Imprimir
Categoría: Rusia

En 2019, los esfuerzos de Rusia en el ámbito de política exterior se centraron en desescalar la tensión internacional y el incremento de la cooperación multifacética con los países y alianzas que manifestaron su disposición a desarrollar las relaciones conforme a los principios de respeto mutuo e intereses mutuos. Se aplicó el rumbo con vistas a garantizar la primacía del Derecho Internacional y mantener el papel protagónico de la ONU en la política mundial, buscar soluciones pacíficas a los conflictos e impedir guiones de confrontación, también en relación con Corea del Norte, Irán y Venezuela. Una atención especial se prestó al fortalecimiento de la seguridad colectiva en el marco de la OTSC, la promoción de la integración económica en el formato de la UEEA y la participación de Rusia en el Grupo de los Veinte, BRICS, la OCS, el Consejo Ártico y otras alianzas multilaterales prometedoras. La iniciativa rusa de constituir la Gran Asociación Eurasiática se afirmó como fundamento conceptual de la labor político-diplomática a largo plazo.

La prioridad tradicional de Rusia en el ámbito de política exterior es el espacio de la CEI. Continuó el acercamiento de Rusia y Bielorrusia en el marco de la Unión de Rusia y Bielorrusia: se aprobó el Programa de Acciones Acordadas en la política exterior para los años 2020-2021. Las nuevas autoridades de Kazajstán manifestaron la continuidad del rumbo hacia la profundización de la alianza y asociación estratégica con Rusia. Empezó a funcionar el mecanismo informal de diálogo 'Rusia más Asia Central' a nivel de Ministros de Asuntos Exteriores. Se firmó un acuerdo intergubernamental con Turkmenistán sobre la cooperación en el ámbito de seguridad internacional de la información. Se lanzó un nuevo formato de reuniones de jefes de Gobierno Foro Económico del Mar Caspio.

En el marco de la CEI, a nivel de Jefes de Estado o de Gobierno se aprobaron 32 resoluciones encaminadas a impulsar la cooperación en los ámbitos económico, de seguridad, cultural y de las Humanidades. Los titulares de Ministerios de Exteriores firmaron el Plan de Acción para intensificar la asociación entre los departamentos diplomáticos, así como se aprobó la Declaración conjunta 'Sobre el apoyo a los esfuerzos concretos para prevenir la carrera armamentista en el espacio ultraterrestre'.

En el marco de los preparativos a la celebración del 75º aniversario de la Gran Victoria, se aprobó la Declaración de los jefes de Estado de los países partes de la CEI en relación con el 80º aniversario del estallido de la Segunda Guerra Mundial difundida en la ONU y la OSCE, así como el Mensaje de los jefes de Estado de los países partes de la CEI dirigido a los pueblos de los Estados de la Comunidad y a la comunidad internacional con motivo del 75º aniversario de la Victoria del pueblo soviético en la Gran Guerra Patria de los años 1941-1945.

En el marco de la OTSC se incrementó la coordinación en materia de política exterior. Se aprobaron varias declaraciones conjuntas sobre los aspectos acuciantes de la política internacional. En mayo pasado, se envió por iniciativa de Rusia un mensaje abierto de los Ministros de Asuntos Exteriores de los Estados partes de la OTSC a la OTAN con el llamamiento de reducir la tensión política y militar y fortalecer medidas de confianza.

El Consejo de Seguridad Colectiva de la OTSC aprobó los documentos en materia de cooperación antiterrorista, reforzamiento de las fronteras sur de la OTSC, acordó las solemnidades conjuntas con motivo del 75º aniversario de la Victoria en la Gran Guerra Patria de los años 1941-1945.

Se registraron avances en el arreglo del conflicto en Ucrania. Tras un paréntesis de tres años, se convocó la cumbre del Cuarteto de Normandía (París, diciembre). Guiándose por las consideraciones de humanitarismo, Rusia simplificó los trámites de otorgamiento de su ciudadanía a los habitantes de algunos distritos de las provincias de Donetsk y Lugansk.

En el marco de la UEEA quedó consensuado el documento que determina los derroteros estratégicos de la integración económica eurasiática hasta 2025. Se aprobó la Concepción de constitución del mercado financiero común de la UEEA que debe empezar a funcionar hacia 2025.

