22 | 09 | 2019

Argentina recibirá 36.200 millones de dólares del Fondo Monetario Internacional entre lo que resta de este año y todo 2019, y eleva a 57.100 millones de dólares el monto total del crédito Stand By otorgado al país. A cambio, el gobierno no sólo ratifica el plan presupuestario restrictivo para 2019, que elimina el déficit fiscal primario, sino que además asume una drástica política antiinflacionaria del Banco Central que reduce a cero la emisión monetaria desde ahora hasta junio de 2019, y pasa a un esquema de libre flotación cambiaria que limita las intervenciones de la autoridad monetaria en el mercado mayorista. La escasez de dinero circulante debería actuar como freno a la inflación, pero al costo de una fortísima caída en la actividad económica. El nuevo acuerdo con el Fondo fue anunciado por la directora gerente del Fondo junto a Nicolás Dujovne desde Nueva York. La instrumentación de la estrategia monetaria fue explicada, minutos más tarde, por el flamante titular del Banco Central, Guido Sandleris, en Buenos Aires.   

Medio millón de personas movilizadas fue la cantidad que, desde el palco y con cierto optimismo, estimaron los organizadores. Lo cierto es que la Plaza de Mayo estuvo repleta por las columnas que, desde el mediodía, comenzaron a ingresar por la Avenida de Mayo y las dos diagonales.

Por el sur llegaron los sindicatos confederados en la CGT y enrolados en el Frente Sindical para el Modelo Nacional. Allí se lucieron las columnas de Bancarios, pilotos (APLA), el SMATA, el SOMU, Camioneros y aeronavegantes, entre otras. Además entraron por allí las muy nutridas columnas de las organizaciones sociales que componen el denominado triunvirato de San Cayetano: la CTEP, la CCC y Barrios de Pie. Se trató de las organizaciones que participaron de la movilización y el acto en carácter de adherentes y que no se sumaron al paro de 36 horas pero sí al de 24 que comienza a las 0 horas del martes.

“Es una marcha contundente para contrarrestar las políticas de Macri”, dijo el secretario de Actas de la CTA de los Trabajadores, José Chapu Urreli, al referirse a la movilización que, al cierre de esta edición, se llevaba a cabo en la Ciudad de Buenos Aires en el contexto de una jornada de lucha que recorre todo el país, con marchas y actos en las principales ciudades.

Vale recordar que con esta movilización, comenzó el paro por 36 horas convocado por las dos CTA, junto a la Corriente Federal, Camioneros, Canillitas y la Ctep, entre otros sindicatos y organizaciones sociales.

Todo el país se convirtió hoy en escenario de movilización contra las políticas gubernamentales y el FMI. “El paro es un avance”, recalcó desde Jujuy, el secretario local del Partido Comunista, Leonardo Rosales, quien además celebró “que se logre acordar un nivel de acción entre distintos sectores de la CTA y la CGT”, ya que “preocupa que el movimiento obrero no tenga una respuesta contundente después de tanto tiempo de políticas antipopulares de este gobierno”.

El Partido Comunista convoca a participar activamente de las jornadas de lucha y paro general convocadas para el 24 y 25 de septiembre.

La crisis del capitalismo argentino, agigantada por la voracidad sin límites del grupo de corporaciones que están en el gobierno y ostentan la suma del poder público, ha agravado la vida de nuestro pueblo. La imparable carestía de la vida, la caída del poder adquisitivo del salario, los bolsones de hambre, el desempleo tanto en el sector privado como en el estatal, la especulación que pone al país al borde de la bancarrota, que desecha las funciones sociales del Estado, que pretende acabar con el sistema estatal de previsión social  desfinanciando  al ANSES y liquidando los fondos que le dan sustentabilidad, que produce un endeudamiento externo ilegal, que quiebra el aparato productivo y científico-tecnológico y entrega la soberanía nacional sobre nuestros bienes naturales, no constituyen errores ni un fracaso de gestión.

Las CTA junto a organizaciones sociales y un sector de la CGT encabezado por Hugo Moyano realizan una movilización a Plaza de Mayo previo al paro general del martes.

Hilal Elver, relatora especial de Naciones Unidas en la materia, estuvo en el país y alertó sobre el aumento de "personas que concurren a comedores y que saltean comidas por falta de dinero". También criticó el desmantelamiento de las políticas para el fomento de la agricultura familiar.

Mauricio Macri ha dado un paso a la desesperada. Llegó al poder con la promesa de que no habría ajuste, una palabra que provoca pesadillas a los argentinos, y ahora ha hecho todo lo contrario. Hoy ha anunciado un plan que sube impuestos y recorta gastos del Estado para contener el déficit y recuperar la confianza de los mercados. Los exportadores, los más beneficiados por la depreciación del peso, pagarán una retención extra de hasta 10% por cada dólar que reciban. Al mismo tiempo, el Gobierno reducirá sus costos operativos con la eliminación de 13 ministerios de un total de 23. Aun se desconoce la cantidad de trabajadores que serán despedidos por esta situación.

En la tercera semana de paro en las Universidades Nacionales, y cuando aún no comenzó el segundo cuatrimestre en la casi totalidad de los distritos, la comunidad educativa permanece movilizada con la participación de docentes, no docentes y estudiantes, con clases públicas y abrazos simbólicos en la mayoría de los edificios, que confluyen el 30 de agosto con una movilización de todas las Universidades Nacionales hacia el Ministerio de Educación.

Ante la crisis económica, social y política a que el gobierno ha llevado a nuestro país, consecuencia lógica de un proyecto económico financiero fundado en la apertura indiscriminada de la economía, el endeudamiento externo masivo, la desregulación financiera, la fuga de capitales, el desguace del estado y la destrucción del mercado interno, llamamos al pueblo a mantenerse movilizado y organizado colectivamente, para enfrentar las políticas neocoloniales que nos conducen al desastre, a la destrucción productiva y a la pérdida de soberanía.

La gran familia sindical de clase de la Federación Sindical Mundia (FSM) que representa a más de 92 millones de trabajadores en cada rincón del mundo brinda su firme solidaridad internacionalista a la clase obrera argentina, tras la brutal represión que sufrieron los trabajadores del Astillero Río Santiago este 21 de agosto.

Según los hechos ocurridos, cientos de efectivos de la policía bonaerense reprimieron con balas de goma, gases lacrimógenos y carros hidrantes a los trabajadores que estaban en pie de lucha, realizando una marcha desde las instalaciones de la fábrica naval. La respuesta de la burguesía argentina a los trabajadores que denuncian la existencia de un plan que apunta a vaciar el astillero y privatizarlo, han sido cinco de nuestros hermanos de clase detenidos y numerosos heridos. Asimismo los trabajadores han denunciado repetitivamente los descuentos arbitrarios de sus salarios y el deterioro deliberado de las condiciones laborales.

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.