Imprimir
Categoría: Internacional

¡QUE NINGÚN TRABAJADOR PIERDA SU EMPLEO!

La Federación Sindical Mundial, en nombre de sus 100 millones de miembros en todo el mundo, expresa su apoyo a los-las trabajadores-as del todo el mundo, que enfrentan consecuencias en su salud y riesgo contra sus derechos laborales, debido al brote de Coronavirus que ahora registra una gran cantidad de casos y muertes.

Instamos a los gobiernos a que tomen de inmediato todas las medidas necesarias para garantizar la vida y la salud de los trabajadores, así como la protección de sus derechos laborales.

Nuestra gran familia sindical de clase destaca la contribución heroica de los trabajadores y científicos de la salud, en los hospitales y otros servicios, que se esfuerzan para proteger la vida de los trabajadores y del todo el mundo en condiciones agotadoras y en sistemas de salud pobres e inadecuados.

Vemos las grandes lagunas en los sistemas de salud, como resultado de las políticas de subfinanciación y comercialización por los estados, que no consideran la atención médica y la prevención como un derecho global sino como una mercancía generando enormes ganancias para las industrias farmacéuticas y de salud. Las estructuras de salud miserables e incluso inexistentes en los países africanos, asiáticos y latinoamericanos exponen a los trabajadores a una grave amenaza debido a la pandemia.

Los trabajadores no deben pagar los efectos del brote de Coronavirus en la economía global, con medidas como despidos en sectores como el turismo, el trabajo desde casa e incluso horarios de trabajo aún más flexibles.

Reivindicamos:

  1. Contratación de personal médico y de enfermería permanente, así como la creación de nuevas estructuras de salud públicas.
  2. Todos los servicios públicos deben estar totalmente equipados con el material necesario de desinfección y protección, proporcionado por el estado gratuitamente a la población.
  3. Días libres adicionales con remuneración total y seguro se deben asegurar para:
    • Trabajadores enfermos.
    • Trabajadores que se ven obligados a abstenerse de trabajar debido a medidas preventivas de emergencia.
    • Quienes deben cuidar a un niño enfermo o un miembro anciano de su familia.
    • Quienes se deben quedar con sus hijos en casa, debido al cierre preventivo de escuelas y guarderías.
  4. Medidas de protección sustanciales y adecuadas en todos los lugares de trabajo.
  5. La especulación de las multinacionales y los monopolios contra los estratos populares se debe aplastar.

En la era del rápido desarrollo y avance tecnológico, existen todas las posibilidades científicas y productivas para la lucha eficaz y la protección de los pueblos contra las epidemias. En cambio, los trabajadores y los estratos populares sufren las consecuencias del sistema capitalista bárbaro y están expuestos a riesgos contra sus propias vidas y la sobrevivencia de sus familias.

Exigimos que todos los estados, gobiernos y organizaciones internacionales asuman sin demora medidas completas y sustanciales para la prevención contra la epidemia y la protección de la salud y la vida de los trabajadores y los pueblos, así como para la protección de sus derechos laborales contra el efecto de las medidas anunciadas.

EL SECRETARIADO

Fuente:

Federación Sindical Mundial

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.