunicaciones etc.) está directamente ligada con esta.
  • Estos mecanismos y las tendencias tienen como objetivo apuntalar los Estados burgueses en el fondo de la intensificación de las contradicciones interimperialistas y de la posibilidad de participar en conflictos más generalizados. Al mismo tiempo, pretenden controlar la clase obrera y las capas populares, restringir las libertades y los derechos populares a través de la mayor militarización y una tendencia creciente a la reacción.

Desde luego, la capacidad de elaborar una "política de seguridad conjunta" de los Estados de la UE depende en gran medida del nivel de cohesión y del curso de la propia UE que, por cierto, no se manifiesta sólo a nivel de la economía.

El movimiento comunista debe confrontar esta red creciente de mecanismos de represión y de vigilancia mediante el fortalecimiento de la lucha de clases coordinada a nivel regional e internacional.

Sobre los flujos de refugiados e inmigrantes. Nuestra postura en relación con las víctimas de las guerras imperialistas y de la explotación capitalista

16.El desarrollo capitalista desigual, pero principalmente las intervenciones y las guerras imperialistas, las actividades de nuevas formaciones políticas y estatales reaccionarias ("Estado Islámico", Al Qaeda, Boko Haram) en la región que se extiende desde Ucrania, el Oriente Medio, el Mediterráneo Oriental, hasta África de Norte y África subsahariana, han dado lugar a grandes flujos de inmigrantes y sobre todo de refugiados, a la intensificación del problema de los flujos de estos países hacia Europa.

En 2015, el número de los refugiados y de los desplazados internos en todo el mundo ha presentado un nuevo aumento, llegando a los 65,3 millones de personas (es decir 1 de cada 113 habitantes de la Tierra), de los cuales el 50% eran niños. Siria, Afganistán y Somalia son los países de los que viene más de la mitad de los refugiados. Al mismo tiempo, Siria e Irak ocupan la 2a y 3a posición respectivamente en cuanto a los desplazados internos.

En los últimos años, Grecia se ha convertido en el país principal de entrada y de tránsito de refugiados que buscan refugio en la UE.  En 2015 en particular, casi un millón de refugiados, en su mayoría sirios, fueron promovidos de las islas griegas del Egeo a Estados-miembros de la UE central y norte.  Estos refugiados se han beneficiado de la política de las "fronteras abiertas" adoptada por varios gobiernos y fuerzas burgueses de Estados-miembros de la UE para un corto período de tiempo, con el fin de proveer a sus grupos monopolistas con mano de obra y científicos baratos y con pocos derechos de entre los refugiados. Luego, cuando se aumentaron los flujos de refugiados e inmigrantes, prevaleció la política de las "fronteras cerradas". La esencia de la política de refugiados e inmigrantes de la UE consiste, a pesar de las contradicciones y las controversias, en la selección de un número de refugiados e inmigrantes para las necesidades de la economía capitalista y en la regulación de estos flujos, de acuerdo con las necesidades.

Las resoluciones más importantes de la UE que implementan la política respecto los refugiados e inmigrantes son: las resoluciones para la clasificación de los refugiados a través de los hot spots y de los programas de distribución de los refugiados a los Estados miembros (reubicación), el ajuste del Reglamento de Dublín a las exigencias de la implementación de la política general de la UE respecto los refugiados e inmigrantes y el control de los flujos a favor del capital, la nueva legislación más reaccionaria en materia de asilo, el acuerdo entre la UE y Turquía que viola abiertamente el derecho internacional respecto los refugiados y -en combinación con el cierre de las fronteras- ha llevado al atrapamiento de refugiados en Grecia, la operación naval militar de la UE "SOFIA" al alta mar de Libia, la operación de la OTAN en el Egeo y la formación de la Guardia Europea de Fronteras y Costas que podrá operar en las fronteras de los Estados-miembros, incluso sin su consentimientos, y los desarrollos en torno al Tratado de Schengen.

El gobierno de SYRIZA-ANEL, a pesar de su diferente retórica en relación con la de los gobiernos anteriores, ha apoyado y ha aplicado todas las decisiones de la UE y de la OTAN que enredan aún más la cuestión de los refugiados y de los inmigrantes en los antagonismos de los centros imperialistas en la región. Estas decisiones han tenido un impacto particular en las relaciones greco-turcas, con el ejemplo característico de las presiones ejercidas para la aplicación del Acuerdo entre la UE y Turquía.

El gobierno ha creado condiciones de atrapamiento permanente para la mayoría de los refugiados e inmigrantes; es responsable para las miserables condiciones de vida en la mayoría de los campos de refugiados, para las consecuencias a la vida de los habitantes y la actividad de los miembros del Amanecer Dorado, de los fascistas y de otras fuerzas y mecanismos reaccionarios que montan provocaciones a expensas de los refugiados, lo inmigrantes y los residentes locales. Ha entregado a las ONG el sector de los servicios relacionados con los refugiados y los inmigrantes. Además, respecto los viejos inmigrantes económicos, muchos de los que sufren a causa de la no renovación de su permiso de residencia, el gobierno de SYRIZA-ANEL ha tomado medidas temporales y ocasionales que, de hecho, en ciertos casos, como los trabajadores agrícolas, están en dirección aún más antiobrera.

En oposición a las políticas de las uniones imperialistas, del capital y de los gobiernos griegos, el KKE ha luchado para aliviar las consecuencias del problema, para la liberación y el transporte seguro de los refugiados a sus países de destino, para condiciones de alojamiento temporal decentes. El KKE ha contribuido con sus fuerzas en el movimiento obrero y popular, a la organización de la solidaridad popular verdadera, lejos de la caridad cosmopolita. Ha dado y sigue dando prioridad a la indicación de las causas de la inmigración masiva y de las olas de refugiados, así como a la organización de la lucha del pueblo, independientemente de su origen étnico, raza, idioma, religión, contra estas causas, contra la guerra imperialista y su fuente que es el capitalismo. La lucha anticapitalista, la lucha contra las consecuencias de la crisis capitalista y las guerras imperialistas, es necesaria para eliminar las causas que impiden a los pueblos a vivir con dignidad y seguridad y ser los dueños de sus propios países.

 

 

Segundo capítulo

GRECIA EN EL SISTEMA IMPERIALISTA INTERNACIONAL 

La Unión Europea y la posición de Grecia en esta

17.Los acontecimientos que han tenido lugar después del estallido de la crisis internacional en 2008-2009 han confirmado que la Unión Europea y la zona euro no son una formación coherente, estable y permanente.

En los años después del estallido de la crisis mundial, la correlación se ha cambiado -tanto en la UE como en su núcleo dirigente- a favor de Alemania. El aumento de la brecha a expensas de Francia e Italia se manifiesta en primer lugar en la tasa media anual de variación del PIB por década limitada, mientras que se refleja en el balance de cuentas corrientes y en su situación fiscal.

En la última década (2006-2016), la tasa media anual de crecimiento del PIB en la zona euro se ha situado en torno al 0,54%, es decir, está estancada. La superioridad de Alemania se refleja también en la tasa media de crecimiento anual, lo que equivale a 1,2% en comparación con el 0,6% de Italia y el 0,7% de Francia.

Se espera que un número de factores que tuvieron un impacto en la recuperación débil de la zona euro, como la caída significativa en los precios de combustibles y la devaluación del euro, se espere que se debiliten. Al mismo tiempo, una serie de acontecimientos (p.ej. el Brexit, la tendencia de fortalecimiento del proteccionismo, problemas graves en los principales bancos europeos) afectarán las perspectivas y la tasa de crecimiento capitalista en la UE y en la zona euro.

La Comisión Europea está tratando de apoyar el proceso de recuperación a través de una relajación leve de la política fiscal, mientras que el Banco Central Europeo, por su parte, implementa una relativa relajación de la política monetaria. Al mismo tiempo, todas las instituciones de la UE, de acuerdo con los gobiernos de los Estados- miembros, están promoviendo reestructuraciones para conseguir mano de obra barata para los grupos empresariales.

Sin embargo, las políticas de la Unión Europea no pueden suavizar la desigualdad en la zona euro que se refleja en la creciente brecha entre los países con un excedente comercial estable (Alemania, Países Bajos, etc.) y la mayoría de los Estados con déficits respectivos. En este terreno, en 2015 se dio a conocer la famosa propuesta de los cinco presidentes (de la Comisión Europea, del Banco Central Europeo, del Consejo Europeo, del Parlamento Europeo y del Eurogrupo) para funcionar como un marco de negociación para la "Realización de la Unión Económica y Monetaria Europea". Esta propuesta se centra en la cuestión de la Unión Financiera, de la Unión Fiscal y de la profundización teniendo como objetivo la Unión Política, en base a los tratados existentes de la UE.

18.El resultado del referéndum británico y el aumento del euroescepticismo burgués en Francia, Italia y otros Estados-miembros de la UE dejan abierta la posibilidad de fortalecimiento de las fuerzas centrífugas, de nuevos referendos y de un nuevo debilitamiento de la UE.

 El resultado del Brexit refleja en cierta medida la postura negativa general de la burguesía británica en el proceso de profundización de la UEM y de la UE, su firme convergencia con EE.UU. en el antagonismo con Alemania, la existencia de sectores del capital británico y estadounidense que deseaban la salida británica de la UE y la contención del descontento popular en la corriente del euroescepticismo burgués. Al mismo tiempo, hay cierta movilidad en la dirección de reclamar la repetición del referéndum.

Sin embargo, parece que la dirección general de las negociaciones será mantener una "estrecha relación" con la UE. En este terreno se van complicando los dilemas de la política burguesa en Alemania y en otros Estados-miembros de la UE. En primer lugar, la línea dominante de la burguesía alemana se sitúa entre el mantenimiento del carácter intergubernamental de las decisiones de la UE y la imposición en la práctica de una UE de varias velocidades, con muchos círculos concéntricos, con normas estrictas sobre la política fiscal. Sin embargo, la socialdemocracia alemana en gran medida está de acuerdo con las propuestas para la profundización de la integración europea planteadas por Francia e Italia.

Los gobiernos de Francia e Italia -así como de los demás países pertenecientes al denominado "Club Med" que se formó mediante la firma de la denominada "Declaración de Atenas"- por un lado piden una relajación de la política fiscal con el fin de hacer mayor uso de las herramientas de la política fiscal para ayudar a la rentabilidad capitalista y por otro lado para profundizar la unificación de la zona euro (un solo parlamento y un presupuesto único de la zona euro, un gobierno unificado, etc.) para que Alemania asuma prácticamente del papel de garante de los Estados endeudados y de los grandes bancos problemáticos de la UE. Mientras tanto, en Francia y en Italia se está reforzando la corriente euroescéptica de la oposición.

Algunos Estados miembros que mantienen relaciones estrechas con los EE.UU., como el grupo de Visegrad (Polonia, Hungría, República Checa, Eslovaquia), así como Suecia y Dinamarca, piden que se mantenga el carácter intergubernamental de la UE y que se fortalezca de la independencia de las políticas nacionales sobre varios temas (p.ej. la cuestión de los inmigrantes y de los refugiados).

La confrontación respecto la fórmula política que se aplica es objetivamente vinculada con la confrontación respecto las alianzas internacionales de la UE. Aquí también hay grandes diferencias tanto entre los Estados miembros como en su interior, en cuanto a la relación de la UE y de los Estados individuales con EE.UU., Rusia y China.

En los acontecimientos en la UE intervienen los EE.UU, apoyando Italia y Francia sobre la cuestión de relajación de la política fiscal, así como al grupo de Visegrad y los países escandinavos.

Rusia, a su vez, interviene en los antagonismos en la UE apoyando fuerzas políticas y Estados que se oponen a la profundización de la integración capitalista en la UE. Esta postura de Rusia se ha fortalecido aún más debido a la intensificación de las relaciones entre la UE y Rusia como resultado del esfuerzo de vincular Ucrania a la UE, contra los planes rusos de integrar Ucrania en la Unión Económica Euroasiática. Además, Rusia se opone a los planes de la UE para la integración gradual de los Balcanes occidentales. Las negociaciones de adhesión de Serbia y Montenegro a la UE ya han comenzado, aunque la situación sigue siendo cambiante.

 Cabe señalar que estas contradicciones respecto la fórmula política aplicada por la UE, están relacionadas con la decisión del G-20 de promover una relajación de la política fiscal a favor de la inversión pública.

Las relaciones y la competencia dentro de la UE se verán afectadas -y probablemente se intensificarán- en el período próximo por una serie de acontecimientos políticos, como el resultado del reciente referéndum sobre la reforma constitucional en Italia y las elecciones que se celebrarán en Francia y Alemania.

19.En base a esta situación objetiva, la burguesía en Grecia se adapta y prioriza objetivos claves a los que debe servir la negociación y en general la política económica del gobierno de SYRIZA- ANEL. Sus principales prioridades son:

a) La reestructuración de la deuda pública, las condiciones generales de servicio del financiamiento estatal desde el exterior, para estabilizar y acelerar la salida de la economía griega de la fase de la crisis capitalista.

b) la realización de grandes inversiones que contribuirán a la promoción del país como centro de transporte de energía y de mercancías en la región más amplia.

c) la reconstrucción productiva capitalista para promover cambios en la estructura sectorial de la economía actual, para reforzar la orientación hacia las exportaciones y la producción de productos y servicios innovadores competitivos. En este marco, se da énfasis a la atracción de inversiones en los sectores industriales de extracción de hidrocarburos, en el transporte y en la logística, en las fuentes de energía renovables, en el sector agroalimentario con orientación exportadora, así como en el turismo especializado y se da prioridad a ramas y sectores de la economía que pueden funcionar como "nuevas locomotoras" para el crecimiento capitalista junto con medidas para fortalecer el transporte marítimo.

d) La promoción de reestructuraciones con el fin de tener mano de obra barata (p.ej. relaciones laborales, Seguridad Social) y de nuevos ámbitos de rentabilidad para el capital (p.ej. la liberación del mercado, las privatizaciones).

e) La modernización de la estructura, del funcionamiento y de la infraestructura del Estado burgués, para contribuir a la promoción más eficaz de los objetivos de la clase dominante (p.ej. una mayor capacidad de recaudación de impuestos por el Estado para crear el registro de propiedad digital).

Para la promoción combinada de estos objetivos, la línea nacional burguesa de negociación:

• aprueba la presión ejercida por Italia y Francia para la relajación relativa de la política fiscal en la zona euro.

• participa activamente en la promoción de los planes de EE.UU. e Israel en la región más amplia.

• Desarrolla relaciones contradictorias de competencia y cooperación con Turquía.

• Trata de mejorar sus relaciones bilaterales con China y, en menor medida, con Rusia para la aplicación de los planes de inversión relacionados con el transporte de energía y de productos hacia la UE.

La línea dominante de la política burguesa da por hecho la permanencia del país en el marco de las alianzas imperialistas de la UE, mientras que al mismo tiempo se mantienen los lazos particularmente estrechos entre el capital naviero griego con EE.UU. y Gran Bretaña, y el fortalecimiento de las relaciones con China.

 

 

Tercer capítulo

EVALUACIÓN DE LOS ACONTECIMIENTOS EN GRECIA

La evolución de la economía griega

20. La economía griega tiende a entrar en una fase de recuperación débil en 2017. Sin embargo, la realización de dicha tendencia depende de otros factores, particularmente de los acontecimientos en la economía internacional.

Si calculamos el PIB en precios estables de 2010, su disminución en los últimos 5 años llega al 10,4%, y en comparación con el inicio de la crisis en 2008, la recesión del PIB supera el 26%. En 2015 el PIB se disminuyó por 0,2%, mientras que se espera una nueva caída de 0,3% en 2016. En 2015 el índice de la producción industrial mostró un incremento débil de 0,7% por primera vez después del 2007, una tendencia que continuó en el primer semestre de 2016. Los sectores más fuertes de la industria eran los de los productos petroleros, de los productos farmacéuticos, de la industria química y el sector metalúrgico de metales básicos.

La estructura de los sectores de la economía griega no ha cambiado esencialmente en los últimos cuatro años. Hubo un pequeño aumento en la participación del sector primario en la nueva producción en total, de 3,7% en 2007 a 4% en 2015 y del sector terciario de 80,1% en 2012 a 81,8% en 2015, con una recesión del sector secundario (industria manufacturera, energía, construcción, extracción) de 16,2% en 2012 a 15,2% en 2015.

Es necesario subrayar que – aparte de los problemas generales de la metodología de división de la producción en los llamados sectores primario, secundario, terciario – las cifras anteriormente mencionadas están afectadas por el hecho de que la estadística burguesa coloca una serie de sectores industriales como las telecomunicaciones y los transportes en el sector terciario. Este problema metodológico se agrava en Grecia debido a que el transporte marítimo (que pertenece a los transportes) ha sido siempre el sector más fuerte de la economía capitalista griega.

En 2015, la flota de propiedad griega ocupa la primera posición a nivel internacional, después de haber aumentado su tonelaje, manteniendo gran participación en la flota internacional de buques cisternas y de graneleros y un grado muy alto de explotación de los trabajadores de este sector.

En los últimos cuatro años ha continuado la tendencia de disminución del número de empleadores y de autónomos a causa de la crisis, mientras que se ha notado un ligero aumento del número de los trabajadores asalariados. En concreto, el número de los empleadores cayó de 261.000 en 2012 a 248.000 en 2015; el número de los autónomos (incluyendo los agricultores autónomos) cayó de 908.000 en 2012 a 856.000 en 2015 y el número de trabajadores asalariados aumentó ligeramente de 2,34 millones a 2,35 millones. Además, se disminuyó el número de los miembros de la familia que trabajaban en negocios familiares de 185.000 a 158.000.

Estos cambios no han producido ninguna diferencia notable en cuanto a las proporciones o las cuotas en el conjunto de los trabajadores: el porcentaje de los empleadores disminuyó del 7,7% al 6,9%, el porcentaje de los autónomos del 24,6% al 23,7% y el porcentaje de los trabajadores asalariados aumentó del 63,4% al 65%. El resto del porcentaje se refiere a los miembros de familia que trabajan en negocios familiares que también se disminuyó un poco. Hay que tomar en cuenta que dichas cifras difieren ligeramente de la población económicamente activa que, aparte de los trabajadores, incluye además a los desempleados, gran parte de los cuales son antiguos trabajadores.

21. Durante la crisis se ha reforzado la tendencia de concentración y centralización de la economía capitalista griega. Después de un ciclo de adquisiciones y fusiones, los cuatro grandes bancos sistémicos han reunido el conjunto de las actividades bancarias.

En el sector de comercio se nota un incremento importante de la cuota de grandes grupos comerciales; en el sector de telecomunicaciones tres grupos (OTE–Organización de Telecomunicaciones de Grecia, Vodaphone, Wind) controlan prácticamente el mercado, mientras que los grupos en el segundo y tercero plazo han firmado un acuerdo de asociación estratégica.

El sector de energía está dominado por tres grandes grupos en el mercado de combustibles que controlan el total del proceso de refinamiento de petróleo. En el sector de construcción se han dado pasos decisivos en la centralización y los grandes grupos realizan también proyectos más pequeños.

En la industria de metal los dos grupos más grandes controlan casi 2/3 del sector. Lo mismo está ocurriendo en los sectores de turismo y restauración, de alimentos y bebidas.

22. Las uniones imperialistas internacionales (OCDE, FMI, Comisión Europea) y también el Banco de Grecia prevén una recuperación de la economía griega en 2017-2018, con un aumento de las inversiones (excluyendo el sector de la vivienda), con la contribución de la nueva ley de desarrollo económico, basada en la financiación de la UE y en la aceleración de privatizaciones importantes.

Además, prevén un aumento de las exportaciones de mercancías como resultado de la mejora de la competitividad de la economía griega, un aumento en el sector de servicios (turismo, transporte marítimo) y un aumento del consumo nacional como resultado del aumento del empleo, de los salarios y de la mejora de las condiciones de crédito.

El posible deterioro del entorno económico internacional y el curso de la UE después del Brexit, las potenciales consecuencias negativas en el turismo y en el comercio debido al deterioro del problema de los refugiados y de la situación en la región del Mediterráneo Este, y las consecuencias de la política gubernamental (por ejemplo, el aumento de los impuestos indirectos y de la carga sobre las capas populares) son factores de incertidumbre que pueden traer resultados negativos.

Estos acontecimientos particulares subrayan la incertidumbre de las previsiones burguesas, particularmente si la trayectoria de la zona euro se deteriora y si se aumentan las fuerzas centrífugas.

Merece la pena destacar que algunas de las grandes inversiones (por ejemplo, puertos, transportes ferroviarios) no es fácil llevarlas a cabo sin que haya un compromiso a medio plazo entre EE.UU., Rusia y China en la región.

La situación de la clase obrera, de las demás capas populares y la política gubernamental

23. Las medidas que han producido grandes cambios en las relaciones laborales, en los salarios, en los convenios colectivos de trabajo, en las pensiones, en las prestaciones sociales etc., habían sido planificadas antes del estallido de la crisis capitalista, desde hace muchos años, con el Tratado de Maastricht y particularmente desde el 1993 con el “Libro Blanco”. Tenían que ver con todos los países miembros de la UE, independientemente de la fase en que se encontraban en el ciclo de la reproducción capitalista. Dichas reestructuraciones capitalistas y las respectivas reformas anti-laborales servían el objetivo de la promoción de la rentabilidad capitalista en el marco de la agudización de la competencia internacional. Sin embargo, tales reestructuraciones se vuelven más urgentes para el sistema capitalista en periodos de crisis.

Este plan estratégico fue promovió de manera concreta, metódica y a largo plazo por la UE y los gobiernos burgueses de cada país. Particularmente en Grecia, estas medidas se aceleraron y se desarrollaron plenamente a partir del año 2010, con tres paquetes de medidas (memorandos) y diez leyes de aplicación solamente respecto los derechos laborales (cuatro leyes en 2010, dos leyes en 2012 y un ley en 2013, un ley en 2014, un ley en 2015 y un ley en 2016).

En este contexto de la estrategia común, se promueven:

  • La política uniforme para la reducción drástica de los salarios mensuales y diarios y de la promoción de formas alternativas de empleo y de empleo a tiempo parcial. La abolición a gran escala de la jornada laboral fija, de la permanencia de los empleos en el sector público y de algunas formas de trabajo más estables en el sector privado, cambios generalizados en las relaciones laborales a través de una mayor flexibilidad. Son políticas incorporadas en la estrategia de la liberación del mercado laboral a largo plazo y de la tendencia de ajustar los salarios a los niveles bajísimos que se están formando en el mercado capitalista internacional.
  • Política uniforme para la reducción de los beneficios sociales y de salud, particularmente de la Seguridad Social a través de la expansión de las privatizaciones.
  • Políticas para la legalización de las oficinas de trabajo de esclavo, así como para la utilización de los inmigrantes como mano de obra barata y como mecanismo de presión para la disminución de los salarios en general.
  • Nuevas restricciones al ejercicio del derecho a la huelga, a la actividad sindical.
  • Incremento estable de los impuestos indirectos y, consecuentemente, aumentos en los precios de los bienes de consumo popular (por ejemplo la electricidad, los alimentos, los transportes etc.).

La “Estrategia Europa 2020”, que fue adoptada por el Consejo Europeo el junio de 2010, consiste en la profundización de todo el marco antilaboral ya configurado. Estas medidas, cuyo objetivo es aumentar la competitividad de los monopolios europeos, y entre ellos los monopolios griegos, no pueden abolir las contradicciones del sistema, el desarrollo desigual, las contradicciones imperialistas. Esto es más evidente hoy en la UE donde se aplica la “Gobernanza Económica-Semestre Europeo” y se elabora el nuevo “Libro Blanco”, que será anunciando en la primavera de 2017, con el fin de hacer que la UEM sea más resistente a las “futuras convulsiones”.

Las consecuencias de la crisis económica y las medidas antilaborales promovidas mediante los conocidos memorandos y las leyes de aplicación, han causado grandes, profundos y más permanentes cambios a las condiciones de vida y de trabajo, a la composición de la clase trabajadora, de una gran parte de los autónomos y de pequeños propietarios en las zonas urbanas y rurales. Las filas de la clase obrera se han ampliado recibiendo nuevas secciones provenientes de las capas medias de la ciudad y del campo que se quebraron económicamente. Aun más secciones de las capas medias se han acercado a la clase obrera; el número de los semiproletarios se ha aumentado. Al mismo tiempo, se ha manifestado un aumento en la inmigración, particularmente entre los jóvenes.

Las reestructuraciones y la crisis han reducido la capa de la aristocracia obrera en el sector privado y público, y los funcionarios públicos. Esto no significa que la clase burguesa se niega a mantener, actualizar y crear nuevos mecanismos para manipular al movimiento obrero. Sigue existiendo una diferenciación y una estratificación importante y creciente en la clase obrera se queda y en los trabajadores asalariados en general, que constituye la base material para la formación de la aristocracia obrera.

24. Los datos recientes confirman la tendencia al alza del empobrecimiento absoluto de la clase obrera. Después de la disminución dramática de los ingresos totales de los trabajadores asalariados en los años 2009-2012 de 85 a 66,1 mil millones de euros, en el periodo 2012-2015 se disminuyó a los 59 mil millones, registrando una nueva reducción de 10,7% mientras que en comparación con los niveles previos a la crisis la reducción ha superado el 30%. Aparte de los recortes salariales, dicho recorte drástico de los ingresos totales de los asalariados refleja por supuesto el fuerte aumento del desempleo en el período de la crisis.

Según los datos del Banco de Grecia, los ingresos por empleado se redujeron un 7% en 2013, un 2,1% en 2014 y un 2.7% en 2015. Los salarios nominales por empleado fueron reducidos de 24.300 euros en 2012 a 21.800 euros en 2015, que es una reducción de 10,3%, añadida a los recortes del período 2010-2012 cuando el salario nominal anual promedio fue recortado de 26.100 a 24.300 euros. En términos constantes (tomando en cuenta la inflación) la reducción del salario medio supera el 20%. Según los datos del Fondo de Seguridad Social (IKA), el salario mínimo desde el 2010 se ha reducido aproximadamente un 35%.  

El poder adquisitivo del salario medio bruto en Grecia para el año 2014 alcanzó sólo el 66% del poder adquisitivo medio de los 15 países más desarrollados de la Unión Europea, en comparación con el 82% en 2009. La caída del poder adquisitivo de los empleados es aun más grande tomando en cuenta el gran incremento de los impuestos en los últimos años. Teniendo en cuenta todos estos factores, se puede estimar que las pérdidas totales en el nivel de vida de los trabajadores durante la crisis se aproximan al 50%.

Los recortes al salario mínimo (22% para los mayores de 25 años y 32% para los menores de 25 años) resultaron a que los salarios de 2014 fuesen más bajos que los salarios mínimos al inicio de la década de 1990.

Las leyes de los últimos años siguen deteriorando los salarios y el ingreso popular, la vida de la clase obrera y de las capas populares. Los datos que hemos presentado reflejan las dificultades que enfrentan los trabajadores, la situación de los salarios y de las relaciones laborales.

Los trabajadores que cobran un salario mínimo constituyen el 60% de los asalariados. Más particularmente, los trabajadores que cobran un sueldo neto de menos de 1.000 euros representan el 63,17% de los asalariados. Al mismo tiempo, se nota una disminución en la clasificación de los trabajadores en todas las categorías de salarios. Los trabajadores con sueldos de 501 a 600 euros aumentaron un 13,24% y aquellos que cobran de 601 a 700 euros un 10,56%.

En cuanto a la “movilidad y flexibilidad” en el mercado laboral, debido a las recientes leyes y la crisis capitalista, podemos destacar lo siguiente: en 2015 los contratos terminados por los empleadores, junto con las “salidas voluntarias” y las expiraciones de contratos temporales, superaron el número de los trabajadores asalariados en ese mismo año.

Las relaciones laborales han ido deteriorándose rápidamente. En 2015 el porcentaje de las “relaciones de trabajo flexibles” (trabajo a tiempo parcial y por turnos) en los nuevos contratos superó el 55%, cuando en 2009 representaba el 29% y en2012 el 45%. El 30% de los trabajadores en el sector privado son subempleados y el 20% trabaja por menos de 20 horas semanales. En todo caso, más que la mitad de las contrataciones hoy en día tiene que ver con relaciones de trabajo flexibles lo cual afecta negativamente el nivel medio de los salarios.

