Imprimir
Venezuela

En virtud de la grave denuncia hecha por el presidente Nicolás Maduro, el canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Arreaza, sostuvo una reunión este jueves con miembros del cuerpo diplomático acreditado en el país suramericano con el objetivo de ratificar la acusación y solicitar a los representantes internacionales que transmitan la información precisa a sus respectivas capitales.

Desde la Casa Amarilla Antonio José de Sucre en Caracas, el Ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores se refirió concretamente al complot internacional que se fragua desde Estados Unidos para ejecutar operaciones y acciones de naturaleza ilegal y terrorista en Venezuela, que incluyen el asesinato del Jefe del Estado, el derrocamiento del Gobierno legítimo y la imposición de un Consejo Transitorio de Gobierno mediante un esquema de intervención directa.

“El presidente Maduro lo decía con mucha claridad. Todo apunta al Asesor de Seguridad Nacional (de la Casa Blanca, John Bolton). El mismo que impidió que se diera la reunión entre el presidente Maduro y Trump en septiembre”, enfatizó.

El diplomático venezolano reiteró que en la base norteamericana de Fuerza Aérea Eglin, de acuerdo a información de inteligencia que se maneja, se entrenan grupos con la intención de tomar en Venezuela la Base Aérea Libertador de Palo Negro, (estado Aragua), la Base Naval de Puerto Cabello (estado Carabobo), y la Base Aérea de Barcelona (estado Anzoátegui).

En el mismo sentido, recalcó que en el municipio colombiano de Tona se entrenan 734 hombres colombianos y venezolanos para ejecutar acciones paramilitares o de falsa bandera con el propósito de generar un conflicto entre Caracas y Bogotá.

“La chispa para una guerra, encender una situación de conflicto entre Colombia y Venezuela para luego justificar intervenciones internacionales”, advirtió el Canciller y destacó la cercanía de Tona con Chinácota, otro municipio colombiano donde fueron entrenados los autores materiales del magnicidio en grado de frustración contra el presidente Nicolás Maduro, ejecutado el pasado 4 de agosto durante la celebración del 81° Aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), uno de los cuatro componentes de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb).

Ante este escenario, reprochó la negativa del Gobierno neogranadino y de su canciller Carlos Holmes de establecer un necesario canal de comunicación entre ambos gobiernos al más alto nivel.

Acción antidiplomática

En su encuentro con los embajadores y encargados de negocios, el Ministro de Relaciones Exteriores venezolano también hizo mención a las pretensiones de Estados Unidos y sus aliados de “aislar” diplomáticamente a Venezuela, de cara a la asunción del segundo mandato del presidente Nicolás Maduro.

“El Estado que quiera, ante el nuevo gobierno del presidente Maduro, retirar su embajador, su cuerpo diplomático y consular de Venezuela puede hacerlo. Ojalá que quienes hayan pensado en semejante acción antidiplomática lo consideren”, dijo al respecto.

Paralelamente, el canciller Arreaza exigió el respeto de la comunidad internacional a la República Bolivariana de Venezuela.

“Respeten a Venezuela, es lo único que pedimos; si nos respetan no sólo tendrán nuestro respeto sino tendrán nuestra cooperación, nuestra amistad, pero si no nos respetan, no esperen de nosotros sino la defensa de la soberanía, de nuestra identidad, de nuestro territorio y nuestro pueblo por las vías que haga falta defenderlas”, agregó.

El diplomático venezolano también denunció el bloqueo económico que ha impuesto Washington a Caracas y sus consecuencias en la población, así como el proceso permanente de desestabilización que financia el gobierno norteamericano contra la República Bolivariana de Venezuela.

Reunión con Cuerpo Diplomático

Fuente:

Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores de la República Bolivariana de Venezuela

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.