Palacio de Miraflores, Caracas.- A pesar de los intentos para consolidar la paz en Colombia, iniciados por el comandante de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez y mantenidos por el presidente de la República, Nicolás Maduro, el país neogranadino “continua la guerra hoy más cruenta que antes”.

Así lo afirmó el jefe de Estado, desde el Salón Simón Bolívar del Palacio de Miraflores, durante la entrega de condecoraciones a efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) heridos y familiares de fallecidos, durante el magnicidio en grado de frustración –del 4 de agosto- y el ataque paramilitar perpetrado en el estado Amazonas del pasado domingo.

Sostuvo que “Colombia tiene una guerra de 70 años que no han querido resolver” y que el país ha sido víctima de los embates de esa discordia. Recordó que muestra de ello son los más de 15 incidentes registrados “de ataques, de robos de armas”, solo en lo que va de este año.

“No digamos del daño que nos causa el tráfico de cocaína y de droga, tráfico y contrabando de gasolina y diversos productos de alimentos. El ataque a la moneda”, agregó. Sin embargo, resaltó que el mayor perjuicio es el último hecho registrado, en Amazonas, en el que perdieron la vida tres funcionarios del componente castrense y otros 10 resultaron heridos.

En ese contexto, exhortó al presidente del vecino país, Iván Duque, a detener las prácticas que atentan contra la paz de ambas naciones.

“Levanto la voz en defensa de la paz y le digo al presidente de Colombia: haga la paz, usted no llegó allí para la guerra, los falsos positivos, las trampas, los engaños. Tome las riendas de un proceso de paz sólido. Pacifique Colombia para que deje de hacerle daño a los pueblos de Venezuela y Colombia”, enfatizó el Mandatario nacional.

Prensa Presidencial/Carolina Ojeda

Fuente :

Prensa Presidencial – Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información de Venezuela