Por tres trimestres de 2019, el Producto Interno Bruto (PIB) conjunto de la Unión se incrementó un 1,4%, el crecimiento en el sector industrial y agrícola fue de un 2,7%, mejoró la estructura de las operaciones de importación y exportación dentro de la UEEA, se intensificó el uso de monedas nacionales en pagos y arreglos recíprocos.

Tras la suscripción de los acuerdos de libre comercio con Serbia y Singapur, se amplió el círculo de socios externos de la UEEA. Se realiza el Programa de Cooperación entre la Comisión Económica Eurasiática y la ASEAN para los años 2019-2020. Se decidió iniciar las negociaciones para preparar el acuerdo preferencial de comercio entre la UEEA y la India. Entraron en vigor el Acuerdo de Cooperación Económica y Comercial entre la UEEA y China y el Acuerdo provisional tendiente al establecimiento de una zona de libre comercio entre la UEEA e Irán. Se firmó el Acuerdo sobre el intercambio de la información en relación con las mercancías y medios de transporte internacional que entren o salgan del territorio aduanero de la UEEA y China.

El ahondamiento de las relaciones ruso-chinas de asociación estratégica integral completó orgánicamente los procesos de integración eurasiática, ejerciendo una influencia estabilizadora sobre la situación internacional. Tras la puesta en marcha del gasoducto transfronterizo Fuerza de Siberia, la cooperación energética bilateral salió a un nuevo nivel. Los años 2020 y 2021 se declararon como Años duales de Cooperación Científica, Técnica e Innovadora de Rusia y China. Junto con China, Rusia diseñó y promovió un nuevo Plan de Acción para un arreglo integral de la situación en la península de Corea.

Se fortaleció la asociación estratégica privilegiada con la India, los vínculos multifacéticos con los países de la ASEAN. Se firmó con Mongolia el Acuerdo de Relaciones Amistosas y Asociación Estratégica Integral.

Se mantuvo una alta dinámica del diálogo con Japón para sacar a un nivel cualitativamente nuevo toda la gama de relaciones bilaterales y la cooperación en la arena internacional. En este contexto, se abordaron cuestiones de actividad económica conjunta en las islas Kuriles del sur y los aspectos del tratado de paz.

Continuaron los esfuerzos enérgicos para estabilizar la situación en Siria, resolver tareas urgentes en el ámbito de las Humanidades y promover el arreglo político de la crisis. Mantuvimos una interacción estrecha con Irán y Turquía en el marco del formato de Astaná.

Merced al aporte decisivo hecho por los países garantes, fue creado y empezó a funcionar el pasado 30 de octubre el Comité Constitucional sirio en Ginebra. De esa forma se cumplieron las decisiones del Congreso de Diálogo Nacional sirio celebrado en Sochi y lo estipulado en la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU. Por primera vez en los años de la crisis, los sirios obtuvieron la posibilidad de discutir en directo el futuro ordenamiento de su país, ante todo, la reforma constitucional.

La suscripción y el cumplimiento del Memorándum ruso-turco del 22 de octubre en relación con las áreas al este del río Éufrates permitió poner fin al derramamiento de sangre y estabilizar la situación en el noreste de Siria.

Las relaciones con los Estados de Oriente Próximo y el Norte de África recibieron un nuevo impulso. Rusia desempeñó un papel importante en los esfuerzos para mantener la estabilidad de los precios en el mercado mundial de hidrocarburos. La presentación de la renovada Concepción rusa de seguridad colectiva en el golfo Pérsico fue un paso importante.

En el marco de la interacción con Turquía se realizaron varios proyectos estratégicos: se preparó a la puesta en marcha el gasoducto TurkStream, se suministró el primer regimiento de defensa antiaérea S-400 Triumf.

En 2019, por primera vez en la historia, se convocó la cumbre Rusia-África (Sochi, octubre) que echó los cimientos para conferir una nueva calidad a las relaciones con los países del continente. Al margen del foro económico celebrado simultáneamente con la cumbre se firmaron más de 50 contratos comerciales de monto total superior a 1 billón de rublos. Se fundó el Foro de la Asociación Rusia - África.

