25 | 08 | 2019

La Paz, 03 de abril de 2019 (MC).- El vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, afirmó la noche de este miércoles que la economía  boliviana llegará a un 6 por ciento de crecimiento gracias a las alianzas que se logren entre el Estado y el sector privado, destacó que el modelo económico haya pasado por las cuatro pruebas de verdad en su funcionamiento y aseguró que en la actualidad es la única alternativa que da certidumbre a Bolivia.

No obstante, durante la presentación del Comité Ejecutivo de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), acto que se desarrolló en un acreditado hotel de la sede de Gobierno, García Linera aclaró que el modelo Económico Socioproductivo Comunitario se encuentra en una fase de ajuste

“Compartimos la visión general de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia y quiero decirles que tendemos la mano con franqueza, con transparencia para trabajar. Estoy seguro que estas alianzas y acuerdos entre el sector privado y el estatal van a repercutir en un mayor crecimiento de la economía”, aseguró.

“Nuestro horizonte es que se crezca un 6 por ciento anual, no es imposible, y va a tener a un motor que nos pueda garantizar ese logro que se traduzca en el bienestar de la población”, agregó la autoridad nacional, citado por un boletín de prensa de la Vicepresidencia del Estado.

Además, indicó que las cuatro pruebas de la validez de un modelo económico son el crecimiento sostenible de la economía, la estabilidad social, la diversificación de la economía y la ausencia de un modelos alternativos en el debate social y político, pero reconoció que todo modelo tiene fases y que en la actualidad se vive una de ellas en las que se realizan reajustes.

García Linera recordó que el modelo económico vigente en el país ha alcanzado un crecimiento promedio del 4,5 y 5 %, en los últimos años, con una tasa de crecimiento poblacional del 1,2 %, por lo que la tasa de la riqueza a distribuir se mueve en torno al 3,5 y 4 %.

“Esto hace de este proceso de crecimiento económico, no sólo es el más sostenido en el tiempo, sino el que mayor excedente genera en función a la cantidad de población que existe en el país”, explicó.

El Vicepresidente también señaló a la estabilidad social alcanzada como otro de los éxitos del modelo económico que redistribuye la riqueza, pues al contar con la satisfacción gradual de las necesidades básicas de la mayor parte de la población, ya no se organizan las grandes movilizaciones populares en demanda de reivindicaciones sociales que ocurrían antes.

“La estabilidad social es sólida, expansiva, que genera bienestar y tranquilidad en la acción colectiva de la población”, apuntó el Segundo Mandatario del Estado.

García Linera también destacó el dinamismo y la diversificación de la economía boliviana, que se refleja en el salto del Producto Interno Bruto (PIB) de 9.000 millones en 2006 a 41.000 millones de dólares en 2018, alimentado por el incremento de las exportaciones y las importaciones, la ampliación de servicios, el comercio, el transporte y del trabajo agrícola.

En ese sentido, indicó que actualmente no existen otras propuestas alternativas a la lógica y al exitoso modelo económico del Proceso de Cambio. “Podemos decir que el modelo vigente es el horizonte insuperable de este tiempo, no será siempre así (…), pero, hoy por hoy, no se ha visibilizado un modelo alternativo”, relievó.

Respecto a la fase de reajuste del modelo Económico Socioproductivo Comunitario, el Vicepresidente dijo que tiene ciertos elementos como la industrialización selectiva, es decir, de los hidrocarburos, del hierro, del litio, del cemento y de la agropecuaria con modificaciones técnicas que incrementan la productividad.

También destacó los nuevos vínculos del Estado Plurinacional de Bolivia con las principales potencias del mundo, en los que se cuentan las relaciones económicas con China, Rusia, Alemania, India, Francia, Austria, Estados Unidos y los países de América Latina, entre otros. “Y esto es algo que debemos saber aprovecharlo”, añadió.

Asimismo, subrayó la nueva relación entre el sector público y el privado al interior de Bolivia. “Esta es una característica de esta nueva fase. El sector privado sabe que tiene un gobierno que toma decisiones, no para hacer daño, sino para buscar el bienestar de la población; y el gobierno sabe que tiene en el sector privado, a hombres y mujeres que toman decisiones para generar fuentes de empleo y riqueza en beneficio del país”, aseguró.

García Linera explicó que gran parte del éxito del modelo económico boliviano está vinculado a una alianza entre el sector público y el privado, escenario en el que destacan iniciativas de los micros, pequeños, medianos y grandes empresarios privados, además de cooperativas y asociaciones campesinas, e indicó como el mejor ejemplo de esa alianza, la producción de etanol y biodiesel.

Explicó que otro elemento lo conforman el equilibrio y las potencialidades regionales, pues antes existían regiones del país olvidadas que marcaban profundas desigualdades, pero esa etapa se cierra de a poco con la vigencia de derechos y la satisfacción de las necesidades básicas. “Cada departamento tiene potencialidades a ser aprovechadas”, apuntó.

“Estamos transitando una nueva fase de un modelo económico que ha pasado exitosamente las cuatro pruebas de la verdad de su funcionamiento”, aseveró el Vicepresidente.

Asimismo, indicó que el sector privado tiene, en el gobierno, a un aliado en la lucha contra la burocracia, un aliado que también está dispuesto a escuchar y a dialogar con todos los sectores sociales y empresariales “en un contacto directo”.

La autoridad nacional comentó que cuando se revisa la historia de la economía de los países, se encuentra que estas funcionan durante un tiempo, se agotan y deben ser sustituidas por otras normas reguladoras y otras formas de obtener riqueza “para volver a generar estabilidad, crecimiento y bienestar para la población”.

Fuente:

Ministerio de Comunicación del Estado Plurinacional de Bolivia

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.