Imprimir
Perú

El Partido Comunista Peruano se dirige a todos nuestros compatriotas para expresarle su saludo con motivo de un nuevo aniversario patrio, fecha que se conmemora en el marco de una grave crisis económica y social, que alcanza niveles dramáticos por los efectos de la pandemia del COVID 19. Es en medio de esta situación que expresamos lo siguiente:

El país sufre las consecuencias de décadas de políticas neoliberales, contrarias a los intereses nacionales, que han promovido vía las privatizaciones el saqueo de nuestros recursos naturales por parte de las grandes trasnacionales, en la lógica de una economía de explotación capitalista globalizada, que nos asigna un rol exclusivamente extractivista primario exportador, negándonos toda posibilidad de desarrollo soberano y diversificado.

Nuestra patria, viene experimentando las consecuencias del egoísmo más descarnado de una clase dominante, expresado a través de millares de muertos e incontables afectados por efectos de una política económica neoliberal creada para estafar al pueblo, Igualmente, condenable y vergonzoso es el ocultamiento del número real de fallecidos cuyas cifras reales casi triplican a las oficiales, asimismo; la burguesía parasitaria a través de la prensa mediática sostiene que el Estado era mal administrador de los recursos nacionales, y que el paraíso es el mercado en manos del sector privado, que le garantizaría a todos los peruanos, un mejor nivel de vida.

El sector privado asumió el 80% de la preeminencia económica del Perú; demolió los servicios públicos, se enriqueció de manera obscena, mediante la banca usurera quienes recibieron del estado millones de soles de todos los peruano a una tasa de interés del 1% para reactivar la economía; pero ellos, cuando colocan el dinero a los prestamistas cobran más del 100% de intereses. Bien vale la frase de Bertolt Brecht «… ¿Qué es el robo de un banco en comparación con fundar uno?.».Con ello debilitó hasta tuberculizar al sector público, lo esquilmó, lo utilizó en su beneficio mediante las puertas giratorias, y ahora tiene el cinismo de culparlo de las desdichas que afligen al país.

Ahora se aprestan a ofrecer un discurso de cara a las elecciones, para reclamar más poder para los privados, más censuras para el Estado, y exigir sanciones a los gobernantes que tuvieron la lucidez para desmontar las mafias parlamentarias y desnudar la podredumbre en el Poder Judicial.

El pueblo, las organizaciones sociales y políticas con propuestas y acciones de luchas concretas deberíamos ir sentando las bases para que la inmensa mayoría de los peruanos, que pasa del 80% sumida en el desempleo, el hambre y la enfermedad, pueda tener siquiera la expectativa de avizorar la luz al final del túnel. Que se diseñe una política a favor de las mayorías, en los segmentos de salud, educación y trabajo para las masas. Urge aliviar los padecimientos del pueblo, darle los medios para que las familias más pobres no sucumban; moratorias para el pago de adeudos en los bancos, y en los servicios básicos (agua, electricidad, teléfono), porque vamos a seguir siendo azotados por la pandemia que obligará por más tiempo al aislamiento y a las cuarentenas, y por tanto a la falta de trabajo y de adecuada atención médica.

No atender el clamor del pueblo, es ponerlo contra las cuerdas y enfurecerlo. No actuar con justicia, sería vejarlo. Permitir a la derecha y su sistema en descomposición seguir vampirizando la economía nacional; olvidarse de sancionar a los delincuentes y mostrarse tolerante con los políticos corruptos, sería abrir las puertas a la furia popular, y a un posible nuevo baño de sangre en nuestra patria. Esto no puede continuar, urge una Profunda Transformación del Sistema Económico Político y Social, con sustento en un Nuevo Contrato Social Constitucional, con carácter Democrático, Patriótico y Popular.

El PCP llama a luchar organizada y unitariamente a todo el pueblo, a los trabajadores, a la juventud, campesinos, intelectuales, profesionales, técnicos, creyentes y no creyentes, hombres y mujeres honestas a levantar las banderas de la dignidad, de la igualdad, del trabajo digno y bien remunerado, de atención a las necesidades fundamentales de la población.

Qué distintas vertientes confluyan en un anchuroso y sonoro río renovador, cancelando la explotación del hombre por el hombre, libre, honesto, solidario, democrático, patriótico. Por un Perú Nuevo, en un Mundo Nuevo. Por el Socialismo.

Lima, 28 de julio de 2020.

Fuente:

Partido Comunista Peruano

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.