Se desarrollaron de manera dinámica las relaciones con la mayoría de los países de América Latina y el Caribe. Se logró impedir el cumplimiento de planes destructivos de EEUU y sus aliados en relación con Venezuela.

Se establecieron contactos con nuevos dirigentes de la Unión Europea. Se sostuvo el diálogo sobre la lucha contra el terrorismo, la migración ilegal, el narcotráfico y el crimen organizado. Se celebraron varias rondas de consultas de expertos sobre conflictos regionales. Se superó una fase aguda de la crisis sistémica en el Consejo de Europa donde se restablecieron los derechos legítimos de los parlamentarios rusos. La actividad en el marco de la OSCE exigirá seguir aplicando esfuerzos para fortalecer su papel en calidad del foro único que debe contribuir a formar la comunidad de seguridad igual, integral e indivisible en la región eurasiática y euroatlántica.

Las luchas políticas internas en EEUU impidieron desarrollar un diálogo constructivo con Washington. Los contactos se mantuvieron sobre la problemática de lucha contra el terrorismo y varios temas regionales, incluida la situación en Siria, Afganistán y la Península de Corea.

En el curso de la presidencia rusa en el Consejo de Seguridad de la ONU (septiembre), celebramos reuniones de alto nivel dedicados a la cooperación de la ONU con la OCS, la OTSC y la CEI y asuntos de paz y seguridad en África.

Incentivamos la aprobación por la Asamblea General de la ONU de resoluciones sobre la lucha contra la glorificación del nazismo y de no ser el primero en emplazar armas en el espacio ultraterrestre, sobre medidas para fortalecer la confianza en el espacio, sobre las medidas concretas para prevenir la carrera armamentista en el espacio ultraterrestre, sobre la seguridad internacional de la información, sobre la lucha contra el crimen organizado y sobre el fortalecimiento y desarrollo del sistema de acuerdos para el control de armas, el desarme y la no proliferación.

En respuesta a la retirada de EEUU del Tratado INF, Rusia asumió el compromiso voluntario a no ser la primera en desplegar misiles de alcance medio y más corto con base en tierra, proponiendo a otros países a adherirse a esta moratoria. Insistimos en que Washington cumpliese sus compromisos a tenor del Tratado START. Queda en vigor la propuesta rusa de prorrogar los más pronto posible el Tratado START para un período después de que expire su plazo de vigencia el 5 de febrero de 2021.

Rusia acogió importantes foros internacionales: el Foro Económico Internacional de San Petersburgo, el Foro Económico Oriental, el Foro Ruso de Inversión en Sochi, el Foro Económico Internacional de Yalta, el Foro 'Innovación Abierta' y la Semana de la Energía de Rusia. Se celebró el Campeonato mundial de profesionalismo WorldSkills (Kazán, agosto).

En 2019, entraron en vigor los acuerdos bilaterales de viajes sin visado con pasaportes ordinarios y la estancia hasta 90 días con San Vicente y las Granadinas, Costa Rica, la Mancomunidad de Dominica, la República de Surinam, la República de Maldivas, la República de Palau y los Emiratos Árabes Unidos. El número de los países que los ciudadanos rusos pueden visitar sin visado alcanzó a 89.

El número de los países cuyos ciudadanos pueden entrar en Rusia sin visado con pasaportes ordinarios aumentó hasta 57. Se amplió el proyecto piloto de emisión de visas electrónicas para la entrada de ciudadanos extranjeros a través de los puestos de control fronterizo en el Distrito Federal del Lejano Oriente mediante la incorporación al proyecto de las provincias de Kaliningrado y Leningrado y la ciudad de San Petersburgo.

Las representantes de la diáspora rusa de 93 países participaron en la Conferencia temática internacional 'Las Compatriotas y la Continuidad de las Generaciones'.

En el marco del cumplimiento del Programa estatal para contribuir al regreso voluntario de los compatriotas residentes en el extranjero, durante tres trimestres de 2019, 92.500 personas llegaron a Rusia (más de 900.000 personas a partir del lanzamiento del Programa estatal).

Fuente:

Ministerio de Relaciones Exteriores de la Federación Rusa

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.