El consumo medio de los hogares en Grecia disminuyó un 25% en el período de 2010 a 2014 y alcanzó los 1.460 euros en comparación con 1.950 euros en 2010. En el mismo período se observó un cambio evidente en el consumo de alimentos en el hogar medio griego. Más específicamente, hubo un cambio en las cantidades de los alimentos consumidos (por ejemplo el consumo de carne y de pescado se redujo un 12%). En 2015 el 40% de la población experimentaba condiciones de privación material registrando un gran crecimiento en comparación con el 24% en 2010.

La tasa general de desempleo ha disminuido ligeramente durante los últimos cuatro años, pero siegue siendo extremadamente alta. En 2015 cayó al 24,9% en comparación con el 27,5% de 2013 y el 26,5 de 2014. Pero, el número de los desempleados sigue siendo altísimo: 1,2 millones de personas. La tasa de desempleo es particularmente alta entre los jóvenes (15-29 años) superando el 40%. Al mismo tiempo se ha aumentado significativamente la tasa de desempleo a largo plazo (las personas que no han podido encontrar trabajo por más de 12 meses). En 2015 los desempleados a largo plazo constituyeron el 73,1% del total de los desempleados, es decir 875.000, cuando en 2012 la tasa respectiva fue 59%. Además, la tasa de desempleo es más alta entre las mujeres que entre los hombres. En 2015 la tasa de desempleo entre las mujeres fue 28,9% en comparación con el 22% entre los hombres. La tasa de desempleo entre las mujeres se aumentó en comparación con la tasa respectiva de 2012 (28,1%), alcanzando los 618.000.

25. En su informe reciente, el Banco de Grecia confirma la posición del KKE según la cual la mejora de la competitividad y de la política seguida para la salida de la crisis se basó y seguirá siendo basada en el “bajo coste salarial y a un marco institucional que apoyará la flexibilidad en el mercado laboral”, es decir, a la fuerza de trabajo barata.

La Federación Helénica de Empresas (SEV) destaca como prioridad la aplicación rápida y efectiva del tercer memorando, la aceleración de las reestructuraciones y de las privatizaciones, la disminución del llamado “coste no salarial”, proporcionando mas incentivos fiscales para atraer inversiones privadas. En general, la clase capitalista nacional (SEV, Unión de Capitalistas Navales, Unión de Bancos Griegos) y el FMI y la UE están de acuerdo respecto la aplicación de medidas que aumenten la tasa de explotación de la clase obrera y arrasan los derechos y los ingresos de la clase obrera.

Aparte de las diferencias existentes entre los varios Estados miembros de la UE, las directrices básicas de esta política se están aplicando decididamente en todos los países, como por ejemplo las recientes medidas aplicadas en Francia e Italia.

26. El gobierno de SYRIZA-ANEL en su propaganda emite que está siguiendo una orientación diferente para la reconstrucción capitalista productiva del país en comparación con los gobiernos anteriores. Promueve la propuesta del “desarrollo justo”, lo cual incluye como nuevos elementos el giro hacia la innovación y la calidad, la utilización del conocimiento científico y de la especialización tecnológica a favor del incremento de la productividad, el uso del Estado burgués reestructurado como palanca de desarrollo y particularmente el “apoyo de la sociedad y del mercado”.

El gobierno está ocultando el hecho de que la utilización del conocimiento científico y de la innovación para mejorar la productividad en el capitalismo no se usa a favor de la mejora de la posición de los trabajadores (aumento de su ingreso, reducción de la jornada laboral), sino para aumentar las ganancias del capital. Esto se demuestra por el hecho de que incluso en Estados que están en las primeras posiciones en cuanto a la utilización de las nuevas tecnologías en la producción y no están en fase de crisis, como Gran Bretaña, Alemania y los EE.UU., allí también la desigualdad de los ingresos se está aumentando rápidamente.

La verdad es que la política gubernamental no sólo no llevará a una recuperación parcial de las grandes pérdidas de las capas populares durante el período de la crisis, sino al contrario está empeorando la situación del pueblo. Al mismo tiempo, las declaraciones del gobierno a favor de un Estado efectivo ocultan el hecho de que el Estado burgués funciona siempre a favor del capital y, consecuentemente, cualquier ajuste que se hace en el Estado sirve el aumento de su efectividad a favor del capital. Este es el objetivo que sirven por una parte la imposición de duros impuestos al pueblo y los recortes en la política social, y por otra parte la ayuda estatal a los grupos empresariales nacionales y la rentabilidad capitalista en general.

El aumento de los impuestos indirectos, la reducción del umbral de exención tributaria, el mantenimiento del Impuesto Único sobre Inmuebles (ENFIA), los recortes en las pensiones, el aumento de las cotizaciones para la seguridad social son ejemplos significativos de la escalada de la arremetida antipopular. En cuando a los trabajadores autónomos y los campesinos, el gran aumento de los impuestos y de las cotizaciones para la seguridad social se combina con la caída drástica del volumen de sus negocios que conduce al deterioro de su posición. Al contrario, los grupos monopolistas contribuyen menos que 5% de los ingresos fiscales anuales y el gobierno está planeando dar nuevas ayudas a través de la “ley de desarrollo”.

Ninguna recuperación no puede absorber el desempleo, ni restaurar -a los niveles previos a la crisis- derechos y conquistas básicos que la clase obrera logró con su lucha en el siglo XX.

El conjunto de los acontecimientos rompe la ilusión de que el capitalismo puede ser gestionado a favor del pueblo y que el aumento de la rentabilidad del capital irá mano a mano con la prosperidad de los trabajadores asalariados y los autónomos. Se ha demostrado que en el marco del poder del capital, de la UE y de la OTAN, no puede existir una política favorable a los pueblos. 

El curso de reconfiguración del sistema político burgués

27. La reconfiguración del sistema político burgués se está llevando a cabo bajo la influencia considerable de los acontecimientos internacionales, las contradicciones interimperialistas, las dificultades relativas a la cohesión de la UE y de la UEM, las contradicciones en la red de las alianzas internacionales que pretende formar la burguesía de Grecia en el esfuerzo de gestionar su transición a una fase de recuperación después de una crisis que duró 8 años, del 2008 al 2016.

Las fuerzas básicas del sistema político burgués comparten los objetivos estratégicos de la burguesía, que en resumidas cuentas tienen que ver con los siguientes asuntos:

  • El curso de recuperación de la economía capitalista.
  • El esfuerzo de aumentar la importancia geoestratégica del país como un centro comercial y energético.
  • El refuerzo del papel activo del país en la OTAN y la UE.
  • La restauración de las posiciones de la burguesía griega en la región del Sureste de Europa y del Mediterráneo Oriental que han sufrido durante los años anteriores de crisis.

Las opiniones distintas que existen entre los varios partidos burgueses en torno a cuestiones específicas no ponen en duda elementos fundamentales, por ejemplo la necesidad de acelerar las reestructuraciones antipopulares, la participación más profunda en los planes de la OTAN, la necesidad de relajar la política fiscal y de aumentar el apoyo estatal a los planes de inversión del capital etc. 

Por supuesto, estos objetivos comunes y la estrategia compartida, no deben ocultar las contradicciones que existen dentro de la clase burguesa y penetran prácticamente en todos los partidos burgueses. Estas contradicciones –que objetivamente se están intensificando– tienen que ver con las prioridades en cuanto al apoyo de sectores de la economía capitalista, y con las opciones y las prioridades en las alianzas internacionales del capital. Consecuentemente, hay sectores de la burguesía griega que están más cerca al centro alemán, otras que están más cerca a EE.UU. o a Francia (que ha aumentado su influencia en nuestro país) y otras a China, Rusia etc. 

Las fuerzas políticas en Grecia

28. En los últimos dos años, los gobiernos de SYRIZA-ANEL han demostrado ser muy eficaces para el capital, para la burguesía en general, tal como para sus aliados internacionales básicos. Lo que reconocen la burguesía y sus aliados extranjeros no es sólo la determinación del gobierno de Tsipras a apoyar mediante leyes la rentabilidad capitalista (un característico común de todos los partidos burgueses), sino su capacidad de engañar al pueblo. Reconocen su capacidad de mitigar la resistencia del pueblo, mostrando su diferenciación política de la Nueva Democracia (ND), su capacidad de asimilar a amplias masas populares en el sistema, de desorientar, de engañarlas repetidamente, algo que había ocurrido en el pasado con la primera administración del PASOK en 1981.

Esta es la carta que juega y utiliza SYRIZA en su confrontación con los demás partidos burgueses. Por supuesto, este esfuerzo agudiza las contradicciones internas de SYRIZA, aunque no se manifiestan con tanta intensidad como en el verano de 2015.

Al mismo tiempo, SYRIZA está elaborando un plan de expandirse hacia la centro-izquierda, utilizando el papel de su cooperación con la socialdemocracia europea. No obstante, este esfuerzo choca con las rivalidades internas de la socialdemocracia y, en particular, con su representante básico en Grecia, el PASOK. Por ejemplo, tales rivalidades están alimentadas del hecho de que SYRIZA no ha logrado tener influencia en los sindicatos en varios sectores, mientras que el PASOK mantiene su influencia en sectores de la aristocracia obrera y de las capas medias. A pesar de estas rivalidades, se mantienen canales abiertos de comunicación con la perspectiva de una futura composición gubernamental, mediante la ampliación de la mayoría gubernamental hacia el llamado “centro”, elaborando una posición “centro-izquierda” más clara y abandonando el camino de cooperación con el partido ANEL.

Especialmente peligrosa es la táctica del gobierno de explotar de manera vulgar la historia y las luchas del movimiento obrero y popular con la intención de presentarse como una fuerza casi comunista, una táctica poyada por los demás partidos burgueses y por los medios de comunicación. Ese manto ideológico ayuda el gobierno a atrapar a los obreros que se identifican como de izquierdas y tienen antecedentes militantes. El intento de explotar la Resistencia heroica del Frente de Liberación Nacional (EAM), de la lucha de miles de comunistas, de militantes de la izquierda y de otros militantes radicales es un elemento fundamental de este esfuerzo de SYRIZA. Al mismo tiempo, el gobierno lleva a cabo algunas modernizaciones burguesas, pero no de manera sistemática, presentándolas como si fueran radicales o innovadoras.

29. La ND, el partido principal de la oposición, está librando una batalla para ser reconocida como la alternativa gubernamental más consistente y con capacidad de dedicarse con mayor compromiso a los objetivos del capital. La posición ante las reestructuraciones–reformas, las demoras y la aceleración de su implementación están en el centro del debate entre la ND y el gobierno. Sin embargo, parece que la ND todavía no ha acumulado la fuerza necesaria para funcionar como alternativa inmediata al gobierno de SYRIZA.

En el último período se ha hecho un esfuerzo intenso para el establecimiento de un nuevo esquema bipolar en el sistema político del país, con dos núcleos fundamentales, SYRIZA por un lado y la ND por otro lado, junto con los necesarios satélites, es decir socios gubernamentales disponibles. Se está intensificando la confrontación sobre quién será el representante más genuino del capital, quién aplicará más efectivamente la política anti-popular de las reestructuraciones capitalistas y de las directivas de la UE, del FMI y del cuarteto en su conjunto.

En cuanto al espacio de la socialdemocracia, el surgimiento de SYRIZA como su columna vertebral en nuestro país y su reconocimiento por la socialdemocracia europea crea dificultades considerables en el esfuerzo de la reforma de la llamada “centro-izquierda”, que incluye el clásico partido socialdemócrata del PASOK, el partido “To Potami” y otras formaciones políticas más pequeñas. Tomando en cuenta la dificultad que tiene este espacio a jugar un papel más independiente, hay un debate y vacilaciones sobre si, siendo el tercer polo, va a servir como un interlocutor privilegiado de SYRIZA o de la ND.

Coexisten dos tendencias diferentes:

  • Por un lado la tendencia de cooperación con SYRIZA bajo condiciones, con el requisito previo de que SYRIZA haga un giro esencial hacia el centro que será expresado con la elección del personal adecuado. Parece que esta tendencia cuenta con el apoyo de círculos de la socialdemocracia europea.
  • Por otro lado, existe la tendencia que favorece la necesidad de una alianza de todas las fuerzas europeas y reformistas consistentes, y entre ellas la ND bajo la dirección de Kiriakos Mitsotakis.

30. La “corriente del euroescepticismo” en Grecia es todavía en desarrollo. Las tendencias del euroescepticismo no han asumido características políticas permanentes, son todavía muy contradictorias, aunque existen en amplias fuerzas populares y se expresan fundamentalmente con una serie de elementos como tendencias que cuestionan la UE y la UEM (inclusive durante el período del referendo en julio de 2015).

Hay fuerzas de todo el espectro político del sistema político burgués que avanzan hacia dicha dirección. Un papel básico pretende desempeñar el partido “Plefsi Eleftherias” de Z. Konstantopoulou así como las formaciones oportunistas de LAE (Unidad Popular) y ANTARSYA, con algunos satélites más pequeños. Estos partidos y grupos encubren –algunos más, otros menos– su euroescepticismo utilizando eslóganes anticapitalistas, contribuyen a desorientar y a atrapar a elementos potencialmente radicales en una versión de gestión burguesa. En general, son fuerzas que pretenden funcionar como impedimentos contra la radicalización y la alineación de fuerzas populares con el KKE, y, de hecho, adoptan las mismas posiciones y tácticas que tenía SYRIZA cuando estaba en la oposición. Muchos de ellos se encontraban en las filas de SYRIZA, ayudándolo a ascender al poder gubernamental, asumieron cargos ministeriales o fueron electos en otras instituciones, contribuyeron a su manera ofreciendo coartadas para la aplicación de políticas antipopulares brutales y cultivando ilusiones a las masas.

31. Además, hay fuerzas que se apartaron de la ND y están activas en el llamado espacio del “euroescepticismo”. Los procesos en espacio de la extrema derecha no deben ser menospreciados, aunque por el momento tienen un carácter marginal (por ejemplo, la fundación de L.E.P.E.N de ex-cuadros del “Amanecer Dorado”, el partido “Nueva Derecha” de Failos Kranidiotis, el partido “Unión Nacional” de Karatzaferis-Baltakos, la “Asociación de Unión Nacional” de Velopoulos, la “Primera Línea” de Plevris, el “Frente Nacional”, el partido de Artemis Sorras “Asamblea de los Helenos” entre otros).

Este espacio está en proceso de configuración, en lo que contribuirán el resultado final del juicio respecto la organización criminal nazi “Amanecer Dorado”, así como los procesos que están tomando lugar en secciones de la ND.

Los criminales nazis del “Amanecer Dorado” que se han llevado a juicio, siendo una fuerza de apoyo al sistema, continúan vertiendo su veneno racista, liderando un anticomunismo vulgar. Tienen varios lazos sospechosos con centros y agencias en el extranjero, con circuitos oscuros. En el Parlamento pretende ser una fuerza antisistémica, cuando al mismo tiempo exigen mayores privilegios y exención de impuestos para ciertos sectores del capital y continúan actuando como comerciantes de esclavos para los grandes empleadores.

Esta contradicción superficial de que, por un lado, el liderazgo del “Amanecer Dorado” está sujeto a procesamiento penal, y por otro lado es aceptado como un partido burgués respetable, confirma que la burguesía quiere una reserva con las características del “Amanecer Dorado”, pero más moderadas, para usarla más efectivamente contra el movimiento y en el ataque anticomunista.

Una característica común de los nazis y de otras fuerzas políticas nacionalistas es la utilización de las grandes corrientes de refugiados e inmigrantes y de la preocupación que ellas causan en sectores del pueblo con el fin de distraerlos de la verdadera causa de los problemas y de difundir ideas reaccionarias.

32. En conclusión: Un asunto crucial es la confrontación más decisiva de la propaganda burguesa que acompaña el esfuerzo de la reconfiguración del sistema político burgués y apunta a obtener el apoyo activo del pueblo.

Además, hay que confrontar los engaños y las ilusiones fomentados sistemáticamente de que a través de un proceso de creación de nuevos partidos o de alianzas gubernamentales es posible que surja algo positivo y a favor de los intereses populares. La experiencia reciente del proceso de reconfiguración que tuvo lugar durante el surgimiento de SYRIZA al gobierno como reserva del sistema debe ser utilizada.

Es fundamental superar el miedo cultivado en relación con la posibilidad de una inestabilidad política, la preocupación en cuanto a la existencia de gobiernos burgueses y de mayorías parlamentarias estables, los llamamientos para el consentimiento y la cohesión. Todo esto apunta a que los trabajadores faciliten con su posición –en nombre de la unidad nacional– la aplicación de la política antipopular y apoyen los cambios institucionales en dirección reaccionaria.

Sobre la reforma de la Constitución

33. SYRIZA, con la reforma constitucional como punta de lanza, ha presentado una serie de propuestas para las reformas institucionales del Estado burgués que incluyen como puntos básicos el cambio de la ley electoral y el aumento de las jurisdicciones del Presidente de la República (PdR) en combinación con la posibilidad de su elección directa por el pueblo. Estas intervenciones se presentan de manera falsa a través de la propaganda de “ampliación de la democracia”, con la intención de consolidar el Estado burgués y garantizar las condiciones para una alternancia normal en el gobierno burgués. Las propuestas de los demás partidos burgueses, a pesar de sus diferencias, apuntan también a la consolidación del poder burgués.

Estas intervenciones están adaptando el sistema político burgués a las nuevas condiciones creadas por la crisis capitalista, es decir, a las dificultades de la gestión y a la urgencia de acelerar el apoyo estatal a la rentabilidad capitalista a expensas de las capas populares. Todos estos factores han debilitado la habilidad de los partidos burgueses de incorporar a las masas populares en el marco de los gobiernos de un solo partido y han aumentado la necesidad de dar mayor consenso entre los partidos burgueses a favor de la creación de gobiernos de coalición. Todos estos elementos se pueden destacar detrás del largo curso de reordenamientos y de la adaptación del sistema político burgués a las nuevas condiciones.

En este sentido, el aumento de la proporcionalidad de la ley electoral no sirve la consolidación de la voluntad popular, sino acelera la adaptación del sistema político burgués a las necesidades contemporáneas de que se formen gobiernos de coalición, de bloques grandes o más pequeños, como las que existen en otros países capitalistas como Alemania, Bélgica etc. La proporcionalidad aumenta objetivamente la presión para que se alcance un amplio consenso y la cooperación entre los partidos burgueses y para que se suavicen las intencionalidades y las aspiraciones estrechamente partidistas.

Lo mismo sucede con la propuesta para consolidar el papel del PdR, aumentando su poder regulador en caso de que sea difícil formar un gobierno, y transformándolo en un punto de referencia del sistema político burgués que organizará mayorías gubernamentales y forjará consentimientos parlamentarios. De esta manera el PdR se fortalece como fuente de legalización del poder ejecutivo y como una de las constantes de la administración burguesa, mientras que el parlamento mantiene su papel primordial.

En todo caso, el sistema político burgués continuará volviéndose más agresivo, para poder servir más eficazmente las necesidades del capital, su competitividad y rentabilidad. 

Sobre la separación entre el Estado y la Iglesia

34. En la propuesta de la reforma constitucional que ha traído SYRIZA hasta este momento el asunto de la separación del Estado y la Iglesia es completamente ausente. El gobierno –tratando de engañar a gente radical- plantea temas secundarios que entran en conflicto con la jerarquía de la Iglesia que algunas veces en su contraataque desliza a posiciones oscurantistas de períodos anteriores en la historia del Estado burgués griego.

El KKE opina que para Grecia, la cuestión de Separación entre el Estado y la Iglesia con todo lo que implica para la educación, los procedimientos ceremoniales en las instituciones públicas, el matrimonio civil, el funeral civil, la posibilidad de cremación, el nombramiento civil de los hijos, la cuestión de la propiedad de la Iglesia.

La separación del Estado y la Iglesia y la secularización del Estado, de la educación, de las instituciones se llevaron a cabo en muchos países por la burguesía y el Estado antes de la Revolución de Octubre de 1917 y el surgimiento de los Estados socialistas en el siglo pasado.

El KKE continuará luchando constantemente contra cualquier intento de dividir al pueblo en base a sus creencias religiosas. La conciencia religiosa es una forma de conciencia social de las sociedades clasistas, en las condiciones del sistema capitalista, y sobrevive por mucho tiempo en condiciones de construcción socialista. No se puede abolir por decretos o por leyes.

La posición de larga data del KKE sobre este asunto consiste, en primer lugar, en la defensa del derecho a la libertad religiosa, de la no persecución de la fe religiosa o del ateísmo, y del tratamiento igual independientemente de la religión. Simultáneamente, el KKE salvaguarda la posibilidad de llevar a cabo un debate ideológico-filosófico en torno a los asuntos relacionados con la religión como un fenómeno social y con las religiones y su historia por separado. En dicho debate el KKE interviene librando una batalla sistemática contra el irracionalismo y el pensamiento metafísico, defendiendo la interpretación dialéctica de la naturaleza y de la sociedad, el materialismo dialéctico e histórico. 

Sobre la Administración Local y Regional

35. La Administración Local y Regional como institución del Estado burgués, estructurado objetivamente más cerca a las masas obreras y populares, ha desempeñado durante la crisis capitalista un papel importante a la asimilación de los trabajadores en las necesidades del sistema burgués. Ha adaptado sus funciones a las nuevas condiciones conectándose con la administración central (gobierno) para poder servir de manera uniforme la estrategia general del capital y asimilar las masas obreras y populares a través de varios proyectos e intervenciones. En este esfuerzo se han utilizado ampliamente el eje de la política social, varios proyectos de la Unión Europea y otros para “combatir la pobreza y el desempleo”. Se han creado varios tipos de estructuras, ya sean de forma independiente o en colaboración con ONGs, voluntarios, “cooperativas sociales” etc., que forman parte de la política de “la economía social”. SYRIZA juega un papel protagonista en esta dirección, utilizando sus fuerzas en el gobierno y en el partido.

Las reformas en la Administración Regional y Local contribuyeron a la disciplina fiscal, a la ampliación de los impuestos antipopulares, a la comercialización de servicios y bienes, a la disolución de relaciones laborales y de derechos. Estas reformas han sido apoyadas por el conjunto del personal político burgués administrativo.

Todavía existe la necesidad de seguir mejor y en profundo la acción desempeñada por parte de las autoridades locales y regionales, de las fuerzas políticas burguesas en estas. La confrontación con la política de la Administración Local y Regional se basa en los problemas populares y en su intensificación a causa del ataque del capital y resalta el carácter clasista del Estado y de sus instituciones locales.

Sobre la “Economía Social y Solidaria”

36.El sistema político burgués, con una énfasis especial en los últimos años, está promoviendo el sector de la “Economía Social y Solidaria” (ESS) como el “tercer sector” de la economía, siguiendo a los sectores estatal y privado, que supuestamente lleva a cabo actividades no sólo con ánimo de lucro, sino tomando en cuenta las necesidades sociales agudas.

Con la “Economía Social y Solidaria” intentan exonerar la vía de desarrollo capitalista, presentando supuestamente la posibilidad de actividades económicas dentro del capitalismo, que tendrán como objetivo exclusivo la satisfacción de las necesidades sociales. Se trata de un término engañoso, porque, por un lado, en el capitalismo los sectores público y privado sirven las necesidades de la reproducción ampliada del capital social, y, por otro lado, porque en el marco del capitalismo las actividades privadas que no tienen como objetivo la ganancia, no tienen importancia económica.

El Estado burgués utiliza la ESS como mecanismo para la disminución de los beneficios sociales estatales, transfiriendo a ésta la responsabilidad de una serie de actividades. La ESS utiliza los municipios y las prefecturas como vehículo básico en primer lugar para exonerar el espíritu empresarial. Se desarrolla en el ámbito de los servicios sociales –entre otros- reemplazando la necesidad de contratación permanente y masiva y de medidas adicionales de apoyo a los desempleados. Contribuye a la abolición de derechos laborales y otros derechos de los trabajadores al utilizar el “voluntariado” que no tiene nada que ver con la solidaridad popular y la contribución voluntaria genuina.

Al mismo tiempo, la “economía social” no se limita exclusivamente a los beneficios sociales estatales, sino que a través de las “Empresas Sociales Cooperativas” (ESC) se extiende a varios sectores de la actividad económica (por ejemplo, en el sector de construcción) y se utiliza como mecanismo de alivio temporal del alto desempleo. En esencia, la “Economía Social” funciona como una palanca adicional de deterioro de las relaciones laborales y de aumento del grado de explotación a través del trabajo “voluntario”, la larga jornada laboral y los bajos sueldos para los que trabajan en esta, en nombre del “carácter social” de dicha actividades. En el marco de la UE se ha formado el “Cuerpo Europeo de Solidaridad” de 100.000 voluntarios, para “confrontar la crisis” en los Estados-miembros.

En general, se ha confirmado la posición del Partido de que el sistema político burgués sigue teniendo ciertas capacidades de reparar las grietas, en la medida en que el movimiento no lo amenaza de manera unificada con su organización, con su carácter masivo y con la orientación de su lucha. Una conclusión fundamental es que la lucha del movimiento obrero y popular debe dirigirse contra la burguesía en su conjunto y sus partidos, y no sólo contra la mayoría gubernamental en un momento dado. 

 

 

 

Cuarto capítulo

INFORME DE TRABAJO Y LAS NUEVAS TAREAS DEL PARTIDO Y DE SU JUVENTUD HASTA EL 21 CONGRESO

Informe general de trabajo de los últimos cuatro años en el esfuerzo de fortalecer el Partido y la KNE

37.Después del 19o Congreso, el Partido ha trabajado en condiciones complejas y, en cierta medida, nuevas. Los acontecimientos políticos y el reordenamiento de las fuerzas políticas burguesas, las elecciones repetidas, el gobierno socialdemócrata de SYRIZA han traído a la superficie nuevos problemas que para enfrentarlos se requiere una mayor preparación ideológica y política del Partido, un alto nivel de exigencia en todos los niveles desde el Comité Central hasta las Organizaciones de Base del Partido.

El Partido, armado con las resoluciones del 18o y del 19o Congresos, ha luchado en estas condiciones complejas sin vacilar del eje básico que determina su carácter como vanguardia ideológica y política organizada de la clase obrera. Ha tratado mejorar su acción para integrar y conectar el cumplimiento de las tareas de agrupación y desarrollo de la lucha popular en torno a problemas cotidianos intensos con la discusión y la lucha por la misión histórica de la clase obrera, la abolición de las relaciones sociales de explotación y su sustitución por las relaciones socialistas-comunistas. Ha tratado de vincular cada lucha económica y política, bajo cualquier correlación de fuerzas, con la tarea política básica, la lucha por el poder obrero revolucionario y por encarar el ataque anticomunista.

Se ha confirmado que la lucha por los problemas agudos no es suficiente, aunque sigue siendo importante. Al contrario, se destaca más claramente la necesidad de que la lucha esté en dirección de ruptura, de derrocamiento, con un contenido anticapitalista.

No se ha logrado todavía el objetivo de ser un Partido que trabaje bajo todas las circunstancias. En este esfuerzo utilizamos tanto la experiencia positiva que hemos adquirido en todos los aspectos de nuestro trabajo (de masas, ideológico, organizativo), así como la experiencia negativa respectiva.

En los cuarto años que han transcurrido del 19o Congreso se han producido ciertos cambios esenciales en el sistema político burgués y el cambio más característico es que SYRIZA se convirtió en partido gubernamental, en cooperación con ANEL. Al final, el gobierno de SYRIZA-ANEL que surgió tras las elecciones parlamentarias del 25 de enero de 2015, firmó el tercer memorando con la UE, el BCE y el FMI, que incluye nuevos paquetes de medidas antiobreras y antipopulares. Su "logro" antiobrero-antipopular se llevó a cabo con el consenso y el apoyo de la oposición principal (ND), del PASOK y el To Potami.

El "logro" notable de SYRIZA en comparación con los gobiernos anteriores de la ND y del PASOK ha sido su capacidad significativamente mayor en la manipulación de fuerzas obreras y populares a través del fomento de falsas expectativas de un manera masiva, que luego fueron desmentidas. SYRIZA ha utilizado puntos de vista que habían sido fomentados en períodos anteriores y que permanecen en la mente de amplias masas obreras y populares. Estos puntos de vista tienen que ver con el carácter de las luchas, con el papel del parlamento burgués y de la democracia burguesa, con el papel de las "potencias extranjeras" de una manera desvinculada de las opciones de la burguesía local etc.

