La fábrica de Cerámicas Cañuelas suspendió hasta fines de marzo a todos sus trabajadores, esperando que luego del verano repunten las ventas y se pueda mantener la producción de la empresa.

Vale aclarar que la compañía radicada en Cañuelas tenía que retomar sus tareas el 14 de enero, luego de haber tenido que parar la planta en diciembre y darle vacaciones a la totalidad de la empresa por la falta de producción. En esta ocasión tuvieron que extender el periodo de cese de actividades, suspendiendo el trabajo de los ciento sesenta operarios de la planta.

Al respecto el secretario de la CTA Regional Cañuelas Lobos, Mario Micheli, opinó que en la localidad están preocupados por “la crisis que nos sigue afectando, en estos días tuvimos la noticia de la suspensión de los trabajadores de la empresa Cerámica Cañuelas, que si bien venía sufriendo la crisis del sector, hoy lamentablemente, tiene la totalidad de sus empleados suspendidos hasta marzo, algo que genera un grado de incertidumbre mayor”.

Asimismo explicó que la suspensión del personal de la empresa se debe a “la caída de las ventas que golpea fuertemente al sector ceramista”, y agregó “sin duda cada vez se siente más el declive en las ventas, algo que genera el cierre de comercios y de muchas empresas chicas y familiares principalmente”.

El dirigente de la CTA también dijo que hay reducción de personal que no aparecen en las cifras formales del Ministerio de Trabajo, ya que hay muchos emprendimientos en la región de carácter familiar, donde tal vez no tengan a toda la gente registrada; pero que han disminuido hasta el cincuenta por ciento de sus trabajadores, esas son situaciones que no están registradas en lo formal, pero se nota diariamente esa reducción de empleos en la zona”.

Finalmente sostuvo que en Cañuelas hay “un combo explosivo desarrollándose por la cantidad de medidas en contra de las pequeñas y medianas empresas, ya que se castiga fuertemente a la producción; pero las grandes ganancias se las siguen llevando los monopolios que concentran más riquezas, ya que al cerrarse los comercios chicos, quedan los grandes monopolios y la banca financiera, que siguen haciendo sus negocios”.

Fuente:

Nuestra Propuesta | Diario del Partido Comunista de la Argentina