Imprimir
Categoría: Argentina

redglobeMauricio Claver-Carone, enviado especial del presidente estadounidense, Donald Trump, para la toma de posesión de Alberto Fernández como nuevo presidente de Argentina, abandonó el país molesto por la presencia en el acto de asunción de un ministro del Gobierno de Nicolás Maduro y por la del expresidente de Ecuador Rafael Correa.

Así, tras su marcha anticipada, Claver-Corone no asistió el martes a la ceremonia de traspaso de mando en el Congreso ni a varias entrevistas que tenía concertadas para hoy, miércoles, tanto con Fernández como con el canciller Felipe Solá, entre otras.

El enojo se produjo cuando la representante estadounidense se percató de la presencia del ministro de Comunicación venezolano, Jorge Rodríguez, que también estaba invitado a la asunción de Fernández, así como del exmandatario ecuatoriano Correa, además de constatar los planes del nuevo Ejecutivo argentino de asilar a Evo Morales, que actualmente permanece en Cuba por motivos médicos.

«Desafortunadamente, debido a unas invitaciones y a algunas sorpresas que recibimos al llegar, decidí no ir y me voy temprano. No voy a tener las reuniones de trabajo que tenía programadas para mañana», declaró Claver-Carone a Clarín.

«Jorge Rodríguez y Maduro no le traen ningún beneficio a la Argentina, Evo Morales no le trae ningún beneficio a la Argentina. Rafael Correa no le trae ningún beneficio a la Argentina», sostuvo el enviado de la Casa Blanca al hablar de la relación bilateral que espera que se establezca entre EE.UU. y la nación presidida por Fernández, mientras alertaba de que «estos dictadores de segunda y tercera categoría» estaban amenazando y secuestrando al «hemisferio».

Prensa Digital MippCI / Russia Today

Fuente:

Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información (MippCI)

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.