38.Durante todo este período, el KKE ha resistido fuertemente contra la presión para apoyar o tolerar esta política, ha advertido y ha revelado el verdadero carácter de SYRIZA, su relación con los capitalistas locales y extranjeros, y con varios centros imperialistas. La vida ha justificado con claridad las evaluaciones y las posiciones del KKE respecto la necesidad de dirigir la lucha del pueblo contra el capital, las uniones imperialistas, los partidos burgueses, liberales y socialdemócratas, viejos y nuevos.

El KKE ha luchado contra todo el espectro del oportunismo que, con fuerzas dentro y fuera de SYRIZA, en esencia ha estado ejerciendo presión sobre el KKE para adoptar una política de gestión y de humanización gubernamental del sistema capitalista podrido.       

Durante estos cuatro años el KKE ha llevado a cabo con éxito la lucha ideológica y política contra:

  • El objetivo de marginarlo, así como el esfuerzo de clasificarlo como uno de los partidos del sistema, en la base del punto de vista de que "todos son iguales".
  • Los ataques, que se hicieron bajo el disfraz de la "amistad", para arrastrarle a la línea "antimemorándum", inicialmente de parte de SYRIZA y luego de LAE (Unidad Popular) y de otras fuerzas oportunistas, supuestamente en el nombre de la demanda de una “distribución más justa en condiciones de sacrificios".
  • Las calumnias, la distorsión, la revisión del papel del KKE en el movimiento de EAM (Frente Nacional de Liberación) y sobre todo del carácter de DSE (Ejército Democrático de Grecia).
  • El anticomunismo y el antisovietismo, el fascismo-nazismo, la xenofobia y el racismo.
  • La idea de que el capitalismo, a pesar de sus problemas inherentes, la crisis económica, los antagonismos, o incluso las guerras, es el sistema más duradero que se puede hacer moral y humano.
  • El punto de vista oportunista de que el cambio en la correlación de fuerzas (entre clases rivales y sus aliados) podría comenzar con un cambio en la correlación de fuerzas en el Parlamento, con el surgimiento del partido obrero y popular en el gobierno en el marco del capitalismo, y, en consecuencia, a nivel de Parlamento Europeo y de los órganos de la UE y de la zona euro.

El KKE ha desarrollado un amplio trabajo ideológico y político interno y público contra las ilusiones parlamentarias, la política reformista (condensada en la aceptación y la lucha por "etapas de transición" entre el capitalismo y el socialismo-comunismo), que desde hace décadas ha predominado y sigue predominando en el movimiento comunista internacional. Esta lucha crucial no se ha librado sólo en las filas del Partido, de la KNE y de sus simpatizantes, sino que se ha extendido entre los aliados y más ampliamente en el movimiento.

En toda esta lucha, las herramientas ideológicas y políticas del Partido han sido la revista "Kommunistiki Epitheorisi", el "Rizospastis", las publicaciones de "Sinchroni Epochi", la revista "Odigitis", el portal de noticias "902".

39.En 2015 el Partido demostró, a través de diversos indicadores, su resistencia en condiciones de gran presión ideológica y política para hacerlo abandonar su estrategia o aislarse de las masas obreras y populares. Las fuerzas del Partido y de la KNE se han renovado.

Se ha observado una pequeña tendencia de recuperación del Partido después de las consecuencias negativas de la reforma de la socialdemocracia que ha estado en curso a partir de 2012 a favor de SYRIZA, de la influencia contradictoria de la crisis económica en la postura de las masas obreras y populares. Esta tendencia ha surgido en condiciones de crecimiento tanto de la corriente reformista como de la corriente fascista, de retroceso mundial del movimiento obrero revolucionario, de derrocamiento generalizado de la construcción socialista y de corrosión oportunista del movimiento comunista mundial.

El Partido se ha dotado de nuevas elaboraciones y resoluciones respecto su actividad entre los jóvenes, a través del proceso de la "Conferencia Internacional sobre la Juventud y su movimiento, nuestra actividad en los grupos de edad más jóvenes" (diciembre de 2013), así como a través del propio proceso del 11o Congreso de la KNE (diciembre de 2014).

Se celebró la sesión plenaria del Comité Central (diciembre de 2015) sobre el reagrupamiento del movimiento obrero y sindical, el trabajo del Partido en la clase obrera y la construcción de organizaciones del Partido, que actualizaron y armaron el Partido y el movimiento con resoluciones y objetivos de lucha para las condiciones actuales.

Ha dado batallas electorales repetidas: Elecciones generales (enero de 2015 y septiembre de 2015), referendo de engaño y de desorientación del pueblo (julio de 2015), elecciones en el parlamento europeo y elecciones municipales y regionales (mayo de 2014). En todas estas batallas llevó a cabo un trabajo de agitación y propaganda significativo, promoviendo la propuesta política y las posiciones del KKE entre las amplias masas de trabajadores, obreros y otras capas populares.

Se ha aumentado la agrupación de fuerzas en el PAME, su influencia entre fuerzas combativas de pequeños y medianos campesinos, y de trabajadores autónomos. Se ha intensificado la participación activa de mujeres en el movimiento de mujeres radicales. Se ha aumentado la influencia política del Partido y de la KNE en las universidades y en las instituciones de educación tecnológica.

Dos años después del 19o Congreso, el Comité Central discutió de manera especializada "temas relacionados con el mejoramiento de la educación en el partido y del fortalecimiento del trabajo ideológico", confirmando la relación entre la teoría revolucionaria y la actividad política como fundamental para la identidad comunista del Partido. Se han organizado más Escuelas de educación marxista a nivel de organizaciones regionales y sectoriales del Partido y de la KNE. Ha habido un aumento en la circulación del libro ideológico-político-histórico de la editorial "Sinchroni Epochi", así como un aumento estable en la circulación de la "Kommounistiki Epitheorisi". Se han aumentado las visitas a las páginas web del Partido (portal de noticias 902, páginas web del KKE, de la KNE, del archivo del Partido, de "Rizospastis" etc.). El Comité Central, considerando la difusión de su material impreso como un indicador inequívoco que forja la conciencia comunista, ha fijado metas para el aumento de su difusión hasta el 2018, en honor del centenario del Partido.

En particular, en una reunión especial, el Comité Central abordó el tema de la necesidad de aumentar la circulación diaria y dominical de "Rizospastis", así como su estudio como órgano periodístico diario, como compañero insustituible y guía en la lucha cotidiana de cada miembro y cuadro del KKE y de la KNE.

Es crucial ajustar el trabajo de dirección a las necesidades actuales Los órganos sectoriales son eslabones importantes

40.A pesar de esta ligera tendencia creciente, el Comité Central insiste en evaluar su trabajo de dirección, el nivel de la intervención de las organizaciones del Partido y de la KNE, en base a las necesidades objetivas de la lucha de clases multifacética.

La Resolución Política del 19o Congreso valoraba que: “Desde el Comité Central hasta las OBP, los órganos del Partido debe ajustar su actividad a las necesidades de la lucha de clases, convertirse realmente en una plana mayor de lucha, utilizar cada foco de resistencia en la base, generalizando la experiencia de la lucha. Hay que aumentar las iniciativas de las organizaciones del Partido de agrupar y organizar a las masas populares, informar de manera sistemática y permanente a los simpatizantes del Partido, utilizar e incorporar en la planificación de nuestro trabajo propuestas que surgen de la experiencia de la lucha de clases."

Este objetivo, que encapsula las exigencias actuales de la lucha, sigue siendo -a pesar de los significativos pasos que se han dado- un objetivo que queda a todos los órganos por lograr, desde el Comité Central hasta las OBP. Está directamente ligado con el refuerzo de la capacidad del Partido de actuar como "Partido bajo todas las circunstancias", concentrar fuerzas en todas las condiciones, tanto en condiciones de triunfo de la contrarrevolución, de retroceso del movimiento, de crisis económica y de cancelación de conquistas de larga data, de conflictos imperialistas o de una guerra más generalizada, así como en condiciones de fuerte ascenso de la lucha de clases, de levantamiento de las masas, de formación objetiva de una situación revolucionaria.

La construcción de un tal Partido hoy, capaz de influir más decisivamente a nivel ideológico y político en la organización y movilización de las masas populares, es la responsabilidad básica del propio Comité Central del Partido, de los Comités Regionales y del Consejo Central de la KNE para el período próximo. Sin embargo, el eslabón que debe ser reforzado más decisivamente es el Órgano Sectorial, lo cual requiere que se mejora y se especialice el trabajo de orientación política de los órganos superiores.

El concepto de la especialización se entiende muchas veces de una manera totalmente formal, que tiende a agotarse en referencia a organizaciones de masas locales, a las fábricas locales, al municipio etc. Sin embargo, la especialización consiste en la ayuda de parte del Comité Central y de los Comités Regionales, para que los órganos sectoriales del Partido adquieran la capacidad de ajustar las direcciones generales -y no simplemente repetirlas, haciendo un trabajo organizativo estéril y un control típico- a los datos de su área, tomando en cuenta una serie de factores (composición social, nivel de vida real, percepciones etc.). Luego, deben generalizar su propia experiencia, proporcionando nuevo material para el desarrollo de las direcciones y las elaboraciones centrales. Para adquirir esta capacidad se requiere la capacidad de estudiar específicamente el impacto de los acontecimientos generales en su área. Además, especialización significa dar prioridad a ciertas metas según los objetivos centrales de reagrupamiento del movimiento obrero, de promoción de la alianza social, de maduración ideológica y política de los cuadros y de los miembros del Partido, de desarrollo de una lucha ideológica independiente así como dentro del movimiento.  Se trata de actividades que sirven la misma dirección de lucha, sin identificarse entre sí en cuanto a la profundidad y a la causa de la lucha de clases.

Hoy día, las medidas y el control del trabajo en los órganos sectoriales no han adquirido esta orientación. Como resultado, les resulta difícil estudiar los acontecimientos en su área y sacar conclusiones de la experiencia, mientras que muchas veces el control se limita sólo o principalmente a los resultados numéricos del trabajo. No se trata de un tema sólo o principalmente organizativo. Sin embargo, sí que lo es en cuanto a la toma de medidas y al control de su aplicación para adquirir esta capacidad. Por supuesto, esto requiere un estudio colectivo crítico y autocrítico de la historia del movimiento revolucionario nacional e internacional y de la construcción socialista, teniendo en cuenta que la experiencia individual o incluso colectiva parcial no es suficiente.

Esta discrepancia entre el trabajo de orientación política y las exigencias actuales está influenciada por la subestimación del hecho de que incluso la actividad más avanzada en las luchas no da espontáneamente la capacidad de elaborar y generalizar, no puede ayudar por si sola decisivamente a la concienciación política de clase y a la maduración. En este tema debemos confrontar ideas equivocadas que nos afectan como una fuerza de inercia del pasado. La lucha diaria avanzada y la adquisición de vínculos más estrechos y sólidos en los centros de trabajo pueden contribuir decisivamente a la concienciación política solamente si se desarrollan simultáneamente con la intervención ideológica y política del Partido.

En otras palabras, es necesario tener -junto con el instinto de clase, la disposición espontánea y la postura de vida comunistas- un cierto nivel de pensamiento materialista dialéctico. Se necesita buen conocimiento de las conclusiones colectivamente elaboradas de la historia del Partido y del movimiento comunista internacional en combinación con un nivel mínimo pero adecuado de comprensión de la filosofía dialéctica-materialista, del análisis marxista de la economía capitalista, de las leyes científicas de la sociedad socialista-comunista en combinación con las conclusiones de la construcción socialista en el siglo XX. Se necesita buen conocimiento de las posiciones y de las elaboraciones del Partido en una serie de temas económicos, sociales y políticos.

Sólo si se consiguen todas estas características, la orientación de los órganos y de las OBP a seguir los temas generales y especiales de la lucha, de la elaboración y la especialización de nuestra intervención y generalización de la experiencia de esta intervención, logrará un contenido esencial. La cuestión clave que debe preocuparnos no es sólo sí y cuánto trabajamos, sino cómo trabajamos.

El esfuerzo de que los órganos contribuyan de manera específica en el debate ideológico y político, como elemento clave de la planificación y del control del trabajo, les ayuda objetivamente a la asimilación de nuestras elaboraciones, da un impulso al estudio de nuestra cosmovisión, a la utilización de "Rizospastis", de la "Kommounistiki Epitheorisi" y del libro político, y al mismo tiempo suministra material (acontecimientos, preguntas, opiniones, posiciones) para las elaboraciones y las direcciones centrales.

Otro obstáculo que enfrentamos en este esfuerzo es el hecho de que la tendencia general que se observa en la sociedad de sustitución del conocimiento por la información, ejerce influencia incluso dentro del Partido. Se ha roto significativamente la relación del comunista con la lectura y con el estudio. Esto crea objetivamente -aparte de otros problemas- el peligro de que se creen brechas y diferenciaciones en el nivel político con múltiples consecuencias en la colectividad y en el control.

Un criterio de avance del trabajo de dirección es la mejora de la capacidad de nuestras fuerzas de promover la estrategia del Partido contrastándola con las opciones estratégicas y los ajustes respectivos de la política burguesa, de establecer condiciones que contribuyan al reagrupamiento del movimiento obrero y a la promoción de la alianza social, la agrupación, la concentración y la preparación de fuerzas obreras y populares para la lucha por el poder. Otro criterio de avance es la capacidad de nuestras fuerzas de demostrar la superioridad del socialismo, orientar efectivamente el descontento popular contra el verdadero enemigo, impidiendo los intentos burgueses de desviarlas hacia canales inofensivos para el sistema. Este esfuerzo, por supuesto, debe tener en cuenta el nivel ideológico y político de masas, pero no para subordinarse y limitarse a ello, sino como condición previa necesaria para elevarlo.

Adquirir el nivel ideológico y político que requieren las condiciones actuales es un proceso muy exigente y continuo que se debe desarrollar a nivel colectivo e individual junto con la actividad de vanguardia en las luchas obreras y populares.

41.El nivel ideológico de los órganos es un requisito previo para su funcionamiento como verdadera plana mayor para reforzar las iniciativas de las organizaciones partidistas en cuanto a la agrupación y organización de masas populares, la utilización e incorporación en la planificación del trabajo partidista de propuestas que hayan surgido de la experiencia de la lucha de clases. Además, es una condición previa para el desarrollo de un frente ideológico y político bien dirigido en las ramas industriales y otras de la economía capitalista, en todos los niveles de la educación, en el ámbito de la cultura y de los deportes, en la cuestión de la igualdad y de la emancipación de la mujer, en el movimiento campesino y de los trabajadores autónomos urbanos.

El trabajo continuo para el desarrollo de la base ideológica de los órganos, de cada uno de sus miembros, es un requisito previo para el desarrollo de la capacidad y de los medios partidistas de agitación y propaganda de las masas, para la especialización de los cuadros en este sector particularmente exigente.

Los Órganos Sectoriales deben debatir en las organizaciones de base del Partido de manera planificada varios temas, sacar experiencia de esta discusión, hacer un esfuerzo de generalizarla al nivel del órgano. La necesidad de dar prioridad a la discusión de estos temas en los órganos no debe poner en segundo plano otros temas que conciernen diariamente a las familias obreras y populares y sobre los cuales el poder burgués tiene multiformes mecanismos y servicios que los activa en los centros de trabajo, en los lugares de residencia y de estudios que intervienen activamente (los municipios, las Organizaciones No Gubernamentales, la Iglesia, varios servicios estatales, fuerzas de represión etc.).

42.Otros asuntos del trabajo de dirección a los que debemos centrar nuestra atención, en base al informe de trabajo de nuestro Partido, son los siguientes:

  • La utilización diaria de la Prensa del Partido como herramienta para la orientación más directa y efectiva, para la promoción más rápida de la línea política del Partido sin procedimientos largos. Este tema está directamente relacionado con el aumento de la circulación de "Rizospastis", así como de las demás publicaciones del Partido. Se trata de una obligación personal de cada miembro del Partido, una condición indispensable para desempeñar el papel de dirección y de vanguardia en el centro de trabajo, en el lugar de residencia y de estudios.
  • El trabajo de orientación política en base a los objetivos del reagrupamiento del movimiento obrero y de la creación de la alianza social. Este tema está relacionado con la organización y la movilización de las fuerzas obreras y populares y con el funcionamiento y la actividad de las organizaciones del movimiento, mientras que es particularmente complicado, sobre todo en los órganos de dirección en las organizaciones territoriales, sin que eso signifique que se ha resuelto en las organizaciones de ramas. La distribución de fuerzas y la división del trabajo de los órganos en total debe apoyar este esfuerzo. Una cuestión crucial en cada barrio de los grandes centros urbanos, así como de los más pequeños en las zonas rurales, es la organización de los trabajadores en los sindicatos y en sus filiales locales en todos los sectores del sector privado y estatal, la organización de los trabajadores autónomos de la ciudad y del pueblo, de los estudiantes de secundaria y universitarios, de las mujeres de las familias populares. Al mismo tiempo, hay que hacer un esfuerzo para organizar la actividad conjunta de las fuerzas populares a través de comités populares y otras formas de agrupación, profundizar el contenido de la lucha, promover la alianza social en dirección anticapitalista-antimonopolista teniendo como objetivo el poder obrero. Este debe ser el contenido básico de la orientación política de los órganos.
  • La concentración y la distribución de nuestras fuerzas con el criterio de la construcción de organizaciones del Partido en ramas críticas (industriales, de importancia estratégica etc.), la organización de trabajadores y sobre todo de trabajadores jóvenes en el movimiento. A pesar de los importantes pasos que se han dado hacia esta dirección, se necesita un cambio más audaz en la orientación hacia los grupos de edades productivas y la distribución respectiva de nuestras fuerzas.
  • La capacidad y la preparación para los giros bruscos en la lucha de clases. Tiene que ver con la disposición política e ideológica y la preparación respectiva. Tiene que ver con medidas que se deben tomar a partir de hoy en un número de sectores, con la orientación y la capacitación para intervenir y construir organizaciones en áreas de importancia estratégica que están relacionadas con la capacidad y la posibilidad de accionar en condiciones rápidamente desarrolladas.

Ejes de enfoque de la intervención ideológica del Partido

43.Para el período próximo, hasta el 21 Congreso, el núcleo del trabajo ideológico sigue siendo la asimilación del Programa del Partido, de las conclusiones de la construcción del socialismo en la URSS, así como de las conclusiones que derivan del estudio de la historia del Partido desde su fundación hasta la crisis de 1991, y de la historia del movimiento comunista internacional.

Hemos logrado un nivel significativo de asimilación por las fuerzas del Partido y de la KNE, así como parte del círculo de influencia del Partido sobre aspectos de nuestro Programa que tienen que ver con el carácter socialista del cambio revolucionario y las características fundamentales de la sociedad socialista-comunista que objetivamente pueden ofrecer una salida a los problemas sociales agudos, a las necesidades contemporáneas de la clase obrera y de las capas populares.

Sin embargo, se debe profundizar la asimilación de aquellos aspectos del Programa que tienen que ver con la relación entre las condiciones objetivas y subjetivas que se requieren para que la confrontación clasista adquiera un carácter de derrocamiento revolucionario. Debido a la correlación de fuerzas mundial adversa, existe el peligro de subestimar la necesidad de desarrollar el factor subjetivo en condiciones no revolucionarias. Y al revés, en el esfuerzo de superar la posibilidad de subestimar esta necesidad, existe el peligro de subestimar el elemento objetivo en el desarrollo de la correlación de fuerzas entre las clases rivales. La comprensión correcta de esta relación requiere, en primer lugar, que nos demos cuenta de las contradicciones internas del capitalismo que llevan a profundas crisis económicas sincronizadas, a crisis en los partidos burgueses, a la agudización de las contradicciones en el marco de las alianzas imperialistas, a una posible escalada militar de estas contradicciones etc.

El Partido Comunista -como un partido que está al lado opuesto de los partidos de la gestión burguesa- debe seguir estos acontecimientos para poder agudizarlas y utilizarlas, en la medida de lo posible, a favor del derrocamiento revolucionario.

Se debe quedar claro que hay una gran inestabilidad en los acontecimientos y los procesos que se están desarrollando en el sistema capitalista mundial, en la economía capitalista. Lo que hoy parece inmóvil, inmutable, mañana puede que cambie rápidamente. Más aún hoy que se están acumulando elementos que pueden llevar a cambios repentinos y alteraciones. En este sentido, nadie puede adelantar el curso de los acontecimientos, la posibilidad de que se creen brechas, posibilidades y condiciones para un cambio brusco en la correlación de fuerzas. De este punto de vista, se necesita disposición y preparación ideológica, política y organizativa adecuada que se desarrolla diariamente en condiciones no revolucionarias.

Un aspecto de este tema es la mejor comprensión de la relación dialéctica entre la correlación a nivel nacional, regional e internacional de la lucha de clases. El hecho de que cada partido comunista da prioridad a la dirección de la lucha de clases en su país con el fin de abolir la explotación, no niega la importancia de la correlación -al menos- a nivel regional en el desarrollo de la lucha de clases en un país o en un grupo de países.

La historia de los períodos del levantamiento revolucionario del movimiento obrero y de las revoluciones obreras demuestra que la principal dificultad de las fuerzas revolucionarias fue la ausencia de las condiciones subjetivas para la victoria de la revolución durante el estallido de la situación revolucionaria y no el hecho de que en la región más amplia prevalecieron condiciones de estabilidad capitalista capaces de sofocar el levantamiento en un país o en un grupo de países.

44.Un asunto clave en la aplicación de la estrategia revolucionaria es la relación entre la guerra imperialista y la desestabilización del poder burgués en todas sus formas. La profundización de la crisis económica y la posible escalada de las contradicciones interimperialistas en conflictos militares o incluso en una guerra imperialista generalizada pueden crear condiciones de desestabilización del poder burgués, tanto en Grecia como en otros países de la región.

En el caso de implicación militar de Grecia en una guerra imperialista y en intervenciones imperialistas, el Partido -defendiendo los intereses de la clase obrera y del pueblo griego- debe dirigir la organización de la lucha obrera y popular para la salida de Grecia de la guerra imperialista. Esto requiere no sólo la derrota de cualquier posible invasor imperialista –ya sea un "aliado" temporal o un "adversario" temporal de la burguesía del país- sino además la derrota total de la propia burguesía local. Esta es la única manera para el paso del poder a la clase obrera y para la salida de la barbarie del sistema capitalista que mientras predomina y va pudriéndose traerá la guerra o la "paz" imperialista con la pistola en la cabeza de los pueblos.

En el caso de tal guerra, el Comité Central deberá estar dispuesto al respecto para evaluar paso a paso el curso de la guerra imperialista, para poder intervenir rápido y acertadamente, para preparar a las fuerzas obreras y populares. Puede haber un largo período de participación del país en una guerra imperialista, sin que se manifieste una situación revolucionaria, especialmente en el caso de invasión-ocupación. Se requiere necesariamente un trabajo particular en condiciones no revolucionarias para la creación exitosa de las condiciones previas para la derrota de la burguesía local y extranjera. Es un trabajo que tiene dificultades particulares que no se pueden resolver con unas consignas generales de condena o de salida de la guerra imperialista, mientras que incluye asuntos multifacéticos que la vanguardia política los debe estudiar constantemente.

En general, la madurez del factor subjetivo en condiciones no revolucionarias está determinada también por el trabajo de hoy: por la madurez ideológica y política, la asimilación del Programa del Partido, la capacidad de actuar bajo todas las circunstancias, así como por la educación de las masas obreras y populares en el marco de la actividad en dirección anticapitalista-antimonopolista en las condiciones actuales.

Junto a la comprensión más profunda de las cuestiones anteriores en términos de la relación dialéctica entre los factores objetivos y subjetivos para la revolución, se necesita resistencia comunista para que los comunistas puedan luchar en condiciones no revolucionarias sin incorporarse en el sistema en el período relativamente "legal" y "pacífico".

Esta es la cuestión clave que enfrentarán especialmente los comunistas más jóvenes en términos ideológicos y de postura de vida. Toda la actividad que se ha desarrollado hasta ahora hacia la celebración del 100 aniversario del KKE ha tenido un múltiple impacto positivo a los militantes del Partido y, en particular, de la KNE, a las y los camaradas más jóvenes. Los objetivos planteados para los próximos dos años en honor de esta celebración incluyen la maduración, la educación y el fortalecimiento de la combatitividad y de la moral de los miembros de la KNE y de su círculo de influencia.

45.De cara a las actividades ideológicas y políticas para el 100 aniversario del Partido y el 50 aniversario de la KNE, la elucidación del carácter socialista de la revolución, del poder y de la economía deberá profundizarse tanto en su contenido como en la explicación de las causas y del carácter del derrocamiento contrarrevolucionario. Un requisito previo necesario es el esfuerzo de confrontar el ataque burgués y oportunista en base al conocimiento de las leyes científicas de la sociedad capitalista y socialista-comunista.

Todavía existen debilidades significativas en cuanto a la comprensión de estas leyes. Estas debilidades se reflejan en los conceptos de "desindustrialización" a causa de la crisis económica, la "des-helenización" a causa del fortalecimiento de los mecanismos de control de la UE o causa de las fusiones-adquisiciones de grandes grupos empresariales monopolistas, la "particularidad griega" en cuanto a la gran proporción de las actividades económicas clasificadas por los mecanismos burgueses como "servicios", el "subconsumo" o "sobreconsumo" o la forma de gestión de la deuda financiera como causas de la crisis económica capitalista etc.

Otro problema es la asociación errónea de la empresa capitalista estatal con la unidad de producción socialista. Aparte de las respectivas posiciones del Partido, los objetivos de lucha en el movimiento obrero sindical deben contribuir a la intensificación del debate con esta idea, señalar la distinción total de estas dos formas de organización de la producción. Las similitudes que existen en asuntos como el esfuerzo por reducir los costes laborales o los costes de las materias primas no deben ocultar la diferencia esencial entre ellos, que deriva de las relaciones de propiedad en los medios de producción radicalmente diferentes que resultan al beneficio de diferentes fuerzas sociales.

Además, en las posiciones del Partido y en los objetivos de lucha del movimiento obrero y sindical hay que proyectar con mayor intensidad las necesidades obreras y populares contemporáneas que están determinadas por el potencial actual de la ciencia y de la producción, así como destacar las condiciones y los requisitos para su satisfacción.

Así pues, es evidente que se requiere una comprensión más profunda de las leyes científicas del movimiento de la economía capitalista y de las características particulares de cada fase y coyuntura, la interpretación de los acontecimientos económicos y políticos actuales (desempleo, recortes salariales, cambios gubernamentales etc.) bajo el prisma de estas leyes y su comparación con las leyes respectivas de la producción socialista y sus consecuencias para los productores de la riqueza.

46.Hay que asimilar la posición de que sólo la clase obrera es objetivamente una clase revolucionaria, constructora de la sociedad socialista-comunista y, por lo tanto, la fuerza principal en relación con las demás fuerzas populares. Sólo el movimiento obrero puede adquirir características revolucionarias, convertirse en movimiento revolucionario de clase consistente, mientras que los movimientos de las demás fuerzas populares no pueden convertirse en vehículo consecuente de la propiedad privada en los medios de producción. Al mismo tiempo, hay que asimilar la posición de que el papel dirigente objetivo de la clase obrera en la revolución beneficia objetivamente a los trabajadores autónomos hoy día (los productores individuales), proporcionando una salida a sus problemas actuales mediante la perspectiva de su integración en el trabajo social directo. El KKE, como la vanguardia ideológica y política de la clase obrera en Grecia, destaca la necesidad de la actividad común de los trabajadores autónomos con la clase obrera en el capitalismo, así como su integración en la producción social directa en el socialismo-comunismo.

Los esfuerzos de desarrollar la lucha anticapitalista y la lucha por el poder obrero tendrán que hacer frente a la presión constantemente renovada de las fuerzas políticas burguesas y oportunistas o incluso de las masas obreras y populares políticamente manipuladas para soluciones políticas de gestión "dentro del marco capitalista" en el nombre de la llamada unidad nacional.

Estos llamamientos subordinan los intereses de la gran mayoría del pueblo a los intereses de la minoría explotadora de la clase burguesa. El peligro de estos llamamientos crece en condiciones de reordenamientos en la pirámide imperialista, de desestabilización de las alianzas imperialistas y de la aparición de nuevas, en condiciones de crisis de los partidos burgueses gubernamentales y la creación de nuevos, en condiciones de intensificación de la confrontación entre el liberalismo burgués y la socialdemocracia, entre el parlamentarismo burgués y la dictadura fascista o militar, entre la modernización burguesa y anacronismos religiosos, raciales y otros. 

