12 | 11 | 2019

Luego de la masiva marcha federal en defensa de la educación pública por la Avenida de Mayo hasta Plaza de Mayo, que dio comienzo al paro docente, impulsado por el Frente de Unidad Docente Bonaerense; y luego de las diferentes jornadas de lucha impulsadas por los maestros de la provincia de Buenos Aires, finalizó la huelga de 72 horas.

El paro de los docentes bonaerenses, se hizo en coordinación con el paro nacional de CTERA, SADOP y CONADU, que también marcharon para reclamar la vigencia de la paritaria nacional, escuelas seguras, salarios dignos y justicia por Sandra y Rubén.

Vale aclarar que al reclamo concreto del sector docente, los gremios se suman al paro de mujeres del 8 de marzo. Al cierre de esta edición comenzaban las concentraciones y movilizaciones en diferentes puntos del país del movimiento de mujeres. 

Al respecto, el secretario de Cultura de Suteba provincial, Pedro Ponce, luego de la huelga de tres días, analizó el desafío que tiene esta protesta para el sindicalismo de liberación, y describió el contexto nacional “al plantear que el gobierno de Macri es un proyecto colonial, que tiene su centro de gravedad en el capitalismo, y por lo tanto es privatizador y se expresa en el achicamiento de las partidas para políticas socioeducativas”.

También aseguró que “el neoliberalismo se plasma en la falta de trabajo, y en los chicos que dejan de ir a las escuelas, y no hay políticas para ir a buscarlos, ya que muchos van a hacer changas u otras actividades de subsistencia”.

El dirigente sindical además dijo que “la privatización se plasma en los cambios curriculares que buscan ponerle un techo al conocimiento en Argentina, es una exigencia como país colonial, que no se produzcan más satélites, ni valor agregado, y exportemos limones como claramente se alegra Macri, cada vez que se concreta una venta”.

De igual forma aseveró que “la otra parte del proyecto privatizador es su faceta mercantilizadora de la educación, para esta no sea gratis para aquellos que puedan ir a la escuela, hay grandes negociados, esta la ruta de los negocios de Macri, Bullrich, Finocchiaro y otros funcionarios, que están involucrados en la educación”.

Ponce agregó “nuestra lucha tiene que ser un aporte a la construcción de la alternativa política, hay un proceso de decadencia del macrismo, de desesperación, pero no hay que minimizarlo; ellos saben que pueden no ganar, y buscan hacer perder al otro, haciendo fórmulas que puedan boicotear la unidad que se está construyendo, incluso enviando a algunos a acceder a estos espacio de unidad, para que luego estallen desde adentro”

Finalmente explicó “es necesario ser muy cuidadosos en esos espacios de unidad, ya que deben ser amplios y profundos, en ese sentido queremos aportar desde nuestra experiencia de lucha, con perspectiva de liberación de la clase”.

Fuente:

Nuestra Propuesta | Diario del Partido Comunista de la Argentina

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.