Imprimir
Categoría: Argentina

El ajuste en el Posadas se cobró la vida de una enfermera. Graciela Casco fue homenajeada ayer al mediodía por sus compañeros, pacientes y vecinos en el hall central del establecimiento donde pasó gran parte de su vida.

Pese a que ya estaba enferma de cáncer, Graciela había sido despedida, lo que la dejó sin obra social. Fue una de los 120 enfermeros de alta calificación que, la desidia del gobierno que encabeza María Eugenia Vidal, desplazó del hospital que es uno de los principales bastiones de la salud pública en la Provincia de Buenos Aires.

El director del Posadas, Juan Ignacio Leonardi, había considerado que Graciela Casco no estaba "tan mal", por lo que la dejó en la calle en enero de 2018, dejándola totalmente desprotegida.

Ante esto, merced a un amparo judicial de Cicop-Fesprosa del Hospital Posadas, se logró que se le restituya la cobertura social que había perdido, pero ya era tarde, porque durante el tiempo transcurrido Graciela tuvo que discontinuar su tratamiento.

Vale citar que ya suman más de dos mil trabajadores despedidos del nosocomio desde que comenzó la Gestión Vidal, en su mayoría, trabajadores calificados con muchos años en el hospital.

Esto explica por qué el Posadas ofrece ahora menos especialidades y guardias colapsadas, al tiempo que conseguir un turno resulta una verdadera odisea. Pero también por qué faltan insumos básicos, lo que complica aún más la situación que ya de por sí es sumamente grave.

 

Desprotección

 

Edith Renis, responsable de Cicop del Hospital Gandulfo de Lomas de Zamora, describió la situación que atraviesa el Posadas y destacó el apoyo de Cicop en la ronda en defensa de la salud Pública que trabajadores despedidos y pacientes llevan a cabo regularmente ante la entrada del nosocomio.

Esta vez, la tradicional ronda en defensa de la salud pública, se llevó a cabo para homenajear a Graciela Casco.

“Cuando cerraron el Ministerio, el Posadas quedó desprotegido porque depende directamente de la Nación”, explicó Renis y señaló que este hospital “es uno de los más castigados por las políticas de Macri, no solo por los despidos y problemas de infraestructura, sino porque está totalmente militarizado y constantemente amedrentan a los médicos que volantean y llaman a asambleas”.

Y, al referirse a Graciela Casco, Renis recordó que “conocí a la compañera”, tras lo que recalcó que “es muy triste e indignante lo que le pasó, porque era una luchadora”.

Fuente:

Nuestra Propuesta | Diario del Partido Comunista de la Argentina

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.