Un asunto importante de la lucha ideológica-política es la capacidad del Partido de combatir las ilusiones de que a través de reformas parlamentarias y la mejora gradual de la correlación electoral se puede hacer la transición al socialismo; se puede revelar el papel que desempeña objetivamente todo gobierno burgués; destacar y utilizar en esta dirección la experiencia histórica contemporánea y anterior en una serie de países de Europa, de América Latina etc.

Tanto la teoría como la historia del movimiento comunista demuestran que la proclamación del carácter socialista de la revolución y del poder es impotente cuando está interrumpida en la práctica por objetivos gubernamentales transitorios en el marco del capitalismo, en el nombre de la crisis económica prolongada, de la intensificación de la violencia estatal y patronal, de la intimidación abierta hacia el movimiento obrero y comunista, de la violencia nazi-fascista, de la suspensión de los procedimientos parlamentarios, de amenaza o de estallido de una guerra imperialista. 

La lucha política cotidiana sobre todos estos asuntos nunca debe separarse de la principal tarea política revolucionaria que es la lucha por el poder obrero.

En el período próximo, los problemas de cohesión de la UE y de la zona euro, el fortalecimiento de los BRICS, las intervenciones de EE.UU. para consolidar sus posiciones en Europa y en Asia, crearán condiciones que volverán a destacar de nuevo la importancia -que es crucial para el movimiento revolucionario- de vinculación de la lucha contra la guerra imperialista con la lucha por el poder obrero.

47.Es de particular importancia profundizar los argumentos respecto las diferencias radicales entre la democracia burguesa y las instituciones del poder obrero. El carácter formal de la participación en la democracia burguesa está en contradicción directa con su carácter esencial en las condiciones del poder obrero. El poder obrero es una forma superior de democracia porque su rasgo característico es la participación activa del pueblo en la formación de la sociedad socialista y su base es la unidad productiva, el servicio social, la unidad administrativa, la cooperativa de producción.

Hoy día, se necesita -más que nunca- intensificar el debate para revelar la democracia burguesa como forma de ejecución del poder burgués, es decir de la dictadura del capital. Es preciso utilizar argumentos para desacreditar las herramientas de la democracia burguesa (p.ej. de las elecciones generales, en el Parlamento Europeo, las elecciones locales) y recalcar el carácter clasista de cada Constitución burguesa en el capitalismo etc. En este esfuerzo se deben destacar los cambios reaccionarios contemporáneos que tienen que ver con el Estado burgués y con el sistema político burgués, como son la modernización de los mecanismos de represión, los cambios en la Constitución etc. 

Además, se debe fortalecer el esfuerzo para que la clase obrera y las capas populares rechacen la teoría reaccionaria de los "dos extremos", que oscurece los verdaderos dos "extremos" en la sociedad capitalista, es decir la clase explotadora del capital y la clase obrera explotada. Se necesita una confrontación intensa contra las ilusiones de que el movimiento obrero debe encarar la corriente fascista bajo la bandera de la democracia burguesa y hay que destacar el hecho de que la socialdemocracia y el fascismo han sido históricamente los "dos extremos" del poder del capital.

En particular sobre Rizospastis y el portal de noticias 902

48.En los asuntos anteriores, van a jugar un papel importante los medios de comunicación masiva del partido, el diario "Rizospastis" y el portal de noticias 902.

El Comité Central ha hecho un esfuerzo para mejorar el contenido de su órgano diario, al promover y fortalecer su personal con cuadros. Sin embargo, a pesar de los esfuerzos positivos que se han llevado a cabo, a pesar de que "Rizospastis" ha cumplido con su tarea en general es decir como medio a través del cual la línea política del Partido llega diariamente a sus miembros, amigos y simpatizantes, todavía estamos muy lejos de la necesidad de utilizarse como la guía diaria para la acción. Hay que dar muchos más pasos para mejorar su contenido, la posibilidad de realizar cada día acertadamente el debate ideológico y político, de promover y popularizar la política del Partido, de recalcar vívidamente las pequeñas y las grandes batallas que dan los trabajadores asalariados y las demás capas populares contra el adversario de clase. Hay que llevar a cabo todas estas tareas tomando en cuenta que se dirige principalmente a gente de la clase obrera y de las capas populares de edades productivas.

Un gran problema sigue siendo la baja circulación del periódico, muy por detrás de las verdaderas capacidades, así como la continua tendencia a la baja. Este tema deberá abordarse en el período próximo. En el núcleo de este problema está la utilización del órgano diario del Partido, bajo la responsabilidad de los propios órganos de dirección desde el Comité Central hasta los órganos sectoriales, su integración como instrumento de la actividad cotidiana de los partidos, como elemento del trabajo de orientación política.

La creación del portal de noticias 902 como medio informativo del KKE ha sido un paso significativo de la intervención del Partido en el internet y la información en línea directa. Desde su creación hasta hoy día, se ha hecho un importante esfuerzo para mejorarlo y a partir de 2015 se ha subido su nueva edición. Hay que mejorar aún más su lista de temas y su apariencia para lograr un mayor número de lectores diarios. Este tema debe ser tratado con vistas al 100 aniversario de la fundación del KKE en 2018, en combinación con la actualización de la página web de "Rizospastis".

En cualquier caso, la existencia y el funcionamiento del portal de noticias 902, así como de cualquier otro portal o página web del Partido, no pueden sustituir la lectura y la utilización de "Rizospastis", tanto para armar a nivel ideológico, como para promover las posiciones y la política del KKE. En esta dirección se debe explicar suficientemente en el trabajo diario de orientación política la gran diferencia entre el conocimiento y la verdadera información por una parte, y la simple información y las noticias por otra.

Al mismo tiempo, hay que recalcar el papel especial de "Kommounistiki Epitheorisi" que recopila las elaboraciones contemporáneas del Partido, así como textos importantes de todo el curso del movimiento comunista internacional. Hay que destacar el papel del estudio de libros, la necesidad de enriquecer las oficinas del Partido y las casas de los comunistas con libros marxistas, con ediciones políticas, con libros de literatura etc.

La lucha por el reagrupamiento del movimiento obrero

49.Hoy día, la propia trayectoria del movimiento, el desarrollo de las luchas, la lucha por el reagrupamiento del movimiento obrero sindical y la promoción de la alianza social son de suma importancia.

Las cuestiones que tenemos que afrontar, sobre todo en la clase obrera, en el movimiento obrero están, hasta cierta medida, en una nueva fase, como ya se ha destacado en el capital sobre los acontecimientos políticos y económicos nacionales e internacionales. La evaluación de la situación del movimiento obrero-sindical, el grado de desarrollo de la conciencia política de la clase obrera, la postura y las luchas de los aliados naturales de la clase obrera (campesinos pobres, trabajadores autónomos) no ha cambiado y afecta también a las edades productivas jóvenes. La imagen de retirada general, de repliegue, de inseguridad generalizada, de fatalismo, de miedo, es bien conocida, es algo que lo encontramos en cada paso.

Sin embargo, hay nuevos focos de resistencia y se desarrollan nuevas luchas. Las movilizaciones que han empezado como iniciativa del Partido, de los comunistas en el movimiento sindical de la clase obrera sobre el importante frente de lucha por la Seguridad Social han sido significativamente masivas y constituyen un legado para el desarrollo del movimiento. Una conclusión clave es que hay posibilidades, a pesar de que todavía existen dificultades objetivas y subjetivas.

Aunque el trabajo para el desarrollo de luchas en todos los frentes individuales y el compromiso con todos los pequeños y grandes problemas de la clase obrera en centros de trabajo y en ramas son indispensables, el crecimiento decisivo del movimiento obrero no puede existir mientras no se amplía la vanguardia obrera convencida de la necesidad de derrocar el sistema, inspirada de la perspectiva socialista, sobre todo en las fábricas, en las empresas, en los centros de trabajo.

Esto concierne sobre todo el trabajo independiente del Partido, el trabajo de los comunistas en los centros de trabajo, en los sindicatos. El debate en el movimiento obrero y sindical, la experiencia de la participación en ello, el trabajo en una línea anticapitalista ayudan, facilitan tal proceso pero no pueden dar una respuesta integral.

Las movilizaciones que tuvieron lugar en 2016 mostraron claramente la fuerza que puede adquirir la clase obrera y la importancia de la alianza social. Han fortalecido la influencia política del Partido y su prestigio, su influencia en el movimiento de las organizaciones radicales en las que trabajan activamente los miembros del Partido.

Se ha confirmado una conclusión básica: Para poder tener fuerzas potentes en los principales frentes de lucha, para mejorar nuestra capacidad de trabajar e influir a las fuerzas populares luchadoras con diferentes niveles de conciencia, se requiere una intervención ideológica, política, organizativa y práctica superior de parte del Partido, de la militancia y de los simpatizantes entre las masas obreras y populares.

Un criterio básico de nuestro trabajo de dirección debe ser el mantenimiento de vínculos militantes con las y los que quieren resistir, independientemente del nivel actual de comprensión y aceptación de la totalidad de nuestras posiciones. Esto no supone una retirada del deber de resaltar las verdaderas causas de los problemas, de mostrar de manera documentada y especializada la dirección para su solución que objetivamente está en dirección anticapitalista-antimonopolista. Prácticamente, la confrontación política e ideológica en el movimiento se intensificará, pero se necesita vigilancia, disposición, capacidad de llevar a cabo esta confrontación en el movimiento.

El KKE tiene la capacidad de liderar grandes luchas. En el ciclo de movilizaciones que se realizaron, se desarrollaron elaboraciones de posiciones y de objetivos de lucha por los grandes problemas sociales, que hasta cierto punto fueron ampliamente aceptados. Había un plan de acción y preparación. Es cierto que existen diferentes opiniones hostiles (burguesas, reformistas, oportunistas) de los oponentes y junto con estas opiniones respecto la ineficacia de las luchas, las ilusiones, el miedo, todo un conjunto de factores que socavan la influencia de nuestras posiciones.

No es casualidad que junto con la guerra económica por el aumento de la explotación se está desarrollando y se está fortaleciendo la guerra política e ideológica por la división, manipulación, desorientación y atrapamiento de las masas obreras y populares. La intervención ideológica y política de los empleadores, sobre todo en los grandes centros de trabajo, es multiforme. Esta intervención no se limita en fomentar las lógicas del "socio" y de "nuestra empresa", sino que se expresa de manera más práctica, con iniciativas, como la llamada "Responsabilidad Social Corporativa" y otras actividades (por ejemplo la campaña "todos juntos, podemos") o incluso con iniciativas de apoyo psicológico y asesoramiento en los centros de trabajo por parte del personal administrativo.

50.Un problema grave respecto el ascenso de la lucha de clases es la prevalencia de las fuerzas reformistas-oportunistas en sectores de importancia estratégica, en las fábricas, en grandes centros de trabajo, donde tenemos pocas fuerzas. Es un obstáculo poderoso a la radicalización. Esta conclusión fue confirmada en las recientes movilizaciones para la Seguridad Social. En esta lucha se ha demostrado una vez más lo peligroso que es el papel de los reformistas, del oportunismo, como pilares útiles del sistema en condiciones cruciales, así como el papel de las cúpulas sindicales mayoritarias en la confederación de trabajadores en el sector privado y público (GSEE y ADEDY respectivamente), en grandes federaciones y sindicatos.

Estas fuerzas son responsables por la desorganización del movimiento sindical, la obstaculización de la radicalización del movimiento en condiciones de crisis prolongada. Tienen grandes responsabilidades porque con toda la gama de posiciones y prácticas ideológicas y políticas difunden la confusión y la desorientación. Han contribuido al atrapamiento de masas obreras y populares en opiniones convenientes para el sistema, utilizando como vehículo básico la colaboración de clases, la negación de la solidaridad y la unidad de clase.

Tales puntos de vista predominan en ramas de importancia estratégica como son la Energía, los Bancos, los Transportes, las Telecomunicaciones, la Administración Pública, la Salud y la Educación, y otras. En algunos sectores, mientras que las fuerzas apoyadas por el Partido tienen la mayoría en la junta directiva de federaciones y de grandes sindicatos, al mismo tiempo la presencia partidista, la intervención y sobre todo la organización en grandes centros de trabajo que participan en estas organizaciones de masas, son muy pequeñas y bastante débiles.

En el terreno de su dominio ideológico y político, el enemigo de clase, con la ayuda de los reformistas y de los oportunistas, ha logrado inculcar ampliamente la conciencia obrera y popular con la noción de que la crisis es la consecuencia de una mala gestión de parte de los partidos liberales y socialdemócratas, que es una desviación de un sistema capitalista supuestamente sano y, por lo tanto, que con una fórmula de política mejor, tanto el sistema como la UE se pueden corregir.

Después de dos años de gobierno de SYRIZA que ha fomentado masivamente la ilusión en amplios sectores de la clase obrera y de las demás capas populares, surge de manera más intensa la opinión de que "no se hace nada, no se consigue nada", "los extranjeros son los que deciden" etc. Por eso, es importante explicar eficientemente a dónde nos han llevado las luchas y la correlación de fuerzas formadas a partir de 2009 hasta el presente y porque el movimiento debe cambiar de dirección. Al mismo tiempo, hay que destacar también el diferente margen de maniobras que tiene el propio sistema capitalista en los diversos períodos y fases.

En este punto se plantea una tarea ideológica y política seria para el conjunto del Partido. Incorporar en la experiencia obrera, popular y militante, toda la experiencia del movimiento y de las luchas, de los acontecimientos de estos ocho años de crisis. Somos plenamente conscientes de que todo ello funciona de manera contradictoria en la conciencia popular, en la mayoría de la clase obrera.

Hoy es de particular importancia dejar claro el carácter del reformismo contemporáneo, cuyo vehículo básico en el movimiento obrero y sindical son las fuerzas oportunistas. Hoy día, la línea reformista en el movimiento sindical tiene, más abiertamente, el carácter de una propuesta de gestión del sistema, mientras que incorpora medidas y objetivos de lucha que no están simplemente desvinculados de la lucha por el derrocamiento revolucionario, sino plenamente integrados en la estrategia del capital. Por ejemplo, el contenido de la consigna relativa a la reconstrucción productiva que se promueve en el marco de los diversos programas transitorios, se identifica en realidad con el objetivo de la recuperación capitalista y el cambio del modelo de producción, a pesar del hecho de que está camuflado con consignas y demandas aparentemente radicales (como son la democracia directa, la salida del euro etc.). Se trata de objetivos de lucha en el movimiento que -a través de su incorporación en varios programas de transición y de otro tipo de propuestas políticas supuestamente directas- se utilizan para atrapar al pueblo en diferentes versiones de la política burguesa y en la línea del gubernamentalismo.

Consecuentemente, la confrontación con la línea oportunista-reformista en el movimiento tiene que ver con la confrontación, con las demandas y los objetivos, con la propia dirección de la lucha. Cada vez la elaboración de la línea de lucha debe tener todos los elementos de estabilidad y flexibilidad que facilitan la liberación de fuerzas obreras radicales -sobre todo jóvenes- que están desorientados y atrapados en diferentes propuestas de gestión.

En esta batalla ideológica y política, los comunistas deben desempeñar un papel dirigente, utilizando en la confrontación la ventaja de las evaluaciones confirmadas del Partido en las anteriores cuestiones fundamentales.

El hecho de que el Partido no se retiró a nivel ideológico y organizativo a pesar de la presión intensa, que desempeñó un papel dirigente en las grandes luchas, abriendo grandes frentes ideológicos y políticos, establece objetivamente nuevas bases de contacto con la clase obrera y las capas populares. En particular, la posición del Partido respecto su no participación en gobiernos burgueses se ha demostrado ser un arma fuerte en la lucha por la emancipación de la clase obrera, ha sido un escudo para la protección de las fuerzas del movimiento obrero contra la sumisión y el compromiso con los planes burgueses.  

El desarrollo de la correlación en el movimiento obrero y sindical y la influencia del Partido

51.El porcentaje total los trabajadores afiliados en los sindicatos, como ha sido registrado en los datos de los congresos de GSEE y ADEDY así como en las elecciones de los sindicatos de base de los sectores, actualmente no supera el 25%, y va disminuyéndose continuamente. Hay una disminución respecto la organización y la participación de mujeres (sobre todo de mujeres más jóvenes) y de inmigrantes. Esto es uno de los problemas más fundamentales que tenemos que afrontar.

Por diversas razones, la situación actual es incluso peor de la que muestran los datos y las estadísticas oficiales. Una de las razones es la intervención de los empleadores y del sindicalismo patronal-gubernamental, con el fin de distorsionar los resultados en varias elecciones a través de la presentación como miembros de los sindicatos a personas falsamente registradas, doblemente registradas etc.

La situación es aún peor respecto el nivel de organización en los sindicatos y en las uniones en el movimiento de los trabajadores autónomos y en el movimiento campesino.

El Partido ha mantenido sus fuerzas en el movimiento obrero-sindical, y en ciertos lugares y sectores logró más posiciones y fuerzas. Como muestran los datos respectivos, las principales pérdidas del Partido están en ramas que han sido gravemente afectadas tanto antes como durante la crisis, a causa de la contracción de la mano de obra (construcciones, fábricas textiles, de ropa, de calzado, industria de tabaco etc.)y de las jubilaciones.

Las movilizaciones en los últimos años han reforzado la influencia política del Partido, la influencia de las agrupaciones en las que trabajan activamente los miembros del Partido. Del fortalecimiento del capital monopolista debemos esperar una mayor intensificación de la contradicción entre capital y trabajo asalariado, y, en esta base, la intensificación del conjunto de las contradicciones sociales.

De ahí surgen la necesidad y las posibilidades de un trabajo más organizado de las organizaciones y de todo el Partido, en las filas de la clase obrera y de su movimiento, para que se refuerce la lucha de clases contra los capitalistas, sus partidos y sus gobiernos, en general contra el poder capitalista, hacia una perspectiva de choque para su derrocamiento, para el poder obrero revolucionario.

El Partido se ha dotado de su estrategia, de elaboraciones en torno a varios asuntos relacionados con el curso de la lucha de clases, de la experiencia elaborada del período reciente, así como de los casi cien años de trayectoria, puede tener un impacto decisivo para que se refuerce y se consolide la orientación anticapitalista necesaria de la lucha.

La experiencia reciente confirma que las fuerzas políticas sin experiencia saldrán a la calle bajo el peso de los problemas agudos, a pesar de que no estarán de acuerdo en todo con nosotros, tendrán limitada resistencia a las dificultades y los altibajos de la lucha. Se ha demostrado en la práctica la capacidad del Partido de evaluar pronta y objetivamente la actitud de las masas, de intervenir de manera planificada y organizada como vanguardia en el marco de la lucha, en las formas de organización y lucha, en el debate ideológico, jugando un papel principal en los procesos colectivos de masas, con atención y flexibilidad en la ampliación, sin debilitar la vigilancia y la lucha ideológica.

Esta intervención no se realiza de repente y esporádicamente; requiere un largo trabajo -colectivo e individual- de parte del Partido con características de vanguardia. Este trabajo, en el momento oportuno desde el punto de vista de las condiciones, aporta prestigio, reconocimiento y a través de ellos la capacidad de centrar a fuerzas que no siguen la política del Partido o lo siguen coyunturalmente y de manera sentimental. Hay que aumentar la disposición de las fuerzas del Partido, utilizar más a los simpatizantes del Partido, mejorar su capacidad de entrar en contacto con tales fuerzas y tener un impacto en la dirección de su lucha.

Las tareas que surgen para el reagrupamiento del movimiento

52.En la Resolución del Pleno Ampliado del Comité Central de diciembre de 2015, se determinó el contenido del reagrupamiento: “....la preparación y el desarrollo de un movimiento obrero capaz de enfrentarse decisivamente, eficazmente y en alianza con las capas populares de los trabajadores autónomos y los campesinos contra la estrategia elaborada unificada del capital y del poder capitalista”. Se trata de una tarea que requiere un trabajo ideológico, político y organizativo superior y más complejo tanto en las filas del Partido como en las filas del movimiento, centrándose en las necesidades contemporáneas de las fuerzas obreras y populares, así como la incorporación de varias demandas en un plan de concentración de fuerzas y de lucha con un contenido anticapitalista.

El plan para el reagrupamiento se basará principalmente en las fuertes Organizaciones del Partido en las fábricas, en las empresas, en los sectores de importancia estratégica. Hay que esforzarse para llevarlo a cabo y examinarlo constantemente de manera crítica, destacando las dificultades objetivas, así como las debilidades subjetivas, de manera unificada, a nivel nacional, de manera estable e implacable, con las especializaciones y los ajustes necesarios en cada rama.

En este sentido, nuestra orientación respecto el desarrollo y el reagrupamiento del movimiento debe abarcar cada ciudad y área, centrándose en los grupos monopolistas, las fábricas, las unidades de energía eléctrica, las telecomunicaciones, los medios de transporte, los centros comerciales, las unidades de salud y bienestar. Al mismo tiempo, hay que centrar a los trabajadores autónomos de las ciudades y a los campesinos, los centros de educación de los jóvenes, los centros de concentración de jóvenes de familias obreras y populares.

Una cuestión central que se debe abordar es hasta qué punto se ha formado una percepción única entre las fuerzas del Partido en relación con el contenido del reagrupamiento y las tareas que surgen para su avance.

A pesar de los pasos que se han dado, todavía existen retrasos en cuanto a superar la parcialidad y asimilar nuestra percepción sobre las tareas de los comunistas en base a la dirección anterior. Las condiciones que se crearon tras el estallido de la crisis capitalista trajeron en la superficie nuevas dificultades. A pesar de la predicción respectiva, no estábamos suficientemente preparados para los ajustes rápidos a las nuevas condiciones que creó la crisis profunda y prolongada, no habíamos estudiado las nuevas restricciones o dificultades en asimilar e implementar el plan para el reagrupamiento.

En el período próximo hay que tomar medidas con mayor determinación para aumentar la eficacia en la promoción de esta tarea central en todo el Partido y la KNE, desde el Comité Central hasta las organizaciones de base del Partido y de la KNE, y cada grupo de trabajo del Partido.

La necesidad de formar una percepción unitaria sobre el contenido del reagrupamiento del movimiento obrero y sindical

53.Como ya hemos señalado, es necesario consolidar la percepción de que los problemas respecto las condiciones de trabajo y de vida de la clase obrera, aunque son la base de las luchas y deben desarrollarse sin cesar con la contribución avanzada de los comunistas, por si mismos no llevan al desarrollo de la conciencia política de clase. De aquí surgen las tareas de la lucha ideológica y política de los comunistas en el movimiento para fortalecer su dirección anticapitalista. Estas tareas incluyen la elaboración de demandas de lucha y la adopción de formas de organización y de alianza con fuerzas populares y tienen como condición previa el conocimiento adecuado de la estructura de la clase obrera, de la fragmentación que la caracteriza, así como de los nuevos mecanismos y métodos de manipulación utilizados por la burguesía que no abandona el esfuerzo de asimilar al movimiento obrero. 

Cada día se requiere atención y educación, preocupación y cuidado por parte de los órganos de dirección para que se aumenten las iniciativas, la actividad diaria de los comunistas, especialmente de los jóvenes. Se requiere orientación y control creativo para tener conocimiento concreto de los acontecimientos en cada sector, una evaluación precisa y objetiva de la correlación de fuerzas, de las actitudes de las masas, de la táctica del empleador y de las demás fuerzas, así como de su influencia. Se necesita un trabajo individual, diario e incansable para la formación de vínculos con la clase obrera –incluso en períodos cuando no se logran resultados visibles- que bajo ciertas condiciones contribuirán al aumento del prestigio y de la influencia de los comunistas.

Hay que adquirir una orientación firme y una mayor capacidad de fortalecer desde abajo –empezando por el propio centro de trabajo, el sindicato- la línea de lucha que enfoca en la recuperación de las pérdidas en combinación con las necesidades contemporáneas de las familias obreras y populares. Hay que adquirir la capacidad de proyectar el hecho de que el obstáculo para la satisfacción de las necesidades y las demandas contemporáneas respectivas son la propiedad y las ganancias capitalistas. Debemos revelar convincentemente –a través de la confrontación ideológica en las pequeñas y grandes luchas- los mecanismos de explotación y sobre todo las condiciones para su abolición. El Partido y los comunistas individualmente debemos adquirir la capacidad de trabajar con un objetivo, un plan y con continuidad entre las masas obreras y populares, ayudar a la organización y al reagrupamiento, a la agitación y la propaganda con el fin de radicalizar su conciencia, aumentar la exigencia y la combatividad para la satisfacción de sus necesidades contemporáneas.

La tendencia de crecimiento de las necesidades contemporáneas es objetiva. Esto se debe al nivel contemporáneo de desarrollo de las fuerzas productivas, al aumento de la productividad, a los logros de la ciencia y su aplicación en todos los sectores (salud, educación, personas discapacitadas etc.). Las necesidades contemporáneas tienen que ver con la reducción de la jornada laboral, el aumento del tiempo libre, de las vacaciones, de la recreación. Tienen que ver con factores relativos al nivel de vida (satisfacción de las necesidades alimentarias en términos cualitativos y cuantitativos, la vivienda y el empleo, el papel de la educación física y la gimnasia, la salud con énfasis en la prevención, la confrontación de problemas medioambientales y enfermedades profesionales, el aumento del umbral de vida, la cultura etc.). Tienen que ver con la infraestructura y los recursos necesarios para su satisfacción.

Objetivamente, hoy día en Grecia hay posibilidades para la satisfacción de las necesidades populares contemporáneas (recursos tecnológicos, manos de obra especializadas, métodos contemporáneos de organización de la producción etc.) y ventajas naturales, como la capacidad de autosuficiencia nutricional, la utilización de las montañas y del mar, de la infraestructura para las vacaciones de las familias populares etc.

Nos diferenciamos de los partidos burgueses no sólo a la cantidad y a la calidad de los servicios sociales públicos y gratuitos, sino a algo más profundo, que tiene que ver con la organización y el contenido de estos servicios. Así que, por ejemplo, en la salud exigimos no sólo servicios de salud mejores y gratuitos, sino además que se dé prioridad a la prevención y a la rehabilitación temprana, o a la educación exigimos no sólo un libro público y gratuito en todos los niveles de educación, sino principalmente que el contenido de estos libros sea radicalmente diferente, con métodos y formas de enseñanza radicalmente diferentes apuntando a la educación general de los niños.

Del mismo modo, en el frente del desempleo, aparte de demandas para la protección de los desempleados, se pone énfasis en las cuestiones de trabajo estable con derechos, en la posibilidad de reducir la jornada laboral y, en fin, en las condiciones previas para la eliminación del desempleo. Se trata de un frente de lucha constante, debido al gran número de desempleados, sobre todo de jóvenes, y a los problemas especiales de participación en el movimiento obrero y sindical.

En todo ello, de manera unificada, está la esencia de nuestra percepción sobre las necesidades contemporáneas del pueblo. Sabemos que aunque deben ser un objetivo de la lucha contemporánea, sin embargo, su plena satisfacción no "encaja" en el marco del capitalismo sino requiere la socialización de los medios concentrados de producción y su integración en la planificación central científica de la producción.

La proyección de la importancia del desarrollo de la lucha y de las reclamaciones en base a las necesidades obreras y populares contemporáneas apunta principalmente a los trabajadores jóvenes y a los desempleados, especialmente a los que se integraron en la producción o alcanzaron una edad productiva después de 2009. Estos sectores no tienen experiencia de los derechos y de las conquistas que existían antes de la crisis económica capitalista, ni mucho menos antes del derrocamiento del socialismo.

Sin embargo, hay que estar atento a la proyección de demandas que tienen que ver con la recuperación de las pérdidas para evitar idealizar el período previo al 2009, y mostrar la exacerbación de las condiciones de explotación en comparación con las generaciones anteriores, en contradicción con las verdaderas necesidades y las potencialidades contemporáneas. Los argumentos de que el retroceso de hoy se debe a la existencia de "privilegios irrazonables" en el pasado no debe quedar sin respuesta. Es importante entender que la coyuntura en el desarrollo capitalista que permitió ciertos "beneficios", derechos y conquistas, bajo diferentes condiciones de desarrollo capitalista, bajo diferente correlación de fuerzas y con la propia lucha del movimiento obrero, en todos sus aspectos, ya ha pasado. Que hoy día es necesaria la lucha incluso para lo más mínimo, y que debe estar vinculada con la lucha general, con la confrontación con la estrategia del capital.

