17 | 09 | 2019

SIPRIEl gasto militar mundial llegó casi a los 1,7 billones de dólares en 2015, un incremento del l% en términos reales desde 2014, según las nuevas cifras del Stockholm International Peace Research Institute (SIPRI). Los datos se presentan hoy, coincidiendo con el inicio del Foro de Estocolmo sobre Seguridad y Desarrollo. La amplia y completa actualización anual de la base de datos del SIPRI sobre gasto militar es accesible desde hoy en www.sipri.org.

El gasto militar mundial creció un 1% en 2015. Es el primer incremento en gasto militar desde 2011. El aumento refleja un crecimiento continuado en Asia y Oceanía, en Europa central y oriental, y en algunos estados de Oriente Medio. La reducción del gasto en occidente también se está estabilizando. Asimismo, el gasto disminuyó en África y en América Latina y el Caribe. Por lo tanto, la imagen del gasto militar mundial es variada.

En 2015, los Estados Unidos se mantuvieron, con diferencia, como el país con el mayor gasto militar del mundo, a pesar de que cayó un 2,4%, hasta los 596.000 millones de dólares. Entre los otros países con un mayor gasto, China creció un 7,4% hasta los 215.000 millones de dólares, Arabia Saudí aumentó un 5,7% hasta los 87.200 millones — situándose como tercer país con un mayor gasto — y Rusia creció un 7,5% hasta los 66.400 millones de dólares.

La caída del precio del petróleo señala recortes en el gasto militar

Una combinación del alto precio del crudo y del descubrimiento y explotación de nuevos focos de petróleo, ha contribuido al aumento del gasto militar en muchos países de todo el mundo en la última década. Pero la caída del precio del petróleo iniciada en 2014 empezó a revertir esta tendencia en muchos países que dependen de los ingresos petroleros. De cara a 2016, se esperan más recortes en el gasto.

Las disminuciones más significativas de gasto en 2015, relacionadas con la reducción de los ingresos por petróleo, fueron en Venezuela (- 64%) y en Angola (- 42%). También se registraron disminuciones en Bahrein, Brunei, Chad, Ecuador, Kazajstán, Omán y Sudán del sur, entre otros. A pesar de la disminución de ingresos por petróleo, otros países exportadores de crudo continuaron incrementando su gasto militar en 2015. Muchos de estos países — principalmente Argelia, Arabia Saudí, Azerbaijan, Rusia, y Vietnam — estaban implicados en algún conflicto o encaraban tensiones regionales crecientes. Aún así, el gasto de Rusia fue más bajo de lo que había proyectado en su presupuesto y el gasto de Arabia Saudí habría caído si no fuera por el coste adicional de 5.300 millones de dólares de su intervención en Yemen. Rusia y Arabia Saudí están planificando recortes para 2016.

¿La disminución del gasto militar de occidente, llega a su fin?

El gasto militar de América del norte y de Europa central y occidental ha ido disminuyendo desde 2009, en gran parte como resultado de la crisis económica global, así como por la retirada de la mayoría de tropas aliadas de los EE.UU. de Afganistán y de Irak. De todos modos, en 2015 hubo signos de que este declive llegaba a su fin. El gasto militar de EE.UU. bajó un 2,4% en 2015, una proporción de disminución muy inferior a la de los últimos años. Esto fue como resultado de las disposiciones aprobadas por el Congreso norteamericano para proteger parcialmente el gasto militar de las medidas presupuestarias de reducción del déficit acordadas previamente. El gasto militar de los EE.UU. se prevé que se mantenga más o menos al mismo nivel, en términos reales, en 2016.

Tomado en su conjunto, el gasto en Europa occidental y central bajó tan sólo un 0,2% en 2015. En cambio, sólo en Europa central el gasto subió un 13%. Hubo aumentos particularmente significativos en países fronterizos con Rusia y Ucrania — a saber, Eslovaquia, Estonia, Letonia, Lituania, Polonia y Rumania — los más preocupados por las intenciones de Rusia después de la crisis de Ucrania. En contraste, el gasto de Europa occidental bajó un 1,3%, aunque fue la proporción anual de disminución más baja desde que empezó la reciente reducción del gasto, iniciada en 2010. El Reino Unido, Francia y Alemania han anunciado planes para un modesto incremento del gasto en los próximos años debido a la
preocupación por Rusia y la amenaza que plantea Estado Islámico.

»El gasto militar en 2015 presenta tendencias contrastantes«, afirma el Dr. Sam Perlo-Freeman, jefe del proyecto sobre gasto militar del SIPRI. »Por un lado, las tendencias de gasto reflejan la escalada de conflictos y tensiones en muchas zonas del mundo; del otro, muestran una clara ruptura con el aumento impulsado por el petróleo en el gasto militar de la última década. Esta volátil situación económica y política crea una imagen incierta para los próximos años.«

Fuente: SIPRI / RedGlobe

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.