Viernes, 21. Septiembre 2018
Las protestas contra el desmantelamiento de un monumento dedicado al ejército soviético que liberó la entonces República Soviética en la noche pasada en Tallin dejaron un saldo de un muerto y 44 heridos, informaron fuentes policiales. El jueves por la noche, la policía había dispersado a los manifestantes que protestaban contra el inicio de los trabajos de exhumación e identificación de los restos mortales de los soldados soviéticos que yacen cerca del monumento. La policía empleó el gas lacrimógeno y las granadas de fogueo, más de 300 manifestantes fueron detenidos.
El traslado del "soldado de bronce" desde el centro de la capital de Estonia a otro lugar también ha provocado una crisis diplomática entre el país báltico y Rusia.

"No hay nada que justifique las acciones emprendidas por las autoridades estonias", manifestó en declaraciones a la prensa el portavoz del Ministerio ruso de Exterioresla, Mijaíl Kamynin. Según sus palabras, las organizaciones internacionales deben examinar con seriedad lo sucedido en Tallin y adoptar las medidas necesarias para enfriar el ardor de las autoridades estonias. Dentro de poco Rusia definirá su actitud ante Estonia a la luz de lo ocurrido en Tallin, informó el diplomático.

Por unanimidad aprobó ya el Consejo de la Federación (Senado) una declaración con la proposición de romper las relaciones diplomáticas con Estonia por haber profanado el monumento al Soldado Libertador. "Basta ya mofarse de los muertos, del monumento a los caídos durante la Segunda Guerra Mundial", dijo el presidente de la cámara alta del parlamento ruso, Serguei Mironov.

Fuente: Ria-Novosti / RedGlobe
Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.