El fortalecimiento de la actividad sindical organizada como elemento integral del reagrupamiento

54.La experiencia que se ha sacado del trabajo de las organizaciones se debe utilizar de manera más sistemática y su actividad se debe mejorar en base a los siguientes objetivos:

  • La adquisición de características de masas por los sindicatos ya existentes, en primer lugar en los que tenemos fuerzas. La entrada de nuevos trabajadores en los sindicatos y en sus asociaciones debe ser una preocupación y un criterio permanente del esfuerzo de reagrupamiento, insistiendo en la importancia de la lucha colectiva organizada y en la concentración de fuerzas contra el enemigo de clase.
  • La existencia en todas las áreas y centros de trabajo de filiales de sindicatos sectoriales, de sindicatos por empresa o la creación de nuevos sindicatos donde sea necesario, dependiendo de lo que sea mejor para la organización de la clase. El desarrollo de una red integrada de tales organizaciones sindicales en todo el país.
  • El funcionamiento estable de los sindicatos como criterio básico del reagrupamiento. Esto incluye el propio funcionamiento de la junta de dirección, la importancia destacada y la consolidación de la asamblea general como un proceso de evaluación y estudio colectivo de la situación en los centros de trabajo y en los sectores, de planificación y organización de la lucha. Información constante y descubrimiento de nuevas maneras y formas que faciliten la participación de los trabajadores. Las formas de actividades (por ejemplo en el ámbito de educación, de cultura, de deportes) que se han desarrollado en varias ocasiones y la creación de comités respectivos relacionados con estos aspectos de la vida de la clase obrera han proporcionado experiencia positiva y se deben utilizar. Los sindicatos donde nuestras fuerzas tienen la mayoría deben ser ejemplos de funcionamiento en este sentido.
  • El seguimiento sistemático del desarrollo de las elecciones en los sindicatos, del cambio de la correlación de fuerzas a favor de las fuerzas de clase. Hay una experiencia positiva respecto el seguimiento más sistemático y estrecho de parte de los órganos, la preparación temprana, el esfuerzo de concentrar nuevas fuerzas. Estos son algunos de las cuestiones que deben constituir el modo de trabajo de todos los grupos de trabajo del partido.
  • El fortalecimiento de la solidaridad, de la ayuda mutua y del apoyo clasista de las familias obreras y populares y de los trabajadores. Este fortalecimiento se ha demostrado históricamente que sobre todo en situaciones graves, de crisis, de pobreza masiva, de desempleo, de guerras, puede constituir un elemento clave para la actividad y la concentración de nuevas masas. Muchas veces se subestima y adquiere un carácter superficial, bajo las dificultades creadas por la falta de vínculos con los trabajadores y no se utiliza como una herramienta para mejorarlos. Las formas y los modos de expresión de la solidaridad han sido utilizados en varias ocasiones y hay que sistematizarlos y generalizarlos en el próximo período. Hay que ser consciente de que no se trata básicamente de un medio para atraer a los trabajadores sino sobre todo de un medio para formar su orientación y criterios, y fomentar la combatividad. En este sentido es de particular importancia el trabajo especial con los desempleados y los inmigrantes que se han instalado permanentemente en nuestro país. Hay que integrar las iniciativas respectivas más orgánicamente en nuestra orientación, contribuir a su sistematización en cada sindicato y hacerlas componentes permanentes de su trabajo.

El curso del PAME como factor crucial del reagrupamiento

55. El PAME es un gran logro del movimiento obrero sindical que ha tenido un curso largo y significativo hasta hoy día. Es un punto de referencia en la sociedad griega y en el movimiento.

Se creó por iniciativa de los comunistas que participan activamente en el movimiento y es un frente de agrupación de sindicatos, de centrales regionales de trabajo, de federaciones, de comités de lucha, de sindicalistas. En los sindicatos que aglutina en sus filas, los comunistas y las fuerzas en torno a ellos puede que sean la mayoría -lo cual refleja en cierta medida el reconocimiento del papel del Partido por los trabajadores- sin embargo, en sus filas hay diferentes niveles de conciencia obrera y acuerdo políticos.

Grandes secciones de la clase obrera a las que queremos movilizar, entrar en contacto, tienen confusiones, miedos o incluso prejuicios.  Esto se aplica incluso a trabajadores sindicalizados, y mucho más a trabajadores no sindicalizados. Así que el trabajo de los comunistas para la maduración de la conciencia obrera revolucionaria es complejo incluso en las filas del PAME, y mucho más en los sindicatos que no se agrupan en el PAME o en centros de trabajo sin ninguna organización sindical. Como ya hemos señalado, la experiencia de los trabajadores de las luchas, aunque es una condición importante, no es suficiente.

Hemos adquirido una rica experiencia de todos estos años de actividades. Sin embargo, aunque existe un acuerdo entre todos en cuestiones claves, en la práctica es difícil evitar los errores. El PAME no es el "brazo del KKE", ni una facción-lista del KKE en el movimiento sindical, como afirman los oportunistas y el sindicalismo gubernamental y patronal. No se trata solamente de sus miembros y los que se alinean con ellos. El PAME es una agrupación de organizaciones sindicales en dirección anticapitalista-antimonopolista, una agrupación clasista consecuente distintiva tanto en relación con el sindicalismo patronal-gubernamental como con la línea de la corriente reformista y oportunista. El PAME expresa la necesidad de la lucha por la orientación del movimiento obrero en las condiciones actuales. Es nuestra responsabilidad también fortalecer el papel de los sindicatos que están en las filas del PAME. Deben funcionar independientemente y nuestra actividad en ellos debe facilitar su maduración y confirmar su agrupación en el PAME y la adopción del núcleo de su línea de lucha.

Hoy día es urgente planificar más concretamente la ampliación del PAME con nuevas fuerzas en cada sector y región. Existen tales fuerzas en el movimiento. Se trata de los sindicatos y los sindicalistas que en el período anterior han desarrollado una actividad conjunta con el PAME y han adoptado aspectos de sus posiciones. Una mayor parte -en comparación con el pasado- sigue sus actividades y adopta sus posiciones. Esta capacidad se ha hecho clara recientemente en la 4a Conferencia Nacional del PAME. Hay que tener en cuenta que no vamos a encontrar fuerzas preparadas para unirse al PAME; es nuestro deber prepararlas a través de la acción, del trabajo de agitación y propaganda, de la confrontación con el sindicalismo patronal-gubernamental.

El papel del PAME se hace más necesario en las condiciones actuales incluso debido a que GSEE y ADEDY están en quiebra, a la condición del movimiento sindical, así como a los planes para la reorganización de las fuerzas reformistas y del sindicalismo gubernamental.

Las fuerzas del Partido que trabajan en el PAME deben contribuir a la implementación de un plan único aprobado por la Conferencia Nacional del PAME en noviembre de 2016. Este plan incluye varias actividades para el fortalecimiento de la organización de la clase obrera en los sindicatos, el funcionamiento de los sindicatos, la mayor aglutinación de sindicatos y sindicalistas, el desarrollo de luchas y movilizaciones en base a objetivos y demandas, la promoción de la unidad de la clase obrera, el establecimiento de la alianza social.

Un frente distintivo y particularmente complejo es la organización y movilización de desempleados al lado de los sindicatos, las centrales regionales de trabajo, los Comités Populares en los barrios. Este trabajo presupone el registro y la observación constante, el esfuerzo sistemático y persistente para la formación de vínculos fuertes que resistirán las presiones, las dificultades y asegurarán la continuación de la lucha. Este esfuerzo no se puede hacer sin el fortalecimiento de iniciativas en base a objetivos de lucha concretos.

La iniciativa del municipio de Patras en el período anterior de la marcha de los desempleados a Atenas debe ser utilizada como un modo de trabajo y, salvando las distancias, debe imbuir el trabajo de los sindicatos y de los Comités Populares. Al mismo tiempo hay que ampliar las iniciativas en los barrios.

La experiencia de los Comités Populares de la formación de estructuras de solidaridad y de otras actividades (por ejemplo clases gratuitas de refuerzo, proyección gratuita de películas, solidaridad en materia de salud, bienestar, apoyo a personas discapacitadas, comedores populares etc.) es positiva.

El curso de la Alianza Social

 

La necesidad y la importancia de la Alianza Social han sido confirmadas en las luchas

56. El programa aprobado en el 19o Congreso del Partido subraya: "La agrupación de la mayoría de la clase obrera con el KKE y la atracción de las secciones avanzadas de los sectores populares pasará por varias fases. El movimiento obrero, los movimientos de los trabajadores autónomos en las ciudades y de los campesinos y la forma de expresión de su alianza (la Alianza Popular) con objetivos antimonopolistas-anticapitalistas, con la actividad de vanguardia de las fuerzas del KKE en condiciones no revolucionarias, constituyen la primera forma de la creación de un frente obrero y popular revolucionario en condiciones revolucionarias. Las masas obreras y populares, a través de la experiencia de su participación en la organización de la lucha en dirección de confrontación con la estrategia del capital, se verán convencidas de la necesidad de que su organización y su confrontación adquieran un carácter global y multifacético con el predominio económico y político del capital".

Las resoluciones del 19o Congreso se refieren de manera detallada y en profundidad a la cuestión de la alianza social. Ya se ha acumulado experiencia útil, positiva y negativa. Esta experiencia debe ser utilizada y constituir la base de un nuevo plan más elaborado para que la construcción de la alianza obtenga una base sólida y una perspectiva, para que corresponda constantemente, cada vez más, a las exigencias del enfrentamiento con los monopolios y con el capitalismo.

La alianza social en dirección antimonopolista-anticapitalista se basa a las fuerzas sociales, es decir a la clase obrera y a las demás capas populares, independientemente de género, edad, educación, origen étnico. En ello es fundamental el papel del movimiento obrero sindical, en particular de los sindicatos clasistas que se agrupan en el PAME.

Además, los miembros del Partido como vanguardia política de la clase obrera tienen un papel decisivo en la lucha por el fortalecimiento y la profundización de la alianza social de la clase obrera con los trabajadores autónomos pobres en las ciudades y los campesinos en el campo, con énfasis en la participación de los jóvenes y de las mujeres de estas fuerzas sociales. En este movimiento se aumentan las exigencias para los comunistas a ganarse a los sectores más pobres de las capas populares de la ideología y de la política de la burguesía y de la influencia de los sectores económicamente superiores de estas capas.

La entrada masiva de sectores pequeñoburgueses en la lucha, en la huelga general, en manifestaciones conjuntas con la clase obrera, principalmente, contra la reforma de la seguridad social, ha sido una experiencia valiosa del período anterior. Esta experiencia ha demostrado las posibilidades de acción común y de movilización de amplias fuerzas populares en un ambiente en que el enemigo utiliza todos los medios para inmovilizar y manipularlas, así como las dificultades para consolidar y ampliar los pasos que se dan para crear las condiciones con el fin de continuar y escalar la lucha común, para tomar conciencia del carácter estratégico de la alianza de la clase obrera con las capas populares.

El marco de lucha común de PAME-PASEVE-PASY-OGE-MAS, que fue elaborado en 2010 como respuesta a las necesidades, ha sido un punto de partida para una coordinación relativamente mejor de las actividades. Hoy está por detrás de las necesidades y debe actualizarse.

Los pasos positivos que se han dado en la actividad común no deben ocultar el hecho de que la promoción del objetivo de la alianza social en dirección antimonopolista-anticapitalista está a nivel primario. A pesar de las dificultades objetivas que existen en este esfuerzo, enfocamos en lo que podemos hacer, en las graves debilidades y retrasos en la actividad de las y los comunistas que son activos en el movimiento. Estas debilidades subjetivas destacan la comprensión todavía insuficiente de la importancia estratégica de la alianza social, así como la subestimación de la complejidad y de la dificultad de esta tarea específica.  

Los comunistas en el movimiento obrero sindical deben prestar aún más atención a la agrupación de las capas populares medias (campesinos, trabajadores autónomos) en la lucha conjunta con el movimiento obrero. Deben promover una mejor coordinación entre los movimientos, convencer en la práctica acerca del papel de vanguardia de la clase obrera.

Se requiere atención especial en la creación de un esquema formal de la alianza social "desde arriba", como un "germen", con diversas formas según la fase en que se encuentra el movimiento, la correlación de fuerzas, su consolidación y profundización en cuanto a sus objetivos anticapitalistas-antimonopolistas. Se requiere un seguimiento constante de su desarrollo, mientras se avanzará, se fortalecerá y se reordenará en la base del movimiento, de la actividad real de las masas obreras y de los aliados, posiblemente asumiendo otras formas.

La alianza social en relación con los campesinos por cuenta propia

57. Las movilizaciones de los campesinos desde 2014, que se estallaron inicialmente a causa de las medidas fiscales y posteriormente (2015-2016) se opusieron a las medidas contra la Seguridad Social, fueron multiformes y masivas. Las medidas gubernamentales han llevado al deterioro de las condiciones de vida de los campesinos por cuenta propia resultando a una indignación acumulada que dio lugar a manifestaciones militantes incluso justo después de las elecciones generales de septiembre de 2015, creando brechas en el clima de consenso político.

Se ha manifestado en la práctica la fuerza que tiene la actividad conjunta con la clase obrera, tal como ha sido expresado a través de la marcha de los tractores a Atenas, con el apoyo de la movilización de dos días por federaciones y sindicatos obreros que se agrupan en el PAME.

El PASY como una agrupación antimonopolista tiene una contribución significativa en la lucha contra los antiguos dirigentes degenerados de GESASE, SYDASE, PASEGES (federaciones nacionales), contra la PAC de la UE; ha desempeñado un papel principal en la elaboración de un marco de lucha separado de los grandes campesinos, en la movilización de algunas asociaciones agrícolas y federaciones de asociaciones de agricultores, en base a la orientación del movimiento campesino a la actividad conjunta con la clase obrera.

Las luchas de los campesinos trajeron en el escenario una nueva forma de agrupación y de organización de la coordinación nacional del movimiento campesino, es decir la Coordinadora Nacional de los bloqueos, cuyo centro está en el bloqueo de Nikea, que se basa en las Federaciones de Asociaciones de agricultores y en varios comités y bloqueos que se basan en Federaciones y Asociaciones de agricultores donde están activos los miembros y simpatizantes del Partido. La Coordinadora de Nikea jugó un papel importante en esta agrupación en particular y en la coordinación a nivel nacional del movimiento organizado de los campesinos. Las fuerzas del PASY, los comunistas desempeñaron un papel destacado en la formación del marco principal, en las formas de lucha y organización al respecto, mientras que hoy todo esto está adoptado por federaciones y asociaciones de agricultores que no han decidido agruparse en el PASY.

En la nueva fase que se encuentra el movimiento campesino, debemos hacer un esfuerzo para profundizar la dirección antimonopolista de agrupación de estas fuerzas. Los comunistas deben enfrentarse al desafío de la lucha ideológica así como contra el peligro de que estas fuerzas queden de nuevo atrapadas.

Debemos insistir en que la participación en las reuniones y en los demás procesos del movimiento exprese la junta directiva de federaciones, de asociaciones de agricultores, de comités de lucha y no una participación individual de “personalidades importantes”. Además, debemos renovar constantemente el marco de la coordinación a nivel nacional, desarrollando el debate en el movimiento, excluyendo fuerzas como el "Amanecer Dorado", así como otras fuerzas favorables a la UE y a la PAC.

Hay que utilizar de manera más activa el ambiente generalmente positivo para la fundación de asociaciones, federaciones, con alta vigilancia, así como con el objetivo de ampliar la agrupación que se ha logrado, de consolidar y profundizar la orientación antimonopolista en relación con la otra vía de desarrollo de la producción agrícola, la vinculación de la asociación productiva con la industria socializada, el comercio estatal y todo lo que significa ello en cuanto a los precios, la infraestructura, la protección ante fenómenos naturales etc.

Al mismo tiempo, debemos contribuir a la organización de los campesinos pequeños pobres que no luchan para sobrevivir como campesinos ya que se han transformado en trabajadores agrícolas o autónomos en otros sectores o en trabajadores semi-empleado etc. Se trata de secciones de semiproletarios o puramente obreros que ya no están vinculados con el movimiento campesino y debemos planificar nuestra intervención para organizarlos en el movimiento sindical.

En los próximos años debe haber resultados en la construcción de organizaciones del Partido mediante la intensificación de nuestra intervención ideológica y política independiente.

Hay que seguir de manera sistemática todos los acontecimientos en el sector agrícola y en el movimiento campesino, en las agrupaciones que van formándose. El nuevo Comité Central a través de un foro nacional debe estudiar estos acontecimientos, sobre todo en el curso de la alianza social en dirección antimonopolista anticapitalista y determinar los objetivos y las actividades de los comunistas entre los campesinos autónomos del campo griego.

La integración de los trabajadores autónomos de los centros urbanos en la Alianza Social

58.En el período anterior hubo, después de muchos años, una mayor participación de los trabajadores autónomos en las movilizaciones militantes, sobre todo en las que tenían que ver con la Seguridad Social. En estas movilizaciones también ha quedado claro que los dirigentes de GSEBEE-ESEE-GSAE (las diversas federaciones nacionales), las cámaras, las asociaciones científicas, tienen un impacto decisivo -incluso a través del predominio de sus demandas- sobre los sectores más pobres de los trabajadores autónomos, atrapándolos en los intereses y los objetivos de sectores económicamente más fuertes de los estratos medios.

En esencia, lo que sucede es que los intereses de los estratos medios superiores –y de vez en cuando de una parte de estratos medios inferiores que se reproducen y dependen de las fuertes empresas monopolistas- se promueven como intereses comunes y estables del conjunto de los trabajadores autónomos. No es casualidad que amplios sectores de los trabajadores autónomos han apoyado durante todo el período anterior la llamada línea de la "reconstrucción productiva nacional", con la esperanza de que en el marco del crecimiento capitalista mantendrán su participación en el mercado.

En cuanto a su nivel de organización, grandes sectores de los trabajadores autónomos que están en situación económica miserable siguen sin estar organizados, mientras que entre ellos predomina el compromiso y la lógica de la solución individual. Se necesita un trabajo ideológico-político aún más profundo para separar la actividad de los trabajadores autónomos de los estratos medios superiores que se inclinan hacia la burguesía o la apoyan.

La PASEVE, como agrupación antimonopolista que trata de expresar a través de su marco de reivindicaciones los intereses de los sectores más pobres de los trabajadores autónomos en su lucha contra los monopolios y sus estado, en oposición a los intereses de los estratos medios superiores, -a pesar de unos pequeños pasos positivos- todavía tiene una influencia limitada en la gran masa no organizada de los trabajadores autónomos. Un requisito previo para que entren nuevos sindicatos y fuerzas en sus filas es la confrontación ideológica y política más acertada y convincente, así como la capacidad de los comunistas de crear las condiciones para entrar en contacto y agrupar a sectores vacilantes que no están de acuerdo con nosotros en todo.

La actividad ideológica, política y de masas de los comunistas de manera más sistemática entre las secciones pequeñoburguesas y su movimiento, la mejora de nuestra capacidad de intervenir en estas secciones y crear las condiciones para separarlas del enemigo, es un requisito previo para dar pasos en el cambio de la correlación de fuerzas, para abrir el camino de fortalecimiento de la alianza social.

Las mujeres y los jóvenes de sectores obreros y populares en la Alianza Social

 

La actividad del movimiento de mujeres radicales y la Alianza Social

59. En los últimos 25 años, se ha ido deteriorando el apoyo estatal a la maternidad, la intensificación del trabajo, los horarios de trabajo inestables, el desempleo y en general los factores que empeoran la posición de las mujeres trabajadoras y de las mujeres jóvenes. El capitalismo y las uniones interestatales imperialistas, como es la Unión Europea, en el nombre del tratamiento igual de hombres y mujeres y de la "conciliación de la vida familiar y profesional", han promovido y siguen promoviendo medidas antipopulares y antilaborales con el fin de quitar conquistas y aumentar el nivel de explotación de ambos sexos. En Grecia, la "igualdad" de sexos ha sido utilizada por todos los gobiernos para abolir las reformas positivas que favorecieron a las mujeres, p.ej. promoviendo la equiparación de los límites de edad de jubilación entre hombres y mujeres, la abolición del trabajo nocturno para las mujeres etc. El aspecto de género en la cuestión de la mujer no tiene que ver solamente con la discriminación contra las mujeres en el marco de la sociedad de explotación, sino además con las necesidades sociales especiales de las mujeres debido a su papel reproductivo.

En el capitalismo, la relación de la mujer con la maternidad  se utiliza para la promoción de planes reaccionarios .Por ejemplo, se utiliza como vehículo para atraer a las mujeres a programas de trabajo temporal y mal pagado, a formas de trabajo voluntario que sustituyen la responsabilidad estatal por servicios sociales e infraestructura para apoyar a las familias (sobre todo para los niños, las personas mayores, las personas discapacitadas, es decir servicios de salud, de bienestar, de educación etc.). En la misma dirección, en el período próximo se intentará integrar a las mujeres (desempleadas, semi-empleadas) en el sector de la "economía social y solidaria" en términos de intensificación de la tasa de explotación y de manipulación. Al mismo tiempo, predomina la opinión de que la educación y el desarrollo integral del niño es una cuestión individual de la mujer, "un asunto de la familia". Se está intensificando el problema de la falta de tiempo libre con graves consecuencias a la capacidad de las mujeres de informarse, estudiar y tomar la decisión de participar en la lucha de clases organizada.

Es aún más urgente que el Partido lleve a cabo un trabajo especializado en las mujeres de posición socioeconómica o de procedencia obrera-popular independiente y a través de las filas del movimiento obrero y popular, con el objetivo de aumentar la participación de mujeres en la lucha anticapitalista-antimonopolista. En el marco de los órganos del movimiento obrero y sindical con orientación de clase y de los movimientos de los campesinos y de los trabajadores autónomos en dirección antimonopolista, este trabajo sigue siendo considerado hasta cierto punto como excesivo.

Los órganos dirigentes hasta las organizaciones de base del Partido, bajo la responsabilidad del Comité Central, deben orientar a las mujeres dirigentes y miembros del Partido, las mujeres que se alinean con el Partido, las mujeres que desarrollan una actividad avanzada en el movimiento, independientemente de su sector de trabajo y responsabilidades, de seguir los desarrollos respecto las formas contemporáneas de la desigualdad de las mujeres. Al mismo tiempo, deben participar en las actividades del movimiento de mujeres radicales a través de las Asociaciones y los Grupos de la OGE (Federación de Mujeres Griegas) y en el desarrollo de movilizaciones militantes, promover las posiciones elaboradas y las demandas militantes para las mujeres en el centro de trabajo, en la industria, en las universidades, en los centros de formación profesional y en las instituciones educativas en general.

Lo más importante es aumentar la participación y las iniciativas de las mujeres en el movimiento. La actividad conjunta y la comunicación de la OGE con el movimiento sindical con orientación de clase, con las organizaciones de sectores populares urbanos y rurales se pueden realizar mediante la intervención de las mujeres comunistas. A través del trabajo especializado en el movimiento hay que destacar el carácter clasista de la cuestión de la mujer y se deben desarrollar demandas para la protección de la maternidad, del organismo de la mujer, de la familia.

Al mismo tiempo, los esfuerzos para aumentar la participación de las mujeres exigen la intensificación del debate ideológico contra las formas contemporáneas de manipulación de las mujeres, es decir, contra los puntos de vista burgueses, pequeñoburgueses y oportunistas sobre las causas de la opresión de las mujeres, es decir las teorías modernizadas de la "sociedad patriarcal", de "sexismo moderno", así como las nuevas teorías que carecen de base científica respecto el "sexo socialmente construido". Estas teorías se expresan a través de los llamamientos de la política burguesa y de sus vehículos (incluso en el movimiento sindical) en relación con la necesidad de aumentar la participación de mujeres en varias instituciones, sin referencias a características de clase, presentando esta participación de manera estrecha como un elemento de competencia entre hombres y mujeres. En particular, destacan la promoción de mujeres en juntas directivas de empresas, en consorcios, en centros institucionales como elemento de igualdad de género. Proponen como medida la cuantificación de la participación de mujeres en los "centros de decisiones". En la práctica, para la mayoría de las mujeres de la clase obrera y de las capas populares el derecho de votar y ser candidata sigue siendo en gran medida un derecho formal, o mejor dicho, supeditado a la manipulación del poder capitalista.

Nuestros miembros y el círculo de influencia del Partido deben combatir todo esto promoviendo la percepción obrera y popular sobre la participación de las mujeres. Hasta el próximo congreso se deben implementar todas las medidas necesarias -que ya han sido elaboradas por el Partido- para la promoción política sistemática de mujeres de la clase obrera y de las capas populares pobres en los órganos del movimiento. Se trata de un requisito previo para la formación de una vanguardia de mujeres radical, estable y de carácter masivo, capaz de atraer en las filas y en los órganos del movimiento cada vez a más mujeres para participar en actividades militantes.

Los jóvenes de las familias obreras y populares en todos los niveles de educación y de la Alianza Social

60. Después del 19o Congreso los ajustes burgueses en la educación se caracterizan por cambios en su estructura y contenido, su vinculación más directa con las necesidades de la reproducción y la rentabilidad capitalista, su modernización en cuanto al objetivo de la reproducción de la ideología dominante de la burguesía.

En las condiciones de la crisis capitalista, las directrices se combinaron con medidas de reducción de los gastos, con grave escasez de docentes, con problemas de acceso de los alumnos a las escuelas, infraestructura inadecuada, fusión-cierre de unidades educativas etc.

Los recortes en la financiación estatal para las universidades y las instituciones tecnológicas han allanado el camino para la mayor reducción de los gastos dirigidos al bienestar de los estudiantes (alimentación-alojamiento). Se ha planteado como una condición inviolable la llamada "viabilidad" de los departamentos, es decir lograr financiación privada para sostener aspectos de su funcionamiento y sobre todo la investigación. Ha habido serias consecuencias tanto en el contenido de los estudios -que se han expresado de manera intensa en las Instituciones Tecnológicas- con recortes en los cursos y horas de enseñanza, reducción de los programas de estudios para gestionar la pérdida de personal docente.

En este período, el Partido, con la asistencia correspondiente de la KNE, ha desarrollado actividades ideológicas, políticas y de masas combinadas.

  • Promoción de la elaboración estratégica del Partido respecto el sistema escolar unificado de 12 años que corresponda a las necesidades populares contemporáneas y al potencial de nuestra época, así como la actualización de nuestra propuesta respecto la Educación Superior Unificada.
  • Confrontación de fabricaciones ideológicas clásicas y contemporáneas de fuerzas burguesas y pequeñoburguesas que activas en la educación, y defensa militante de la verdad histórica.
  • Desarrollo de resistencia y orientación de luchas contra la política gubernamental en combinación con el esfuerzo de reforzar las agrupaciones en las que participan los comunistas.

La tarea fundamental del KKE en los centros de educación es el fortalecimiento del esfuerzo ideológico y educativo mediante un eje multifacético y multitemático centrado en la propuesta del Partido respecto la educación en el socialismo y destacando el potencial de los nuevos logros científicos, que en el capitalismo se utilizan para la rentabilidad capitalista y no para la prosperidad del pueblo. Hay que arrojar luz sobre la relación entre la educación y la ideología dominante y entre la educación y las relaciones sociales económicas dominantes en todos los niveles. Objetivamente y debido a su posición particular, en este trabajo tienen una responsabilidad particular los docentes de todos los niveles.

Más específicamente sobre el movimiento estudiantil

61. Un arma importante para nuestra actividad en el movimiento estudiantil es la agrupación radical, el Frente Militante de Estudiantes (MAS), que ha sido formado por asociaciones de estudiantes, comités de lucha, comités de cursos, miles de estudiantes. La contribución del MAS en los procesos militantes positivos que se han manifestado en las universidades y en las instituciones tecnológicas en los años anteriores ha sido muy importante. Siete años después de la formación del MAS se han dado pasos importantes para su consolidación. Podemos decir con certeza que hoy día el MAS es reconocido por amplios sectores de estudiantes en todo el país.

Sin embargo, todavía hay espacio para mejorar nuestro trabajo en esta dirección. Una condición previa es el fortalecimiento de la KNE y del KKE en las universidades y los TEI, el fortalecimiento del trabajo ideológico, político y organizativo de la KNE, la cooperación, la planificación y la coordinación con las organizaciones respectivas del Partido. El papel de los miembros y de los cuadros del Partido y de la KNE en el movimiento, su modo de trabajo en las asociaciones de los estudiantes, tanto en las que se agrupan en el MAS así como en las demás, es decisivo. Este trabajo requiere buena elaboración de los objetivos y de las formas de lucha con el fin de asegurar una actividad de vanguardia en las asociaciones de estudiantes, la capacidad de agrupar en torno a nosotros a amplias masas de estudiantes que no tienen experiencia de las luchas o acuerdo y claridad respecto la dirección de la lucha.

