22 | 02 | 2020

Una delegación del Partido Comunista de Grecia (KKE), encabezada por el miembro del Comité Central y eurodiputado Kostas Papadakis, el pasado 10 de junio llevó a cabo una protesta en la Embajada de Polonia en Atenas contra el aumento del anticomunismo en Polonia.

La protesta se realizó en el marco de una campaña internacional organizada por los Partidos Comunistas para denunciar la nueva arremetida anticomunista y de criminalización de los ideales comunistas en el país que se desarrolla esta vez en ocasión de los cambios al Código Penal.

El caso más característico es la enmienda del artículo 256, que prohíbe la ideología comunista y avanza a la inaceptable equiparación del comunismo con el fascismo, bajo el término falso de «totalitarismo». También prohíbe la ideología, los símbolos y otros materiales (ediciones, emisiones) y la posesión de símbolos o de dicho material, y aumenta el castigo para aquellos que no aplican el código hasta a los 3 años de prisión.

La delegación del KKE reunida con Jolanta Wójcik-Niedzielskay, consejero político y portavoz de la Embajada, denunció los nuevos procesos inaceptables contra el Partido Comunista de Polonia (KPP, por sus siglas en polaco), persecuciones que comenzaron de manera más sistemática hace una década, cuando intentaron de nuevo prohibir los símbolos comunistas con una ley, pero en 2011 después de las reacciones nacionales e internacionales fue cancelada por el Tribunal Constitucional.

Además, Papadakis le recordó a la embajadora a cargo que el pasado mes de febrero –y después de 3 y medio años de juicio– colapsaron las acusaciones contra los cuadros y miembros del KPP y su periódico, Brzask.

Finalmente, Papadakis enfatizó que el KKE y otros Partidos Comunistas continuarán la lucha contra las medidas anticomunistas en Polonia, contra la falsificación de la historia, expresando su solidaridad con los comunistas polacos y exigiendo que pare inmediatamente su persecución.

La portavoz de la Embajada se limitó a señalar que el anticomunismo y las enmiendas al Código Penal se basan en el artículo 13 de la Constitución sobre la «Lucha contra el totalitarismo». Por supuesto, esta inaceptable equiparación del fascismo que nace del propio capitalismo, con el socialismo-comunismo y la URSS –el primer Estado obrero, que contribuyó de manera decisiva al aplastamiento del monstruo fascista– es la orientación principal de la Unión Europea (UE), intentando en vano extinguir en la memoria de los pueblos la enorme contribución de la construcción socialista en el siglo XX.

Fuente:

Tribuna Popular

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.