07 | 12 | 2019

La Paz, 09 de abril de 2019 (MC).- El mandatario en Ejercicio Álvaro García Linera rechazó “de manera contundente y categórica” la intromisión de una comisión del Senado de Estados Unidos sobre la propuesta ante esa Legislativa de analizar la repostulación del presidente Evo Morales.

 “Ayer nos hemos enterado que una comisión del Senado norteamericano está tramitando ante la Cámara de Senadores de su país una nota referida a la situación política en Bolivia. Como país soberano, rechazamos de manera contundente y categórica esta nueva intromisión extranjera en asuntos internos de Bolivia”, manifestó en conferencia de prensa, citado por el periódico estatal Cambio.

La autoridad envió un mensaje a los legisladores norteamericanos recordándoles que Estados Unidos es “una potencia en decadencia” que tiene muchos problemas internos, y en lugar de gastar sus recursos para entrometerse en asuntos de otros países, deberían resolver sus conflictos.

“En Estados Unidos tiene un problema que resolver con la pobreza. Hay 40 millones de norteamericanos que viven en la pobreza y 23 millones en extrema pobreza; tiene problemas en su democracia, porque allá tienen una manera extraña de elegir a sus presidentes, porque no gana el que saca más votos”, dijo, en alusión a que Donald Trump, actual mandatario de la Casa Blanca, obtuvo tres millones de votos menos que la demócrata Hillary Clinton, y aun así fue designado presidente.

García Linera expresó que Bolivia tiene aprecio al pueblo norteamericano, a su cultura, a su ciencia y su tecnología, pero rechaza de manera enfática cualquier intento de intervención en su política y en la de cualquier otro país. “Ningún Estado tiene derecho a intervenir en asuntos internos de otros países”, complementó.

El dignatario recordó que no es la primera vez que funcionarios de Washington buscan interferir en asuntos bolivianos, ya que en 2003, el exembajador de Estados Unidos en Bolivia, Manuel Rocha, amenazó al país con quitar las inversiones si el pueblo votaba en las elecciones generales por Evo Morales.

“En 2008, Philip Goldberg, otro exembajador de la Casa Blanca, intentó bloquear la aprobación de la nueva Constitución Política del Estado, tuvo actividades políticas conspirativas y se vinculó con grupos políticos que querían dividir al país. Se expulsó a Goldberg de Bolivia y el pueblo aprobó la Constitución”, aseveró.

“Hay una norma soberana del pueblo boliviano. Estamos ante un nuevo intento de intromisión de Estados Unidos y le recordamos que Bolivia es un país soberano, democrático y respetuoso de la norma y de la convivencia internacional y le exigimos lo mismo”, concluyó.

Fuente:

Ministerio de Comunicación del Estado Plurinacional de Bolivia

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.