A pesar del problema particularmente grave de que no existe una estructura organizada en el movimiento estudiantil, el problema principal es la línea dominante, es decir una línea de compromiso y consentimiento con la línea política dominante. Por lo tanto, nuestro trabajo debe enfocar en el reagrupamiento militante del movimiento estudiantil, lo que significa principalmente que debe ganar terreno la línea de lucha antimonopolista-anticapitalista, que se debe fortalecer la lucha contra la estrategia de la UE y del capital en la Educación Superior y en los demás aspectos de la vida de los jóvenes, que se deben crear focos de actividad para reclamar la satisfacción de sus necesidades contemporáneas.

El MAS no es una agrupación de la KNE; no es una etiqueta que usamos cuando queremos organizar luchas en el movimiento estudiantil. Es una agrupación de organizaciones de estudiantes con objetivos y demandas en conflicto con la política del gobierno, del capital, de la UE, tomando en cuenta el nivel de la conciencia de los jóvenes que se agrupan en esta. Una forma de agrupación con estas características, con la actividad principal de la KNE, permite el funcionamiento vivo, multifacético, enérgico y creativo de las asociaciones, de los comités de lucha que se agrupan en el MAS. Es decir, requiere el avivamiento y no la sustitución del funcionamiento de las organizaciones del movimiento estudiantil.

Sin embargo, hoy día existen ciertas condiciones previas para que nuestra intervención en el movimiento estudiantil dé pasos hacia delante. El reconocimiento del MAS avanzará en la medida en que se construyan, funcionen y luchen con esta orientación las asociaciones estudiantiles, en primer lugar en las que las listas de Panspoudastiki K.S. reciben el mayor número de votos. Estas asociaciones deben ser un ejemplo en términos de actividad y funcionamiento para los demás. Nuestra intervención debe intensificarse en las asociaciones de estudiantes donde la correlación de fuerzas sigue siendo negativa.

La actividad en la educación secundaria, en las escuelas técnicas y de formación profesional-aprendizaje

62. Al igual que en las universidades y en las Instituciones Tecnológicas Superiores (TEI), en las escuelas (educación secundaria-escuelas de formación profesional-aprendizaje) la KNE, debido a la gran concentración de jóvenes, tiene una responsabilidad particular en la especialización, en el estudio y en la adquisición de experiencia que ayudará a los órganos dirigentes del Partido a comprender mejor los problemas.

Debe haber una muy buena coordinación entre la KNE y el Partido para que se utilicen todas las fuerzas disponibles para la creación de grupos de alumnos, de padres, de docentes en cada barrio o escuela, que constituirán la base para hacer un nuevo esfuerzo en el movimiento estudiantil.

Aunque los consejos de alumnos desde hace años están en condición degradada, es necesario llevar a cabo un trabajo más persistente y, sobre todo, mejor elaborado para enriquecer su actividad con iniciativas "desde abajo". En ello es decisivo el papel de los miembros y de los amigos de la KNE en la organización de eventos y actividades multiformes (grupos de teatro, de música y de deportes, pequeñas publicaciones etc.) con el fin de agudizar el debate contra la ideología dominante que se expresa a través de los libros escolares, mientras que las condiciones en los consejos de alumnos es degradada y con las consecuencias generales de la barbarie capitalista sobre la vida de los alumnos.

Los consejos deben ser órganos de lucha que agrupen alumnos en la lucha por sus problemas intensos y sus necesidades. Partiendo de un tal trabajo, habrá que elaborar de nuevo una propuesta de lucha para la organización del movimiento de alumnos más allá de los límites de la escuela individual, a nivel de ciudades y a escala nacional. Hay que utilizar la experiencia respectiva de otros países.

El trabajo de perspectiva en la clase obrera, para el reagrupamiento del movimiento obrero requiere concentrar más fuerzas y hacer esfuerzos en los centros de formación profesional-aprendizaje, enfocando en los departamentos, en las especialidades y con un esfuerzo dirigido a la formación de actitud militante, a la educación militante de los jóvenes, para su vinculación con el movimiento sindical.

La intervención de los sindicatos obreros en base a las diversas especialidades puede allanar el camino para establecer el contacto y agrupar a más estudiantes. La coordinación de los órganos sindicales de los estudiantes por departamento, especialidad-sector y región puede ser la base de nuestra intervención y seguimiento de los acontecimientos y de los cambios en la educación técnica y profesional.

La responsabilidad del Partido en este trabajo es directa e independiente. Nuestro trabajo en la educación profesional debe ser organizado en cooperación con los grupos del Partido en las federaciones y en los sindicatos sectoriales. La base debe ser la coordinación entre el Partido y la KNE. El plan para la construcción de organizaciones de la KNE debe integrarse en el plan respectivo del Partido con control y apoyo específicos.

Además, hay que mejorar nuestra intervención en las Academias de la Marina Mercante (AEN) en toda Grecia, así como en las escuelas nocturnas.

La Alianza Social a nivel de barrio, de ciudad, de pueblo, en los lugares de residencia

63. En conclusión, el papel de los comunistas es decisivo para el reagrupamiento del movimiento obrero y sindical y el desarrollo de la alianza social en dirección anticapitalista-antimonopolista. De este punto de vista, hay que superar ciertos retrasos y confusiones que todavía existen. Dando pasos en esta dirección y actuando de manera conjunta para la formación de las condiciones previas con el fin de reforzar la actividad conjunta y la alianza de los trabajadores, los empleados, los autónomos, los campesinos, contribuiremos mejor a destacar los intereses comunes de las fuerzas populares en la lucha contra los monopolios y su poder y para superar los puntos de fricción que objetivamente existen entre ellos.

La experiencia de las actividades del período anterior confirma que la base en que se forman estas condiciones es la lucha por las necesidades contemporáneas de las familias obreras y populares, con demandas integradas en un plan de concentración de fuerzas, con objetivos y demandas que se oponen a los objetivos del capital, que arrojan luz a la perspectiva de salida a favor del pueblo, para que cambie la clase que está en el poder a diferencia de la sucesiva alternancia gubernamental en el marco del sistema.

Pero hoy en día los pasos comunes se han reducido básicamente a ciertas iniciativas centrales conjuntas de agrupaciones antimonopolistas anticapitalistas en las trabajan los comunistas. Sin embargo, les resulta dificultad adquirir continuidad en los barrios y en los sectores. Para superar estos problemas hay que tomar más iniciativas, elaborar mejor el contenido y el marco de lucha, así como las reivindicaciones y las consignas en cada fase del desarrollo de la lucha antimonopolista-anticapitalista común. 

La experiencia de los Comités Populares en algunos casos es positiva y debe ser mejor estudiada para confrontar las dificultades y superar las confusiones que existen. Los Comités Populares no son en general "movimientos de ciudadanos" en los barrios. Son la expresión local de la alianza social de sindicatos obreros o de sus secciones locales, de asociaciones de autónomos, de campesinos, de asociaciones y grupos de mujeres, de asociaciones y comités de lucha de estudiantes y de alumnos, tal como se expresan a través de su participación en las agrupaciones antimonopolistas anticapitalistas radicales, en las que trabajan los comunistas.

Hoy día adquieren una importancia adicional ya que se promueven rápidamente las "nuevas estructuras" locales a nivel de barrio, en el marco de la "economía social y solidaridad". Es una cuestión crucial estudiar y confrontarlas puesto que son un nuevo campo privilegiado para que el sistema atraiga a masas populares, manipule al movimiento y la conciencia del pueblo, sobre todo en casos de pobreza y de desempleo extensos.

La dirección de la lucha de los Comités Populares y su perspectiva como forma de la Alianza Social en los barrios no madura de manera automática, ni se impone desde arriba, sobre todo en las fuerzas populares que no se reúnen en estas agrupaciones y tendrán, objetivamente, un bajo nivel de conciencia política de clase.

El fortalecimiento de la actividad independiente de los componentes, de las organizaciones de masas, de los comités de lucha que se agrupan en estos, con la actividad de los comunistas contribuirá a la maduración de la necesidad de la actividad común, a lograr prestigio en los barrios a través de las iniciativas y las actividades que desarrollan.

Se necesita una buena coordinación y un plan para tener una base y lazos con la clase obrera, los trabajadores autónomos, los campesinos, con la participación de jóvenes y de mujeres de las capas populares. Es decir, deben ser la expresión de la alianza a nivel del barrio.

La experiencia ha demostrado que la promoción de la tarea de la Alianza Social en los sectores es un asunto complejo, tiene más dificultades, ya que en ello se expresa de manera más clara la influencia de la burguesía y de sus aliados sobre los sectores más pobres de los autónomos urbanos y rurales, así como los retrasos en el reagrupamiento del movimiento obrero.

Se requiere un trabajo ideológico y político más esencial para que se entienda la perspectiva común y el enemigo común, los monopolios y su poder. El movimiento obrero con sus iniciativas, su estabilidad, puede atraer tales secciones en la lucha contra los monopolios. Se necesita una buena coordinación y plan para que se formen las condiciones previas para la actividad común.

Hay que elaborar mejor la cuestión de la relación entre el Partido y el movimiento

64. La lucha consecuente en base a nuestro Programa, la estrategia revolucionaria, es decir en base al objetivo de concentración, de maduración, de organización de la clase obrera como fuerza social dirigente del proceso revolucionario, significa que esta lucha se desarrolla también en condiciones no revolucionarias.

Esta lucha se desarrolla por nuestro Partido de manera independiente, sin concesiones ante la presión de fuerzas organizadas oportunistas u otras fuerzas burguesas o incluso de las propias masas obreras y populares que buscan soluciones inmediatas para gestionar los problemas agudos que genera diariamente el sistema capitalista y su personal político de los gobiernos y los partidos que lo constituyen o lo apoyan.

Esto significa que no se debe separar la lucha política diaria actual de la principal tarea política revolucionaria. Que no se puede desviar del objetivo del poder obrero por otros objetivos gubernamentales de transición en el terreno del capitalismo.

Esta debe ser una preocupación básica del trabajo de dirección política de "arriba" a "abajo". Hay que aumentar la vigilancia para que nuestra actividad no se desvíe bajo cualesquiera condiciones: un deterioro dramático de la situación de la clase obrera y de las capas populares, una amenaza o realización de una guerra imperialista con la participación de la burguesía del país, el puro terror, la represión, la actividad de fuerzas nazis-fascistas o incluso la suspensión de los procedimientos parlamentarios mediante golpes de estado etc.

La experiencia histórica y su estudio colectivo por el Comité Central, por todo el Partido y la KNE, nos han dotado de "anticuerpos" que debemos activar conscientemente en todas las condiciones.

Hay que ser plenamente conscientes de que todo esto, los puntos de vista y las prácticas erróneas, cualquier desviación, no se desarrollan en el vacío. Hay una contradicción objetiva que rige cada partido comunista, cada movimiento obrero revolucionario que actúa en condiciones no revolucionarias. Esta contradicción tiene que ver con el hecho de que mientras el Partido Comunista es un partido de derrocamiento revolucionario, no actúa en condiciones que favorezcan el derrocamiento revolucionario.

65. En estas condiciones actúa hoy nuestro Partido. Con una trayectoria de más de cuatro décadas en condiciones de legalidad burguesa, relativamente "pacíficas", de parlamentarismo burgués, es posible que en nuestras filas, en nuestro círculo de influencia en general, en amplios sectores obreros y populares, se creen ilusiones legalistas, se refuerce la percepción errónea de que a través de batallas electorales sucesivas y crecientes resultados electorales, a través de pequeños cambios y reformas será posible un cambio revolucionario integral.

Es cierto que se ha eliminado la fuente primaria que fomenta tales desviaciones e ilusiones, es decir la falta de una estrategia revolucionaria elaborada. Sin embargo, esto no significa en absoluto que se debe reducir la necesidad de vigilancia, de preocupación creativa constante.

La experiencia histórica enseña que los partidos comunistas han ajustado y restringido su actividad, independientemente de si este ajuste se ha hecho o se hace incluso en condiciones en las que estos partidos luchan de manera fuerte y militante contra una ley antipopular, exigiendo de manera combativa convenios colectivos de trabajo, aumentos salariales, mejores condiciones laborales etc. En el pasado, en varias ocasiones la contradicción entre la actividad militante de vanguardia, los sacrificios, la abnegación y la fortaleza ideológica débil contra la infiltración de la ideología burguesa, el desarrollo débil de la teoría, los problemas estratégicos en el programa, han llevado a estos partidos a transformarse prácticamente en partidos de la socialdemocracia.

Sin duda, se necesitan ajustes en consonancia con las condiciones que se desarrollan, se necesita diariamente la lucha dirigente de los comunistas para impedir las medidas antipopulares, para reclamar medidas de alivio para las familias populares etc. Pero esto ajustes necesarios y la escalada de la lucha popular en condiciones no revolucionarias, no deben separarse de la estrategia revolucionaria. El peligro de la separación es tan peligroso como la no evaluación del nivel de conciencia de las masas obreras y populares, las dificultades que esto lleva y las medidas que se deben tomar para la formación de la conciencia de clase.

Un asunto crucial es cómo actúa el Partido y cómo se construye el Partido en la práctica, como dirigente de la lucha, como dirigente en el movimiento de las masas populares, en torno a asuntos cotidianos, en torno a cuestiones más generales sobre la perspectiva, es decir en general cómo se forman las condiciones subjetivas en la lucha clasista anticapitalista antimonopolista por el socialismo-comunismo.

Y esto no se puede hacer sin la vinculación del eje de la lucha por el derrocamiento revolucionario con la lucha por las necesidades inmediatas y las demandas, con las cuestiones de la intervención cotidiana en la realidad económica, social y política en condiciones no revolucionarias. Teniendo claro que la lucha económica por sí sola no lleva a la lucha política revolucionaria, a la lucha por los problemas cotidianos de la clase obrera y de sus aliados sociales, no perdemos de vista el problema principal, que es la lucha ideológica-política persistente y planificada por la comprensión profunda de la necesidad de la abolición total de la explotación y de la construcción de una sociedad sin clases.

Dotados de las resoluciones del 19o Congreso, el nuevo Programa del Partido, el estudio colectivo de la experiencia, una de las cuestiones más importantes que debemos abordar es la cuestión de la relación del Partido con el movimiento obrero y sindical, así como la cuestión difícil y compleja de la relación del Partido con los movimientos de los aliados de la clase obrera, los campesinos y los autónomos en las ciudades.

66. La dificultad de la relación entre el Partido y el movimiento obrero sindical –tanto en la práctica política así como cuestión teórica- radica en que el propio Partido Comunista es la forma de expresión consciente y más elevada del movimiento obrero. Por consiguiente, cuando se hace alusión al movimiento de la clase obrera, no es posible no hacer alusión al movimiento comunista, que de manera consciente, avanzada y planificada lucha por la revolución y el poder socialista, por la socialización de los medios de producción concentrados y la planificación científica central de la producción y de la distribución de productos y de servicios para satisfacer las necesidades sociales constantemente ampliadas.

Sin embargo, existen formas más bajas de organización de la clase obrera en términos de construcción y unidad ideológica, programática y organizativa que existirán tanto en condiciones no revolucionarias como en condiciones de ascenso revolucionario y durante el período de la construcción socialista. La existencia de un Partido Comunista fuerte y organizado y el amplio trabajo ideológico, político y organizativo es un requisito previo para que la clase obrera pueda llevar a cabo su misión histórica.

Los sindicatos y en general las formas de organización más bajas afectan y juegan un papel en la organización y en la formación de la conciencia clasista de la clase obrera. Por eso es necesaria la intervención decisiva y constante de las fuerzas del Partido Comunista en la lucha para orientar al movimiento obrero y sindical en todas las condiciones, revolucionarias o no.

Objetivamente, no existen sindicatos de carácter político neutro. En ellos predominará o la línea de la colaboración de clases, del sindicalismo patronal-gubernamental, o la línea de la corriente reformista oportunista, o la línea de la lucha anticapitalista-antimonopolista. En consecuencia, el debate ideológico y político en el movimiento es importante para lograr el objetivo de organizar una parte significativa de la clase obrera en dirección anticapitalista, para profundizar y ampliar sus lazos con el Partido.

Por todas estas razones, la relación entre el Partido y las organizaciones obreras de masas es bastante compleja en la práctica. El intento de formular esta relación ha causado dificultades al movimiento comunista internacional y a menudo fue acompañado por absolutismos y errores, tanto en la generalización teórica como en la práctica.

La línea que ha elaborado nuestro Partido ofrece las directrices correctas. En consecuencia, su profunda asimilación sigue siendo el problema central del trabajo de dirección.

Por supuesto, es necesario tomar en cuenta las condiciones y la correlación de fuerzas, si estamos en condiciones de auge revolucionario o no. Hay que entender que en condiciones de retroceso revolucionario la lucha contra la línea reformista de la socialdemocracia en los sindicatos no debe retroceder, ni en lo más mínimo. Lo que es aún más importante es que la unidad necesaria de la clase obrera, la lucha por su organización y el funcionamiento de los sindicatos, la actividad y el debate en el movimiento en torno a demandas o formas de lucha, no deben traducirse como condición previa o como producto de cooperación con una sección de la aristocracia obrera, con una sección de la socialdemocracia, bajo la presión de la línea que "debemos trabajar todos juntos".

67. La relación del Partido con los movimientos de los pobres campesinos, los trabajadores autónomos y los comerciantes es, objetivamente, aún más compleja y difícil ya que se trata de movimientos de fuerzas que debido a su posición social no pueden ser los vehículos de una nueva sociedad. A pesar de todo, una parte significativa de ellos tiene interés en luchar por esta nueva sociedad, integrándose en ésta a través de las cooperativas de productores o como trabajadores en la producción directa o servicios sociales. Tiene interés en ello porque el nuevo poder obrero puede satisfacer las necesidades multifacéticas respecto el trabajo, la vivienda, la salud, la educación, la jubilación, el tiempo libre para descansar y participar en las estructuras del poder obrero etc.

Partiendo de esta perspectiva, los comunistas luchan, incluso hoy, en condiciones no revolucionarias, con el objetivo de que estos movimientos se aproximen al movimiento obrero con orientación de clase, sin perder de vista el hecho de que en estos movimientos siempre son más fuertes –que en relación con el movimiento obrero- las vacilaciones continuas, las ilusiones burguesas y reformistas, los diversos puntos de vista y las tendencias pequeñoburguesas.

Un tema especial es la relación del Partido con el movimiento de mujeres radicales, por la emancipación de las mujeres de procedencia obrera o de familias populares de los potenciales aliados sociales de clase.

La desigualdad y las discriminaciones a expensas de la mujer en todos los niveles, en la vida, en la familia, en el trabajo, en la lucha, en las luchas políticas, tienen raíces clasistas profundas, lo que significa que es un problema que afecta al movimiento obrero.

Sólo el Partido Comunista puede expresar consistentemente la identificación de la lucha por la emancipación y la igualdad con la lucha por la liberación total de hombres y mujeres de la explotación. Pero ello tiene como condición previa la actividad de vanguardia de las organizaciones, de las obreras, empleadas, sindicalistas e intelectuales comunistas, que a través de su actividad en las filas del movimiento obrero pueden radicalizarlo en dirección antimonopolista-anticapitalista.

La actividad de las mujeres comunistas en las Asociaciones y los Grupos de la OGE no puede considerar ni el nivel de concienciación del problema de la desigualdad de la mujer, ni la conciencia política o clasista de las mujeres que se agrupan en estos como algo unificado.

La confusión respecto la necesidad y el contenido del trabajo especializado del Partido en las mujeres y las actividades de las mujeres comunistas en el movimiento de mujeres radicales se expresa en los órganos pero sobre todo en las mujeres dirigentes que, teniendo como criterio su propia postura de vida, no se dan cuenta de las dificultades objetivas adicionales que limitan la actividad política y social de las mujeres, ni siquiera las mujeres integrantes del Partido y de la KNE, particularmente en períodos cuando cambian sus condiciones de vida. Estas camaradas tienen dificultades en especializar el trabajo para preparar el reclutamiento de mujeres que a menudo llevan una mayor carga de hábitos reaccionarios y vacilaciones, mientras que incluso dentro del Partido, en las OBP sectoriales y de barrios, participan en la conversación con mayor dificultad.

Se ha confirmado, pues, la necesidad de un doble despertar de las mujeres, por un lado de su conciencia política de clase y por otro lado del conocimiento del hecho de que el despertar político de las mujeres tiene dificultades adicionales, debe superar obstáculos objetivos adicionales, así que necesita un trabajo especializado adicional, no sólo en el movimiento sino además en su vanguardia, en el Partido Comunista.

Después del 19o Congreso del Partido se han dado algunos pasos más respecto los esfuerzos de especializar la política del Partido para las mujeres, tanto de manera independiente como en el marco del movimiento obrero-popular, teniendo en cuenta que el movimiento reúne a mujeres de familias obreras y populares, incluso algunas más allá de la influencia política del Partido y de la KNE.

El trabajo necesario de educación dentro del Partido -sobre todo de las mujeres integrantes del Partido en las industrias y en la KNE- empieza con el esfuerzo de asimilar nuestra percepción respecto la cuestión de las mujeres, que entre otras cosas presupone la utilización de las publicaciones especiales del Partido. Los órganos y las OPB deben desarrollar una actividad independiente sobre la cuestión de la igualdad y de la emancipación de las mujeres en las condiciones de construcción del socialismo, sobre la importancia de la liberación de las relaciones personales, de las relaciones entre los dos sexos dentro o fuera de la institución de la familia de toda forma de coerción económica, social e ideológica.

La asimilación de la esencia de la cuestión de las mujeres es necesaria para comprender tanto la necesidad del movimiento de mujeres radicales, es decir del movimiento para la igualdad y la emancipación de las mujeres de procedencia o posición socioeconómica obrera o popular (campesinas y autónomas urbanas pobres), como de la tarea de las mujeres integrantes del Partido, independientemente de su sector, de acercarse a trabajadoras, empleadas, desempleadas, trabajadoras autónomas, campesinas, madres jóvenes trabajadoras, estudiantes, jubiladas, inmigrantes, así como a mujeres excluidas del trabajo social, como son las amas de casa.

El KKE, en el transcurso de los años, ha acumulado una experiencia rica e importante de su actividad en diversas condiciones. Estudia, en particular, la relación entre Partido-movimiento-masas como elemento constituyente tanto del desarrollo de nuestra comprensión teórica de este tema como del trabajo diario de orientación política. Utiliza sus conclusiones como una guía para la actividad práctica cotidiana, como un medio de fortalecimiento de la capacidad revolucionaria de los órganos y de las OBP, de todo el Partido.

Sobre el curso de la construcción del Partido

68.  Un factor básico que determina el papel y la eficacia del Partido en el movimiento obrero, en la lucha de clases, es la construcción del Partido en la industria, en ramas de importancia estratégica, en combinación con el aumento de su fuerza e influencia en la gran masa de la clase obrera y sobre todo en las edades más jóvenes. En este marco, es de particular importancia la capacidad de penetrar en sectores de importancia estratégica y en sectores emergentes dinámicos de la economía.

Las consecuencias de la crisis económica capitalista en la clase obrera y en las capas populares de la ciudad y del campo han sido graves. Se han producido cambios significativos en sectores de trabajo. Se cerraron fábricas y empresas, miles de trabajadores fueron despedidos, muchos acabaron desempleados o cambiaron de profesión, y otros se jubilaron. Muchas empresas no contrataron a nuevo personal, otras lo hicieron contratando a jóvenes a través de varios programas subvencionados. Otras eran rentables o realizaron inversiones en el extranjero. Estos acontecimientos, naturalmente, han tenido su propio impacto en las fuerzas del Partido, ya que muchos integrantes del Partido y simpatizantes se encontraron fuera de los centros de trabajo ya sea por haber sido despedidos o por haberse jubilado. En nuestras filas existe todavía un porcentaje considerable de desempleados.

En el período transcurrido desde el Congreso anterior, el Partido ha realizado un gran esfuerzo para superar las dificultades y compensar las pérdidas en el Partido con nuevos reclutamientos. El esfuerzo tortuoso para establecer contactos con trabajadores en los centros de trabajo, para entrar en nuevos centros de trabajo con el fin de recuperar una parte de las pérdidas, para crear una nuevo círculo al lado de las organizaciones del Partido -un trabajo que es la base necesaria para el desarrollo del Partido y la construcción de nuevas organizaciones del Partido y de la KNE- ha tenido ciertos resultados.

Tenemos una mejora de 2% de la composición social del Partido respecto los trabajadores asalariados y los empleados del sector privado y estatal, como resultado de una mejor elaboración del plan de reclutamiento y de construcción en los centros de trabajo por las organizaciones del Partido.

Los órganos de dirección están conquistando, con pasos lentos pero estables, un punto de vista unificado respecto el contenido de la construcción del Partido. Entienden que no se identifica con el reclutamiento, sino que se trata de una intervención del Partido ideológica, política, organizativa y de masas combinada y más amplia respecto el conjunto de los problemas que atormenta a las familias populares.

Se entiende en mayor medida que se necesita mayor y más frecuente involucramiento de los cuadros en este tema, análisis continuo de la experiencia, control esencial de las medidas y de las formas que se utilizan para alcanzar los objetivos. Se han dado pasos en la coordinación del trabajo entre las organizaciones sectoriales y de barrios del Partido, en el entendimiento y la ejecución de la tarea de que todas las fuerzas del Partido y de la KNE, tanto de las organizaciones sectoriales como de las en los barrios trabajen en todos los sitios con el mismo contenido.

Sin embargo, no se ha abordado el problema central de la construcción del Partido que es el retraso en el desarrollo del Partido en las grandes industrias y en los sectores de importancia estratégica. Se trata de un asunto que dificulta el desarrollo del trabajo del Partido en su conjunto en la clase obrera. El retraso no se debe sólo a las dificultades objetivas. Éstas existen, pero no pueden ocultar el problema de orientación política que consiste en que no combinamos siempre adecuadamente los deberes de la organización de la lucha con los objetivos de la construcción, mientras que todavía no hemos superado -en gran medida- el enfoque sindical que impregna nuestro trabajo en la clase obrera.

La integración de nuevos miembros en el Partido en las condiciones de crisis es una cuestión más compleja, requiere un contacto y utilización planificada y sistemática de los luchadores que juegan un papel dirigente en los centros de trabajo, que luchan en el movimiento obrero y popular, que se alinean con los comunistas en las luchas cotidianas. La preparación de los candidatos para el reclutamiento requiere un trabajo político e ideológico más sistemático y multiforme con la política y el Programa del Partido, con la ideología y su experiencia histórica, con los valores comunistas. Se trata de los requisitos previos para poder explicar las causas de los problemas y las dificultades adicionales que genera la crisis: el desempleo masivo y el cierre de empresas, el empobrecimiento masivo, la confusión provocada por varias fuerzas reformistas y oportunistas en cuanto a la salida de la situación actual.

69.  Si miramos más en profundo veremos que en nuestro trabajo no se da la prioridad adecuada a la intervención independiente del Partido entre los trabajadores con el Programa del Partido, con sus elaboraciones para cada sector específico. No insistimos en debatir en los órganos y en las OBP con el peso adecuado y la importancia que tienen los indicadores y los resultados de nuestro trabajo planificado en la clase obrera, en términos de maduración de la conciencia política, de agrupación en torno al Partido y su política, de participación en las luchas, es decir lo que describimos como resultados de la intervención política de la OBP en los centros de trabajo.

Los pasos que se han dado no corresponden con la gravedad que tiene el desarrollo organizativo del Partido, la mejora de la composición obrera para el reagrupamiento del movimiento obrero, sobre todo en las condiciones actuales de retroceso del movimiento, de la presión para que se asimilen grandes sectores de la clase obrera. Por consiguiente, la tarea básica "de dar un salto adelante en la construcción del Partido y en el fortalecimiento ideológico y político del KKE en la clase obrera", que fue planteada en la Declaración del Comité Central para la celebración del 100 aniversario del Partido, sigue siendo vigente y se puede resumir en los siguientes objetivos destacados que están relacionados con la competencia entre las organizaciones del Partido en materia de la construcción del Partido:

  • Aumento del porcentaje de hombres y mujeres trabajadores y del número de OBP en grandes empresas de importancia estratégica.
  • Aumento del porcentaje de los hombres y de las mujeres trabajadores en la composición social del Partido.
  • Mejora de la composición por edad a través del aumento de los reclutamientos de la KNE y de grupos de 18 a 40 años.
  • Aumento de los reclutamientos de mujeres y aumento de su porcentaje total en el Partido y en los órganos de dirección.

