16 | 06 | 2019

El Comité de inmigrantes y refugiados de la FSM condena rotundamente el trato inhumano, inmoral e inaceptable contra los solicitantes de asilo en Hungría.

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, confirmó la información comunicada sobre la decisión de Hungría de negar intencionalmente la comida a los solicitantes de asilo, cuyas solicitudes de asilo han sido rechazadas.

La Federación Sindical Mundial, aglutinando a más de 97 millones de trabajadores en 130 países en el mundo entero, insta a la clase obrera de Hungría y del todo el mundo a condenar esta violación sin precedente de los derechos humanos por el gobierno de Hungría y a luchar contra las razones fundamentales que generan guerras y refugiados.

El movimiento sindical mundial de clase seguirá luchando y esforzándose firmemente por asegurar la dignidad humana y la inclusión social de los inmigrantes, refugiados, personas desplazadas y solicitantes de asilo.

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.