El logro de estos objetivos está relacionado con el desarrollo de una actividad política bien planificada y avanzada por los comunistas en torno a problemas agudos en los centros de trabajo, en los sectores y en los barrios (en la ciudad y en el campo). Esta actividad política tiene como eje la línea antimonopolista-anticapitalista, mientras que se especializa en objetivos de demandas concretos que nos aproximan a los trabajadores y sus familias.

La clave del éxito es la organización correcta del trabajo de cada órgano, desde el Comité Central hasta la OBP y de cada cuadro individualmente. Este trabajo presupone utilizar la experiencia adquirida, reconocer prontamente los problemas para confrontarlos, debatir colectivamente, hacer control frecuente y enfocar en las medidas que ayudan al desarrollo masivo y al fortalecimiento de la corriente de las ideas comunistas en los centros de trabajo y de educación, para que se refuercen las filas del Partido con nuevos integrantes. Este trabajo está estrechamente vinculado con la actividad para la formación de nuevos sindicatos, para que otros sindicatos adquieran características de masas, para la formación de comités de los sindicatos, de comités de lucha, comités de desempleados y de inmigrantes, de acuerdo con la composición y las capacidades de cada centro de trabajo. Al mismo tiempo, está vinculada con la actividad para la organización masiva de trabajadores, empleados, autónomos, campesinos, jóvenes y mujeres de familias populares, en las organizaciones radicales y otras en las que participamos como comunistas, así como a través de la participación y la actividad en los comités populares, en asociaciones de actividades culturales, de deportes etc., en todos los barrios, las ciudades y los pueblos.

A través de este contacto con las masas, se mejorará también la capacidad de la militancia de promover nuestra línea contra las opciones estratégicas de la burguesía, de demostrar con datos la superioridad del camino de desarrollo del poder obrero, de orientar el descontento popular hacia el verdadero enemigo, es decir la burguesía y las uniones imperialistas, de explicar de manera convincente que la lucha no puede ser eficaz sin un frente decisivo contra las percepciones del reformismo y el oportunismo que se basan en el compromiso.

Hoy el Partido tiene las armas y los recursos ideológicos necesarios para luchar por su fortalecimiento político, ideológico y organizativo. Nos referimos al Programa y los Estatutos aprobados en el 19o Congreso, las conclusiones sobre las causas del derrocamiento del socialismo y las elaboraciones colectivas para el segundo volumen del Ensayo de la Historia, la Conferencia Nacional sobre nuestro trabajo en los jóvenes, la sesión plenaria ampliada del Comité Central sobre el reagrupamiento del movimiento obrero, la discusión de la experiencia de la actividad multiforme en el marco de la celebración del 100 aniversario del Partido etc. Son las publicaciones del Partido, el "Rizospastis", la "Kommounistiki Epitheorisi", las publicaciones de "Sinchroni Epochi" que son un pilar de apoyo para el trabajo planificado, multiforme, estable y permanente, para la generalización de la experiencia y su difusión ampliamente a las masas.

Cada OBP, utilizando de manera planificada estas herramientas y los medios de comunicación con los trabajadores, puede crear mejores condiciones para la agrupación con el KKE por cambios y derrocamientos, para aumentar el número de personas que entienden lo que significa un KKE fuerte.

Sobre la composición social y de edad del Partido

70. Si el Partido no es fuerte en la clase obrera, con fuertes OBP orientadas hacia las masas, que aseguren la promoción sistemática y estable de su política, no se puede dar ni un paso hacia la promoción de la tarea del reagrupamiento.

De allí surge como tarea básica la construcción de organizaciones del Partido fuertes y orientadas a las masas en los grupos monopolistas, en las fábricas, en los principales centros económicos, industriales, comerciales. Los órganos dirigentes y de las organizaciones del Partido deben enfocar su atención a esta tarea. Los objetivos de construcción han sido planteados por las Organizaciones del Partido enfocando en los grupos de edades productivas, en las nuevas fuerzas activas, con prioridad más en concreto a:

  • los puertos, los aeropuertos, los medios de transporte en su conjunto
  • la energía, las telecomunicaciones, el sector metalúrgico
  • la industria química, farmacéutica, de alimentos
  • grandes obras, construcciones
  • grandes centros comerciales

En la práctica, parece que tenemos dificultades en implementar la tarea de tener como criterio básico para la evaluación de la eficacia de nuestro trabajo en cada acción, movilización y actividad, la construcción del Partido. Bajo la carga de las tareas, de las demandas actuales de la lucha, se pierde, pasa a segundo plano el trabajo especial que se debe hacer en esta dirección mientras que alrededor hay fuerzas que están al lado del Partido, con un alto nivel de acuerdo con las posiciones y con experiencia de su participación en el movimiento. Sin embargo, es necesario que todos los órganos de dirección y las OBP sigan mejor el curso de construcción.

Un requisito previo para que se den pasos en la influencia y en la fuerza organizativa del Partido es el trabajo ideológico y político de masas del Partido en las fábricas, en los centros de trabajo con el fin de difundir de manera estable y sistemática sus posiciones y su política como condición previa para la formación de un círculo de influencia. Este debe estar en el centro de la actividad de cada OBP, de cada comunista -con todas las formas y maneras disponibles- como condición previa para la construcción. En este eje se deben ampliar los métodos de agitación y propaganda, que no se limiten a la difusión de folletos, a campañas electorales, a campañas de corto plazo. Todas las OBP deben reforzar la difusión de "Rizospastis", de “Kommounistiki Epitheorisi”, de los libros marxistas, así como la amplia promoción y discusión de las posiciones y las evaluaciones del Partido sobre la actualidad.

Pero al mismo tiempo es necesario el trabajo y la preparación sistemáticos, para que la difusión y popularización de la política del Partido, que deriva de su Programa, de su estrategia por el poder obrero y la revolución socialista, rija de manera consecuente y convincente a todos los aspectos de la actividad, de la propaganda y del trabajo de los comunistas. Hay que basarse en la experiencia del propio centro de trabajo, en las preocupaciones que se desarrollan respecto nuestra política entre las capas populares bajo el impacto de la política y la propaganda de la burguesía, de sus partidos, del sindicalismo patronal y gubernamental, así como de los propios mecanismos de los empleadores.

Hay que avanzar más rápidamente en todos los órganos de dirección, desde el Comité Central hasta las OBP y los grupos del Partido, el estudio y la generalización de esta experiencia. En consecuencia, hay que aumentar y mejorar el trabajo individual particular, sobre todo en centros de trabajo importantes y difíciles, con buena coordinación, persistencia y control. Más cuadros y miembros del Partido, así como miembros del Partido electos en las juntas directivas de sindicatos, deben incorporarse sistemáticamente en esta tarea. Hay que organizar más decisivamente a las fuerzas apropiadas, capaces, si es necesario, de contribuir a la realización de esta tarea.

El Partido debe ser capaz de guiar a la KNE para que entre en una fase de desarrollo significativo de sus fuerzas

71. El objetivo de dar un salto adelante en la construcción del Partido requiere una rápida renovación, un aumento de las fuerzas del Partido con grupos de edades más jóvenes, sobre todo de la clase obrera y de sus secciones más jóvenes.

La Resolución de la Conferencia Nacional sobre el trabajo del Partido en los Jóvenes (diciembre de 2013) y las medidas concretas que contiene refuerzan esta dirección. Subrayan la responsabilidad independiente del Partido a atraer a más jóvenes en la lucha por el cambio revolucionario, así como la responsabilidad que tiene para guiar políticamente a la KNE.

La implementación de las resoluciones de la Conferencia es una tarea necesaria y urgente, sobre todo de cara al cien aniversario del Partido y al 50 aniversario de la KNE, para que la mayor parte del trabajo del Partido se concentre más decisivamente en los jóvenes de la clase obrera y de las capas populares y para que sea más estable la renovación del Partido con jóvenes.

En el transcurso de estos años se han dado algunos pasos. Miles de miembros de la KNE han adquirido la condición del miembro del Partido, mientras que muchos integrantes del Partido que habían sido promovidos en los órganos de la KNE, pasaron al trabajo del Partido, renovaron y mejoraron la composición de edades de sus órganos. Sin embargo, todavía existen graves retrasos.

La KNE es la fuente principal para nuevos reclutamientos del Partido. La entrada de la KNE a una fase significativa de desarrollo de sus fuerzas y de su capacidad de llevar a cabo una educación comunista es, sin duda, un elemento integral para la continuidad revolucionaria del KKE y de la construcción del Partido y debe ser tratada como tal por los órganos del Partido. Es una condición previa para el fortalecimiento cuantitativo y cualitativo del Partido.

Para la construcción del Partido en la clase obrera es crucial trabajar con los grupos de edades más jóvenes, incluso antes de entrar en la producción, en los centros de educación, de formación, de aprendizaje, en los Institutos Tecnológicos, en los centros profesionales privados (IEK), en escuelas profesiones, en las academias de la marina mercante (AEN), así como en las universidades y en las escuelas secundarias. La gran mayoría de los jóvenes es concentrada o será concentrada en las filas de los trabajadores asalariados, y como consecuencia el contenido del trabajo del Partido debe ser constantemente orientado en esta dirección. Se requiere un plan y un programa de trabajo unificado, desde los órganos del Partido y de la KNE, hasta el nivel de la OBP y la OB de la KNE y con énfasis en la educación ideológica y política, en la educación comunista, como armas básicas para el trabajo avanzado de agitación y propaganda y para el accionar. Este plan debe tomar en cuenta los problemas intensos, tal como se expresan en los diversos grupos de edades, la inseguridad para el futuro, el desempleo, la selva laboral y de búsqueda de trabajo, los grandes obstáculos que impiden el esfuerzo de adquirir educación general y profesional. Una actividad que debe abarcar los ámbitos de la cultura y los deportes, combatiendo activamente cuestiones ideológicas y políticas como es el aumento del consumo de drogas.

El Partido tiene la responsabilidad de facilitar la KNE para que cumpla su propósito de existencia y actividad. Esto requiere un plan elaborado en cada sector de trabajo y con ayuda esencial a la KNE con el fin de contribuir a la agrupación de fuerzas en la lucha en torno a las necesidades contemporáneas de la juventud y a la lucha ideológica y política, en la construcción de organizaciones de la KNE. Este plan debe tener una orientación hacia la comunicación, la actividad común y la transmisión de los valores y los objetivos revolucionarios del Partido y de la KNE a los alumnos de la secundaria de familias obreras y populares, a los estudiantes de la formación profesional-técnica, a los estudiantes de familias obreras y populares, para atraerlos al movimiento obrero.

Esta actividad debe desarrollarse en paralelo con la preparación ideológica y política de sus miembros, con la educación marxista, con la asimilación del Programa y de las elaboraciones del Partido, con las conclusiones del estudio de la historia del movimiento comunista y obrero, con la transmisión de la experiencia viva del Partido, con la ayuda para la participación activa en la vida interna de la KNE, la preparación y el apoyo a todos los miembros de la KNE para que se integren posteriormente a las filas del Partido.

La conexión del Partido con los sectores más avanzados de los trabajadores autónomos en las ciudades y en el campo

72. La intervención del Partido en las capas pequeñoburguesas de la ciudad y del campo es objetivamente compleja debido a su posición en la producción. El agrupamiento de todos los sectores que objetivamente tienen interés en la perspectiva que establece el Programa del Partido es una tarea básica que está relacionada con el desarrollo de la correlación de fuerzas en su conjunto que se determina por nuestro trabajo en las condiciones actuales.

La formación de núcleos fuertes de trabajadores autónomos comunistas en todas las grandes ciudades y en sectores con alta concentración de trabajadores autónomos es una condición necesaria para que el Partido establezca una comunicación con sus sectores más avanzados, así como para limitar en la medida de lo posible el impacto objetivo que se ejerce sobre ellos por la ideología y la política de alianzas de la burguesía y de su Estado. Esto requiere un trabajo ideológico y político especializado y un apoyo para su asimilación más profunda por las fuerzas del Partido, para que puedan influir a sectores más amplios con la política del Partido, para que pueda ganar terreno la necesaria orientación antimonopolista en su movimiento.

Al respecto, en el campo y en las áreas que tienen un peso especial en la producción agrícola, es necesario fortalecer la intervención de las organizaciones del Partido, el plan para engrosar las filas del Partido con campesinos, para la construcción de OBP en las granes aldeas o en grupos de pueblos vecinos. Vinculado a ello está la planificación para la formación de sindicalistas capaces entre los campesinos jóvenes que destacaron en las movilizaciones. Es necesario formar este tipo de sindicalistas para explicar con mayor eficacia la perspectiva de la destrucción de la mayoría de los campesinos a causa del antagonismo de los grupos monopolistas y de la centralización en granjas agrícolas capitalistas y también la perspectiva de vivir en una sociedad con una forma de organización de la producción superior, donde la producción agrícola cooperativa estará conectada con la producción socializada.

Se ha confirmado que para superar las dificultades adicionales se requiere un plan ideológico, político y organizativo de intervención en términos de construcción del Partido, así como de distribución y educación correspondiente de cuadros que se especializarán en las demandas complejas de la orientación de este sector y de sus movimientos.

Un Partido capaz de inspirar y movilizar al pueblo con el poder que deriva de las ideas comunistas y del arte de vanguardia

73. Hoy día, la intervención del Partido ha tenido ciertos logros en el ámbito de la cultura: las conferencias científicas, el festival de KNE-Odigitis, los eventos de conmemoración, las exposiciones, las producciones musicales-teatrales han realzado evidentemente el nivel cultural del Partido y de la KNE. Un número significativo de personas que se especializan en diferentes campos ha participado o ha contribuido en todas estas actividades.

Sin embargo, a pesar de los pasos que se han dado en los últimos años a nivel central y local para el desarrollo de la intervención cultural del Partido, todavía no se ha logrado una comprensión unificada de su importancia, como aspecto orgánico integral del funcionamiento y de la actividad de todo el Partido. La percepción más difundida en nuestras filas es que el trabajo cultural es necesario como un complemento para que la actividad del Partido se ponga más atractiva a amplias fuerzas populares. Pero la característica más importante, especialmente del arte comprometido con la causa socialista-comunista, es que contribuye a la formación integral de la personalidad, en primer lugar de los comunistas.

El arte es un factor importante que cultiva los sentimientos, la imaginación, la sensibilidad, la inspiración, así como la voluntad de llevar a cabo el cambio social. Se trata de características necesarias para la formación de la vanguardia política revolucionaria, su capacidad de inspirar en la lucha por la abolición de la sociedad explotadora. No es casualidad que a lo largo de su historia -en las cárceles, en los lugares de exilio, en condiciones de clandestinidad y mucho más en los períodos de agudización de la lucha de clases, como la resistencia de EAM y ELAS y sobre todo en las condiciones duras y en los grandes momentos de la lucha del DSE- el KKE dio un peso especial al arte como un medio de inspiración y organización del sentimiento social, como un medio de educación política y moral.

La lucha heroica del KKE ha inspirado un gran número de escritores y artistas, ha creado una herencia valiosa que en uno u otro grado continuó en las condiciones posteriores.

En las condiciones actuales, después del derrocamiento de la construcción socialista, se ha vuelto más urgente la necesidad de que el Partido inspire –a través del desarrollo de su ideología comunista revolucionaria y la dinámica de la lucha de clases por el socialismo- a intelectuales y artistas, que desarrolle lazos militantes con los que se preocupan por las necesidades populares, que resisten al individualismo, a la decadencia del capitalismo, que creen en la capacidad de un tipo de organización superior, más humano de la producción social y de la vida social en general.

Este objetivo requiere un trabajo más sistemático y exigente para la mayor utilización de los científicos, los intelectuales y los artistas, integrantes y simpatizantes del Partido, que les animará a poner su trabajo creativo al servicio de la clase obrera y de las altas aspiraciones de la transformación revolucionaria de la sociedad.

Sobre la redistribución organizativa

74. La redistribución organizativa del Partido ha dado un impulso significativo a la orientación del trabajo en la clase obrera. La concentración planificada de fuerzas y los cambios en la estructura organizativa del Partido y de la KNE, que iniciaron con la creación de las Organizaciones del Partido en la región de Ática y en la región de Macedonia Central, han avanzado paso a paso, analizando la experiencia de otras Organizaciones Regionales en los últimos años.

La experiencia de la redistribución de las fuerzas del Partido es positiva.

  • Fue una medida necesaria y positiva que ha ayudado no sólo a la orientación sino también a la concentración y dirección de las fuerzas del Partido en el trabajo en la clase obrera y para la construcción del Partido.
  • Se ha concentrado y se ha analizado mejor y más objetivamente la situación en los grandes centros de trabajo. En todas las regiones se han registrado y se ha dado prioridad a los centros de trabajo, los sectores básicos donde se concentra la clase obrera, los grupos monopolistas.
  • Ha habido un plan más específico de intervención y de construcción del Partido en los grandes centros de trabajo, en las zonas industriales, así como la asignación de tareas específicas a las OBP sectoriales y territoriales. La experiencia que ha surgido del trabajo coordinado y en particular de la formación de grupos conjuntos de fuerzas partidistas de las organizaciones sectoriales y territoriales en combinación con las fuerzas de la KNE, es valiosa. En el marco de estos grupos conjuntos se han asignado las tareas para el reclutamiento y la formación de núcleos en ciertas fábricas y empresas, en centros comerciales, en zonas industriales etc. Esta experiencia debe ser estudiada más a fondo para que se utilice sistemáticamente por las organizaciones regionales.
  • Se han abordado mejor las cuestiones de preparación, de realización y de orientación de las grandes movilizaciones sectoriales y más generales, las elecciones en los sindicatos.

El Comité Central debe seguir sistemáticamente y estudiar la experiencia que surge de la distribución de las OBP y de las organizaciones respectivas de la KNE.  Esta distribución de fuerzas debe centrarse en los grandes centros urbanos (Atenas, Tesalónica, Patras, Larisa, Heraklio, Volos, Ioanina, Lamia, Halkida, Corinto, Kalamata, Kavala, Kozani, Serres) donde se concentran las zonas industriales y la mayor parte de la población activa y de las capas populares. Allí hay gran concentración de sectores industriales (manufactura, transporte, infraestructura, grandes obras) así como centros comerciales, restaurantes e instalaciones turísticas, servicios administrativos, hospitales, escuelas y universidades, así como amplia concentración de jóvenes y de mujeres.

Hay que estudiar de manera sistemática y sustancial la experiencia de la construcción y las actividades en los sectores y en los barrios, la coordinación del trabajo sectorial con la zona residencial (el barrio y el pueblo). El objetivo y el criterio deben ser que cada miembro y cuadro del partido desarrolle una actividad multifacética y que se desarrolle a sí mismo de manera integral. Esto requiere tanto la intervención en el centro de trabajo que es de importancia primordial, como la intervención correspondiente en el lugar de residencia. En esta última incluye la actividad en torno a problemas multifacéticos de la familia, de la escuela y de la educación de los niños, de la utilización creativa del tiempo libre. Lo que es importante es la participación en actividades culturales, deportivas etc., de comités y agrupaciones en torno a problemas de salud, de vivienda, de protección contra las inundaciones, contra los terremotos, contra los incendios, para el suministro de agua, para espacios de recreo libres, en torno a las demandas de los municipios y de la administración regional etc.

La orientación para un contenido de trabajo tan complicado y combinado, es decir con una orientación hacia el mismo objetivo para todos, ayudará además a los cuadros más jóvenes a adquirir experiencia de manera más rápida y completa en el trabajo complejo del Partido. Se enterarán de la realidad de las dificultades y del potencial que genera la intervención en los centros de trabajo y la comunicación directa con los obreros. Ellos mismos deben tratar de responder a las fabricaciones ideológicas que utilizan los empleadores, otras fuerzas políticas y sindicales.

La cuestión de los cuadros

75. En los últimos años han surgido cientos de nuevos cuadros en todos los niveles de los órganos de dirección del Partido. Muchos de ellos se integraron al Partido no sólo después del retroceso que supuso la contrarrevolución, sino durante los primeros 15 años del siglo 21. Se trata de cuadros que por un lado se integraron en el Partido, han luchado y se han promovido con la percepción estratégica contemporánea del Partido que completada en el 19o Congreso con la aprobación del Programa y de los Estatutos, y por otro lado están desarrollando su actividad en un período de plena victoria de la contrarrevolución, que de momento es relativamente “estéril” en estallidos de lucha de clases.

Por supuesto, es importante que una nueva generación de cuadros del Partido y de la KNE se desarrolla y se educa con criterios ajenos al parlamentarismo como base de medir la influencia política y el fortalecimiento del Partido. Sin embargo, no debemos subestimar las características de la inexperiencia, la unilateralidad, la abstracción, la confusión y la separación errónea de las tareas políticas que tienen muchos de los cuadros jóvenes.

La formación de estos cuadros, el fortalecimiento y la utilización de sus mejores características, su educación con los principios de funcionamiento y de accionar del Partido, el estudio y el conocimiento de la larga experiencia del Partido, requiere una educación y una ayuda especial, a largo plazo y específica por parte de los dirigentes. Esta ayuda debe estimular las iniciativas, una postura responsable, de resistencia frente a los problemas que surgen, la educación para adquirir un método comunista sólido en su trabajo. Se trata de un asunto que es, en primer lugar, responsabilidad del Comité Central del Partido.

La experiencia que ha adquirido el Partido en su trayectoria histórica turbulenta demuestra que la evaluación de los cuadros debe realizarse después de un período algo largo, durante el cual van a adquirir una personalidad más completa como comunistas. Tienen que ocupar varios cargos de responsabilidad en el Partido y en el movimiento, verificar su resistencia en los altibajos de la lucha de clases y su manera de abordar los problemas de la vida, del trabajo, la educación de los niños, así como problemas y dificultades urgentes. Hoy sigue siendo vigente especialmente hoy ya que las condiciones de vida se han puesto más difíciles y complejas, la adquisición de una amplia experiencia social viene más tarde y en muchos casos se ve distorsionada por una serie de factores que no existían en décadas anteriores.

Todavía no hemos superado en la práctica -no a nivel de declaraciones- debilidades básicas en la planificación de la formación de los órganos, la asignación de tareas, la promoción y el desarrollo de cuadros, los temas de discusión en los órganos en base a la necesidad de fortalecer el trabajo ideológico, en combinación con la planificación de intervención en las luchas obreras y populares. A pesar del hecho de que el 19o Congreso destacó la necesidad de la formación de cuadros polifacéticos, todavía no hemos logrado superar las debilidades de una separación de larga data entre los cuadros organizativos, ideológicos, y sindicales de masas en nuestro funcionamiento práctico.

Los cuadros se desarrollan de manera esencial y mejor en la medida que existe una alternancia en la asignación de responsabilidades en las tareas del Partido. La especialización exclusiva en un área de trabajo durante muchos años tiene el peligro de llevar a una rutina, a que los cuadros no se desarrollen de manera multifacética, a que se retrase la maduración y la esfericidad necesaria en su trabajo, la preparación para emprender misiones cada vez más difíciles y significativas en la asignación de tareas, para el propósito del Partido, del movimiento, para el derrocamiento revolucionario.

Hoy, el objetivo es promover a muchos cuadros de la clase obrera, con procedencia obrera-popular, que serán asistidos para adquirir capacidades multifacéticas, especialización en varios sectores de trabajo, buen nivel ideológico y político, capacidades de dirigir, contacto con las masas, así como orientación estable al reagrupamiento del movimiento, a la promoción de la alianza social y la agrupación de nuevas fuerzas y su integración en el Partido.

Para llevar a cabo esta gran tarea se necesita plan, se necesita preparación especial y a tiempo de las fuerzas de la KNE. Al mismo tiempo se requiere una utilización sistemática de científicos y artistas integrantes del Partido que pondrán su trabajo al servicio de la clase obrera y de los objetivos del cambio revolucionario.

Hay que persistir en la adopción de medidas para ayudar a los cuadros responsables de dirigir políticamente a las OBP y las OB de la KNE. Todos los cuadros, independientemente de su asignación en sectores específicos (organizativo, de masas, ideológico), deben adquirir experiencia personal directa de la discusiones y del contacto con los trabajadores en el movimiento, en los sindicatos, en las organizaciones de masas, en las luchas para especializar de manera específica y viva las tareas en el movimiento, para involucrarse directamente en el debate ideológico y político exigente.

Hay que combatir decisivamente la debilidad de subestimar el trabajo ideológico, así como la separación de la actividad de masas de los cuadros de la actividad política y organizativa, así como un estrecho enfoque administrativo de los cuadros organizativos. Esto último deriva principalmente de la debilidad de actuar como dirigentes políticos-ideológicos, de ayudar de manera más eficaz y específica en todos los campos y frentes de actividades, así como en la dirección política individual y en la cooperación con cada miembro del Partido, de la KNE, con cada simpatizante. Además, es urgente combatir la separación de los cuadros, principalmente, jóvenes en sectores de ciencia o de investigación, de la actividad de masas, de su participación directa en el trabajo ideológico, político y organizativo de las Organizaciones del Partido.

Sobre las finanzas del Partido

76. Estos últimos cuatro años, nuestro Partido se vio obligado a tomar decisiones duras pero necesarias en base a las conclusiones importantes del 19º Congreso y las resoluciones-directivas aprobadas.

En base a la larga experiencia valiosa del período posterior a la caída de la junta -y sobre todo después de 1991- hemos tomado medidas para administrar mejor nuestras finanzas, para ejercer un control más estricto sobre el curso de aplicación de los presupuestos anuales, tanto respecto los ingresos como los gastos del Partido, desde el Comité Central hasta las OBP.

Después del cierre del canal televisión y de la radio de "902", el cese del funcionamiento de Tipoedkotiki (imprenta), la reducción drástica de las páginas de "Rizospastis", los recortes drásticos en los gastos de la sede del Comité Central y de las Organizaciones Regionales del Partido -salvaguardando primero las obligaciones hacia los trabajadores en los medios de comunicación del Partido (salarios, indemnizaciones, cuotas para la seguridad social etc.)- hemos logrado cubrir con la mayor capacidad posible las necesidades básicas del Partido. Estas necesidades incluyen el trabajo de propaganda política, el material para la información de pueblo sobre los acontecimientos, la promoción de las posiciones del Partido y el cumplimiento de las exigencias de las tareas relacionadas con el desarrollo de las luchas obreras y populares (con la contribución significativa de "Rizospastis", del portal de noticias 902 construido en este período, las publicaciones multifacéticas de la editorial "Sinchroni Epochi" etc.) En todo ello, ha sido decisivo el autosacrificio verdadero y el heroísmo de las y los comunistas, de los miembros de la KNE y de los amigos del Partido.

El Partido ha cubierto económicamente sus actividades políticas en las batallas electorales sucesivas (elecciones en el parlamento europeo, municipales, regionales, referendo, dos elecciones generales), su funcionamiento, el contacto diario y constante con el pueblo, los eventos importantes de cara al 100 aniversario del Partido, al 70 aniversario del DSE etc., las actividades culturales y el festival de KNE-Odigitis, sus obligaciones en el movimiento comunista y obrero internacional.

El Comité Central se siente realmente orgullosa de los cientos de miles de trabajadores en todo el país que ofrecieron apoyo económico al KKE, con cantidad de dinero menores que en el pasado -tanto en el período de las campañas de finanzas como a lo largo del año- así como de los miles de miembros y cuadros del Partido y de la KNE que luchan diariamente para ayudar económicamente el Partido, para que pueda responder a los altos objetivos al servicio de los intereses de los trabajadores y de todas las capas populares.

Hemos recorrido un período particularmente difícil para la clase obrera y el pueblo griego en total. Las consecuencias de la crisis siguen atormentando a las familias populares. La estrecha relación política militante y camaraderil de los trabajadores con el Partido, durante 100 años, incluso en los momentos más difíciles de la lucha, se expresa también a través de la contribución económica, a través del desarrollo de los lazos del Partido y de la KNE con sus simpatizantes y amigos.

El incremento de los ingresos procedentes del trabajo de apoyo económico y la contribución de las organizaciones, el aumento en la circulación de "Rizospastis", de "Kommounistiki Epitheorisi", de "Odigitis", de las publicaciones de la editorial "Sinchroni Epochi", aparte de la importancia general que tienen para la intervención ideológica y política, pueden contribuir de manera significativa al fortalecimiento de las finanzas del Partido.

En la ofensiva intensificada por el enemigo de clase y sus partidos, a través de los mecanismos del Estado y de sus gobiernos, el Partido debe tener mayor disposición, competencia y autosuficiencia económica para llevar a cabo una actividad política, ideológica y editorial seria, para hacer llegar la política del Partido al pueblo griego de manera más decisiva, masiva, amplia y completa.

La situación en el movimiento comunista internacional y la actividad del KKE

77. El reagrupamiento y el desarrollo del movimiento comunista internacional es una tarea permanente y constante de nuestro Partido. Deriva del carácter internacional de la lucha de clases.

Después de la contrarrevolución en la URSS, en Europa Central y Oriental, la consolidación del capitalismo en China y, a continuación, el fortalecimiento de las relaciones capitalistas en los países que aspiraban construir el socialismo, como Vietnam y Cuba, la situación en el movimiento comunista internacional se ha agravado.

En general, el movimiento comunista está en retirada, tiene dificultad en confrontar la ofensiva del adversario de clase, que combina medidas de represión y medios ideológicos y políticos. En varios casos, el enemigo de clase ha logrado "conquistar" a los partidos comunistas por dentro.

La influencia del oportunismo sobre el movimiento comunista se ejerce a través de las fuerzas de la socialdemocracia (antigua y nueva) y de nuevos partidos oportunistas, coordinados principalmente a través del “centro” que han establecido en Europa, el llamado Partido de la Izquierda Europea (PIE). Los partidos comunistas que participan en el PIE actúan como un “ariete” para la descomunización, es decir la pérdida adicional de las características comunistas de otros partidos.

En el marco de este proceso complejo y largo se están dando pasos duros en el sentido de reagrupamiento de los partidos comunistas, en medio de contradicciones y dificultades, donde se plantea débilmente la tarea de trabajar en la clase obrera y en su movimiento obrero y sindical.

En estas condiciones nuestro Partido ha tomado iniciativas importantes para la acumulación de fuerzas comunistas de todo el mundo, para desarrollar una actividad conjunta:

a. La "Revista Comunista Internacional" (RCI), como un primer esfuerzo de construir el Polo Comunista:El objetivo de la RCI es, a través de una conversación de diferentes  aproximaciones, hacer un esfuerzo para que se formen ciertas condiciones que darán un impulso a la cuestión de la estrategia común de los partidos comunistas, tanto a través de la circulación de la revista como -en el futuro- a través de otras formas que servirán los esfuerzos de crear un polo distintivo de partidos comunistas que defienden el Marxismo-Leninismo.

b. El esfuerzo de mantener las características comunistas de los Encuentros Internacionales de Partidos Comunistas: Los más de 120 Partidos Comunistas que han participado estas dos décadas en los Encuentros Internacionales de Partidos Comunistas y Obreros (EIPCO) tienen una página web común, Solidnet, donde pueden publicar sus noticias y documentos, mientras que está integrado al Solidnet un sistema de intercambio de información mutua rápida entre los Partidos Comunistas. El "Boletín Informativo" se publica en formato electrónico con el material de los encuentros de los Partidos Comunistas. El funcionamiento de Solidnet y la publicación del "Boletín Informativo" son compromisos que ha asumido el KKE ante los demás Partidos Comunistas que participan en los EIPCO. Esta situación que incluye pasos de coordinación, en comparación con los primeros años de la década de 1990, no debe distraernos de la esencia, es decir del hecho de que el movimiento comunista sigue siendo organizativa e ideológicamente fragmentado y que en sus líneas se desarrolla una confrontación dura que, en los últimos años, se ha intensificado en torno a cuestiones estratégicas. Las intervenciones crecientes que tienen que ver con intereses geopolíticos estatales, crean presiones adicionales dentro de los Encuentros Internacionales, que junto con el fortalecimiento de percepciones reformistas -burguesas y oportunistas-  de la gestión gubernamental en el marco del capitalismo y de sus uniones imperialistas, aumentan la inseguridad respecto el curso de estos Encuentros. Hay que atender sistemáticamente y hacer un esfuerzo intenso para mantener algunas características comunistas que tenían desde su inicio en Atenas y luego a otras capitales del mundo hasta hoy día.

c. La celebración de encuentros regionales de Partidos Comunistas y Obreros: En nuestra región se realizan, por iniciativa del KKE, tres encuentros regionales de Partidos Comunistas y Obreros. Se trata de los Encuentros Comunistas Europeos, los Encuentros de Partidos Comunistas del Mediterráneo Oriental, del Mar Rojo y del Golfo Pérsico, y los Encuentros de Partidos Comunistas Balcánicos. Estos Encuentros que se han consolidado, son un espacio de intercambio de opiniones y experiencias entre los partidos.

d. La creación de la "Iniciativa Comunista Europea": La "Iniciativa" que fue creada el 1 de octubre de 2013, es una nueva forma de cooperación regional de Partidos Comunistas, en que participan 29 Partidos Comunistas. Se basa en los principios ideológicos y políticos concretos que determinan su carácter comunista, su oposición a las uniones imperialistas y al PIE. Dentro de dos años la "Iniciativa" ha emitido una serie de comunicados sobre temas políticos candentes importantes, tiene una página web y un logotipo común y celebra reuniones periódicas.

La tarea internacionalista de reforzar la lucha por el reagrupamiento del movimiento comunista hace necesario evaluar la situación de la manera más exacta y objetiva posible.

Hoy día, en la correlación de fuerzas general negativa, la mayoría de los Partidos Comunistas no pueden confrontar el ataque del capital, del capitalismo internacional. El nivel teórico que han logrado es inferior a las exigencias que plantea la situación en sus países. El nivel de la comprensión del marxismo-leninismo y las deficiencias en la infraestructura han llevado a grandes retrasos en las elaboraciones colectivas sobre cuestiones cruciales en la confrontación ideológica, inclusive las causas que llevaron a la contrarrevolución. Tienen dificultad a estudiar su trayectoria histórica y sacar las conclusiones necesarias.

El largo período de la legalidad burguesa ha tenido un impacto negativo y, en ciertos casos, ha intensificado los fenómenos de corrupción de dirigentes obreros. La conexión de la teoría revolucionaria con la acción revolucionaria está en un nivel muy bajo y estas dificultades tienen un impacto decisivo en la construcción del Partido, en el trabajo en la clase obrera, en los jóvenes, sobre todo en las mujeres de posición socio-económica o procedencia obrero-popular.

Un resumen general de la evaluación del trabajo del Comité Central saliente

78. En total, el Movimiento Comunista Internacional sigue enfrentando serios problemas ideológicos y políticos. Todo ello pone obstáculos en el curso de su reagrupamiento. Es preciso profundizar la discusión respecto la comprensión y la promoción de los cambios programáticos necesarios, continuar de manera fundamentada el debate ideológico con partidos comunistas que directa o indirectamente adoptan una estrategia "reformista" (con diversas formas de etapas), fortalecer el enfrentamiento con Partidos Comunistas que denuncian como "sectaria" la estrategia que rechaza la colaboración de clases y el compromiso y que se dirige a la solución de la contradicción entre capital y trabajo, hacia el socialismo.

El proceso para el reagrupamiento revolucionario será lento, tortuoso y vulnerable a desviaciones y retrocesos, sobre todo en momentos decisivos de los acontecimientos, como es una guerra imperialista. Hoy esto es de suma importancia para la formación de las condiciones que darán lugar a la creación de bases sólidas, en la medida de lo posible, en las que se basará el reagrupamiento.

Abordamos la lucha por el reagrupamiento del movimiento comunista internacional como una tarea de importancia decisiva, como un componente de la lucha de clases, que está ligada con la capacidad de los Partidos Comunistas de fortalecerse de manera multifacética:

·         a nivel ideológico y político, superando posiciones erróneas que predominaban en el movimiento comunista internacional durante las décadas anteriores.

·         a nivel organizativo para tener bases sólidas en empresas y sectores de importancia estratégica, para intervenir decisivamente en el movimiento obrero-popular.

El objetivo es que a través de esta lucha sistemática se consiga la preparación necesaria para que en condiciones de estallido de una situación revolucionaria cada Partido Comunista en su país pueda cumplir con su tarea histórica y luchar por el derrocamiento del capitalismo, por el socialismo, formando al mismo tiempo un mecanismo eficaz que proporcionará apoyo y solidaridad internacionalista.

Hoy día, la línea de conflicto entre las fuerzas revolucionarias y las fuerzas reformistas (dentro y fuera del movimiento comunista) se desarrolla en un amplio frente ideológico y político.

Algunos de estos asuntos son:

·        el reconocimiento de la vigencia y de la necesidad del socialismo.

·        la defensa de los logros de la Revolución de Octubre.

·        las enseñanzas que se sacan del derrocamiento del socialismo.

·        las leyes científicas de la lucha por el derrocamiento revolucionario del capitalismo y la construcción socialista.

·        la lucha contra la participación en gobiernos burgueses y los vanos esfuerzos por humanizar el capitalismo y democratizar las uniones imperialistas.

·        la cuestión de las causas de la crisis capitalista y el deslizamiento a políticas de apoyo de reformas (socialdemócratas) burguesas para gestionar el sistema.

·        el estudio de la composición social y la estructura de la sociedad capitalista contemporánea, destacando el papel de la clase obrera y su misión histórica.

·        la cuestión de las alianzas del Partido Comunista en torno a la cual se desarrollan puntos de vista erróneos respecto la "unidad de la izquierda", la "cooperación con la socialdemocracia de izquierda", los "nuevos frentes antifascistas" etc.

·        la cuestión de la guerra en la época del imperialismo y la lucha para que el movimiento comunista no se arrastre al lado de una u otra potencia imperialista, para defender consecuentemente los intereses clasistas de la clase obrera, para que no elija una "bandera ajena" bajo la presión de las fuerzas pequeñoburguesas y las presiones nacionalistas sobre las fuerzas obreras.

·        la cuestión de los refugiados y de los inmigrantes, que implica tareas inmediatas significativas para los partidos comunistas, mientras se están reforzando opiniones, incluso dentro de estos partidos, influidas tanto por los nacionalistas, como por el cosmopolitismo burgués.

·         La lucha contra las uniones imperialistas, en primer lugar contra la Unión Europea y la OTAN, contra alianzas como los BRICS y otras que se están estableciendo, contra el enfoque aclasista de las uniones interestatales imperialistas y el apoyo político a opciones burguesas a favor de la retirada de una unión imperialista.

·         La cuestión de "dependencia" que se ve desvinculado de la posición que ocupa cada país capitalista en el sistema imperialista y no toma en cuenta el desarrollo capitalista desigual como factor que determina además las relaciones desiguales en el marco de la interdependencia contemporánea de los Estados capitalistas en el sistema imperialista internacional.

·         La cuestión de la relación de la lucha a nivel nacional e internacional y la opinión de que ha desaparecido la lucha a nivel nacional.

·         La lucha contra las construcciones ideológicas sobre un "mundo multipolar", la percepción sobre las "leyes y las reglas del derecho internacional" que entiende estas leyes y normas como un producto sobre-clasista de acuerdos pacíficos y no como reflejo de una correlación de fuerzas específica etc.

El debate en torno a estos y otros temas se intensificará en el período próximo.

79. Nuestro partido está llamado a fortalecer su lucha ideológica y política independiente, así como la cooperación con otros Partidos Comunistas, para que sea más eficaz su esfuerzo contra los puntos de vista burgueses y oportunistas también a nivel internacional. En esta base nuestro Partido sigue teniendo como objetivo la formación de un polo marxista-leninista en el movimiento comunista internacional.

La "Revista Comunista Internacional", así como la "Iniciativa Comunista Europea" son elementos de este esfuerzo. Estas formas han contribuido en gran medida en el esfuerzo de nuestro Partido; sin embargo no están libres de la influencia del adversario de clase y el largo retraso de muchos Partidos Comunistas de elaborar una estrategia revolucionaria contemporánea a nivel nacional e internacional.

Nuestro Partido debe continuar su esfuerzo, tanto con la "Revista Comunista Internacional", como con la Iniciativa Comunista Europea, trabajar en el sentido de consolidarlas, de ampliarlas con nuevas fuerzas comunistas, pero además desligarse de fuerzas que se convierten en un "impedimento" bajo la influencia de la burguesía y del oportunismo, así como de recomponer estas formas y sustituirlas con otras, si se considera necesario.

Más allá las formas específicas que puede adoptar la formación de un polo marxista-leninista más consistente dependerá además de los pasos que darán otros Partidos Comunistas en la elaboración y formulación de su estrategia revolucionaria, también sacando conclusiones de su historia, con el fin de superar elaboraciones anticuadas y erróneas, dar pasos más estables en la construcción del Partido y en la formación y profundización de sus relaciones con sectores de la clase obrera y de las demás capas populares. Nuestro Partido contribuirá con todos los medios a nivel bilateral y multilateral en este esfuerzo.

El KKE mantiene relaciones, discute, intercambia opiniones y busca llevar a cabo actividades comunes con decenas de Partidos Comunistas y Obreros e intensificará este esfuerzo en el período próximo, independientemente del nivel de acuerdo o desacuerdo en asuntos particulares o más generales. Seguirá contribuyendo a nivel internacional en el marco de la Federación Sindical Mundial (FSM), del Consejo Mundial de la Paz (CMP), de la Federación Mundial de la Juventud Democrática (FMJD) y la Federación Democrática Internacional de Mujeres (FDIM).

Un resumen general de la evaluación del trabajo del Comité Central saliente

80. En general, el Comité Central electo en el 19o Congreso trabajó en base a sus resoluciones, al nuevo Programa y Estatutos del Partido, a la Resolución Política y las tareas establecidas en ésta. Hizo un esfuerzo para que la estrategia del Partido y de su Programa fuese asimilada a en el trabajo diario de las luchas y de los acontecimientos.

En base al programa del 19o Congreso, el Comité Central ha trabajado revelando el carácter de la crisis económica capitalista, el acuerdo de todos los partidos burgueses de utilizar la profunda crisis como punto de partida para promover las reestructuraciones antipopulares, para aumentar la tasa de explotación, para acelerar la centralización de capital, para la quiebra adicional de los autónomos urbanos y en la producción agrícola, para la expansión de las empresas capitalistas.

Ha revelado con éxito los intentos y los esfuerzos sistemáticos para la reforma del sistema político, tanto en el primer período del gobierno de coalición de ND-PASOK (2013-2014) como en el período siguiente del gobierno de coalición de SYRIZA-ANEL (2015-2016).

Ha contribuido proporcionando armas ideológicas y políticas a los miembros del Partido, a los amigos y a los que votan por el KKE, así como a amplias fuerzas populares de la sociedad griega, para confrontar las nuevas ilusiones generadas por el nuevo gobierno así como por los viejos y nuevos partidos de la oposición. Ha destacado la realidad de la transformación gubernamental gradual de SYRIZA a un partido puramente socialdemócrata burgués, con la característica específica de que se compone de fuerzas oportunistas que se han apartado del movimiento comunista, mientras que ha revelado prontamente el esfuerzo de creación de nuevos “muros de contención” después de julio de 2015 por fuerzas que se apartaron de SYRIZA y están cooperando con otras fuerzas extraparlamentarias.

Durante estos años, ha realizado con éxito seis batallas electorales, utilizándolas a favor de la agitación y propaganda política amplia en el pueblo y de la promoción de la propuesta política del Partido: Dos elecciones parlamentarias, en las que logró una pequeña reagrupación de fuerzas con 5,45% y 5,54% respectivamente, una farsa de referendo, luchando para exponer los juegos del gobierno de SYRIZA y del atrapamiento de fuerzas izquierdas y radicales bajo las banderas de ilusiones y de esperanzas falsas para una política antimemorándum consistente, las elecciones en el Parlamento Europeo (logrando un 6,1%), las elecciones municipales y regionales en dos rondas con la elección de cinco alcaldes comunistas en Patras, Kesariani, Haidari, Petroupoli e Ikaria y cientos de concejales municipales y regionales en todo el país. Ha combatido la actividad criminal del "Amanecer Dorado" fascista nazi, sobre todo después del asesinato de P. Fissas en Keratsini y los ataques asesinos contra los sindicalistas comunistas en Perama y contra los pescadores egipcios. Ha revelado de manera amplia, consistente, estable y constante su papel criminal a la sociedad griega.

Ha llevado el peso de revelar las grandes contradicciones interimperialistas, la expansión de las invasiones y de los conflictos militares, ha promovido las posiciones del KKE contra las alianzas depredadoras como es la OTAN o la UE, por la necesidad de desvincularse de estas. Ha trabajado para preparar al movimiento obrero y popular para que, en caso de guerra imperialista, no se ponga bajo banderas ajenas, sino que organice su propia lucha independiente y vincule la resistencia con la lucha por la derrota total y definitiva de la burguesía, local y extranjera como invasor. Ha contribuido al desarrollo del movimiento griego contra la guerra, a través de EEDYE y otras organizaciones, sindicatos, agrupaciones del movimiento antiimperialista internacional, a través del Consejo Mundial de la Paz. Ha llevado a cabo actividades multiformes para el reagrupamiento del movimiento comunista internacional, para la formación de un polo distintivo en el movimiento comunista a través de la Revista Comunista Internacional y la Iniciativa Comunista Europea.

En base a la resolución del 19o Congreso, el Comité Central ha llevado a cabo con éxito la Conferencia Nacional sobre el trabajo del Partido en la juventud y la ayuda hacia la KNE. Ha celebrado una sesión plenaria ampliada del Comité Central sobre el reagrupamiento del movimiento obrero, la promoción de la Alianza Social y la construcción del Partido en la clase obrera.

Ha continuado con la investigación histórica del Partido en el período 1918-1949, ha procedido a escribir y discutir el primer volumen del Ensayo de Historia que está en su etapa final. En cierta medida, ha continuado la investigación sobre el período de la dictadura de 1968-1974 con la publicación de una colección de artículos.

Ha tomado medidas para la mejora del contenido de su periódico "Rizospastis", de la "Kommounistiki Epitheorisi", del portal de noticias 902. Ha discutido en detalle y ha decidido mejorar los sistemas de educación interna, las escuelas, los seminarios, las lecciones especiales para la KNE, para los nuevos miembros etc.

Ha elaborado su propuesta acerca de la escuela unificada de 12 años, de la escuela en el socialismo, de la educación física en el sistema educativo, ha actualizado su propuesta respecto la lucha contra todas las drogas.

Ha continuado las actividades culturales con talleres, discusiones, con las conferencias científicas que estableció en el campo de la cultura, dedicadas a Bertolt Brecht y a Nazim Hikmet.

Ha elaborado a su debido tiempo y ha emitido una declaración y un plan de actividades de la organización de cinco años (2013-20180), actividades para la celebración del 100 aniversario del KKE. Se han celebrado cientos de eventos en toda Grecia, organizados por el Comité Central, las Organizaciones Regionales, el Consejo Central de la KNE, con la participación de decenas de miles de amigos del KKE, en ocasión del 70 aniversario del DSE o del 70 aniversario de la Gran Victoria Antifascista de los Pueblos, o de otros aniversarios de actividad del Partido. Ha organizado eventos especiales, actos y publicaciones para los luchadores inquebrantables de las luchas clasistas, construyó monumentos y realizó eventos temáticos en lugares de exilio, en las cárceles, en los lugares de torturas, de ejecución y en lugares de batallas heroicas.

81. A pesar de los aspectos positivos de la actividad del Comité Central y el gran trabajo que ha llevado a cabo, siguen existiendo los problemas básicos, la discrepancia entre los grandes objetivos de la estrategia que hemos trazado y el nivel de nuestro trabajo de dirección y de ayuda hacia los órganos y las OBP.

El Comité Central no ha conseguido todavía -a pesar de los esfuerzos que se han hecho con la transferencia de la experiencia total y esencial de las actividades de las Organizaciones del Partido- ocuparse más sistemáticamente y mostrar mayor atención para la educación y la adquisición de capacidades multifacéticas por los cuadros tanto si están en sector de trabajo dentro del Partido, como si son sindicalistas electos etc. en el movimiento.

El empirismo, las percepciones estrechas, la unilateralidad, siguen siendo características negativas de nuestra actividad cotidiana. La discusión colectiva correcta en el órgano superior de dirección del Partido como en todos los órganos de dirección de las Organizaciones del Partido y de la KNE ayuda al control más estricto de la implementación, contribuye esencialmente a responder cómo trabajamos, si nuestro accionar corresponde con la teoría, si la estrategia y el Programa del Partido han sido asimilados y entendidos, y si el trabajo corresponde al Programa, si se ha elevado el nivel de la orientación política.

El Comité Central no ha logrado concentrar su trabajo de manera organizada, reforzar los cuadros respecto la orientación de los sectores industriales, de sectores de la economía y de zonas industriales de importancia estratégica para el Partido.

La mejora del trabajo del Comité Central está directamente ligada con la mejora del desempeño y de la contribución de las Secciones del Comité Central. A pesar de los avances, todavía existen problemas en cuanto a la mejor coordinación y especialización de las directivas generales para que se ayuden de manera más eficaz las Organizaciones y los cuadros que están en el movimiento de masas a través de los grupos partidistas. A pesar de que ciertas secciones se han dotado de cuadros eficientemente, sigue siendo absolutamente necesario reforzarles aún más y dotar de cuadros a todas las Secciones del Comité Central con camaradas hombres y mujeres jóvenes que serán educados al lado de los camaradas mayores.

El Comité Central ha contribuido a la promoción y desarrollo de cuadros, que es una condición necesaria para la continuación y el desarrollo del Partido. Se requiere un esfuerzo aún mayor para desarrollar muchos cuadros de la clase obrera. La fuente básica de cuadros es la KNE que en estos últimos cuatro años también ha promovido al Partido cuadros en muchas y diferentes áreas de trabajo, contribuyendo a la mejora y a la renovación del trabajo de los órganos. Se requieren medidas para la ayuda ideológica y política multifacética, para la transferencia rápida de la experiencia, porque son nuevos cuadros con relativamente poca experiencia social y laboral.

Aunque se ha destacado el problema, todavía no hemos logrado superar, por responsabilidad del Comité Central, la debilidad de que los miembros del Comité Central y de los Comités Regionales no asisten sistemas organizados de educación marxista, no escriben artículos, tienen dificultad en la elaboración de material de propaganda, incluso en informes temáticos, y más aún en la especialización de la dirección de los movimientos como el de los campesinos, de diversas categorías de autónomos urbanos, el movimiento de mujeres radicales o de frentes de lucha, p.ej. la educación, la salud, contra las drogas etc.

El hecho de que no se discuten de manera sistemática las elaboraciones del Comité Central y de sus Secciones es, principalmente, responsabilidad del Buró Político y del Secretariado.  Por ejemplo, no se ha discutido en ningún Comité Regional el informe de la Sección de Economía respecto las evoluciones en la producción agrícola hasta el 2009 por producto y por región, con las conclusiones respectivas en cuanto al curso de la centralización, los criterios de la estratificación de los campesinos y de calificación de las capas objetivamente aliadas con la clase obrera, los criterios de calificación de los obreros de tierra y las reflexiones respecto su organización sindical. De ello deriva también la debilidad de tener una táctica única y colectivamente elaborada a nivel de organizaciones -sectoriales y regionales- de intervención en fuerzas campesinas en lucha, más allá de la agrupación en la PASY. Además, los órganos dirigentes del Partido y de la KNE se han ocupado poco con nuestras elaboraciones para la nueva escuela unificada de 12 años, para los deportes y la educación física en el sistema educativo, nuestra posición actualizada contra todas las drogas etc.

El Comité Central debe contribuir aún más decisivamente a cultivar un ambiente de que los cuadros y los órganos dirigentes tomen iniciativas, en base a las direcciones, las resoluciones y las tareas que se deciden colectivamente por cada Comité Regional hasta las OBP.

Hay que reforzar la crítica y autocrítica camaraderil en el marco de los procedimientos del Partido que ayudan a superar las debilidades y las deficiencias, a reforzar el espíritu colectivo, la responsabilidad y el control individual y colectivo, a educar.

El Comité Central se atrasó a proporcionar ayuda directa a Rizospastis y a la “Kommounistiki Epitheorisi”, así como al portal de noticias 902, en cuanto a la redacción de artículos en varios asuntos que pudieran transmitir de manera animada la experiencia acumulada cotidiana de las organizaciones al órgano periodístico central y a la revista teórica y política del KKE.

En total, ha sido positiva la contribución del Comité Central a la mejora de la orientación de Partido y a la toma de iniciativas, a la mejora del Partido en general en los desarrollos y en las luchas.

Un punto débil del trabajo del Comité Central sigue siendo el estudio insuficiente de la experiencia y el control sobre la realización de la agrupación política de fuerzas, a pesar del hecho de que ha sido una orientación básica del Buró Político, combinada muchas veces con la actualidad y los propios acontecimientos.

En total, el Comité Central se ha atrasado en la promoción política sistemática de cuadros, en establecer una política estable y continuamente controlada para la preparación y la ayuda respectiva.

A pesar de unos pequeños pasos, al Comité Central todavía le falta elaborar una infraestructura en temas de propaganda, de intervención en el internet, en multitud de diversos medios tecnológicos que existen en nuestra ápoca.

El Comité Central no ha logrado sentar bases sólidas y firmes en el trabajo entre los grupos de edad más jóvenes, en base a la resolución de la Conferencia Nacional respecto la Juventud (diciembre de 2013) y el 11º Congreso de la KNE (diciembre de 2014).

En todo lo anterior, el Buró Político y el Secretariado tienen una responsabilidad especial en el marco del trabajo colectivo del Comité Central y sobre todo en ciertas demoras en el reagrupamiento del movimiento, en la promoción y la comprensión de la importancia estratégica de la alianza social en dirección anticapitalista y antimonopolista, en la construcción del Partido en la clase obrera, en la ayuda más decisiva hacia la KNE y a la coordinación y fortalecimiento de sus secciones auxiliares.

Propuestas del Comité Central para actividades hasta el próximo Congreso

82. El Comité Central propone que el 20º Congreso adopte las siguientes propuestas:

·         Celebración de una Conferencia Nacional respecto el control de la aplicación de la Resolución para el reagrupamiento del movimiento obrero y sindical, la promoción de la alianza social, la actualización del marco de actividad común de las agrupaciones en las que actúa el Partido en la alianza social y el movimiento obrero y popular, la construcción del Partido en general, sobre todo en la clase obrera y en los centros de importancia estratégica.

·         Celebración de una sesión plenaria del Comité Central o de una Conferencia por el estudio de la cuestión de los trabajadores autónomos de la ciudad, sobre todo en los grandes centros urbanos y su movimiento.

·         Celebración de una sesión plenaria del Comité Central o de una Conferencia por el estudio de la cuestión agraria, del movimiento y de las agrupaciones en el ámbito de los campesinos pequeños y medianos, el desarrollo de un movimiento campesino y la actividad del Partido.

·         Finalización del estudio sobre la estructura de clases de la sociedad griega.

·         Continuación del trabajo de promoción amplia de nuestra propuesta sobre la escuela de 12 años, así como la finalización de una serie de elaboraciones sobre la posición del Partido respecto la educación preescolar, la educación profesional y la educación superior unificada.

·         Actualización de las posiciones respecto temas de salud-seguridad social-bienestar.

·         Celebración de una Conferencia Nacional para la aprobación de la reescritura del primer volumen de la Historia del Partido, de los años precedentes a su fundación hasta el 1949. Que se concluya el estudio de los años de la dictadura hasta su caída en 1974. Al mismo tiempo, continuar el esfuerzo de avanzar y concluir con el estudio histórico para el borrador final del período histórico de 1974-1991.

·         El Comité Central en una sesión plenaria se encargará de la tarea de seguir continua y sistemáticamente el curso de los eventos, de las publicaciones y de otras actividades culturales y políticas de los últimos pasos hacia el gran centenario del Partido en 2018, con la tarea principal de aprobar la Declaración del Comité Central para el 100 aniversario.

·         La dotación adecuada de cuadros para las secciones del Comité Central para avanzar aún más con el estudio de la construcción socialista en el siglo 20.

·         Promoción decisiva y conclusión de las Escuelas de educación marxista a nivel de organizaciones sectoriales y sobre todo de los ciclos de lecciones del Programa a nivel de OBP y OB de la KNE.

·         Organización de la discusión en el Comité Central sobre la propaganda y sus formas, especialmente para el desarrollo del trabajo y de la circulación de "Rizospastis", las herramientas del internet del Partido y la mejora de nuestra intervención en los redes sociales.

El Comité Central del KKE

12 de diciembre de 2016

 

Fuente: Partido Comunista de Grecia / RedGlobe

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.