15 | 11 | 2019

(LA PAZ).- Esta mañana, en una conferencia de prensa, el vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, calificó como el día de la “vergüenza, de la ignominia, del suplicio y del martirio” la jornada de ayer debido a los hechos de violencia registrados en el país, después de que una marcha de mujeres fuera atacada por motociclistas y la alcaldesa de Vinto, vejada y humillada por una turba, entre otros.

“Ayer ha sido uno de los días más tristes que la historia política boliviana pueda recordar en mucho tiempo (…) el día de la vergüenza, de la ignominia, del suplicio y del martirio en el que miles de mujeres con sus niños, en una marcha por la paz, la unidad y la tranquilidad de Bolivia, fueron brutalmente atacadas, golpeadas por una banda de paramilitares en moto que sin respetarlas las agredieron (…) es una página vergonzosa”, describió la autoridad nacional, al referirse a la marcha de las Bartolinas que ayer se desarrolló en la ciudad de Cochabamba.

Asimismo, repudió la actitud de una turba que agredió a la alcaldesa de Vinto, Patricia Arce, quien fue “arrastrada, golpeada, pisoteada, una mujer contra 500, le echaron pintura en el cuerpo, la golpearon, la amenazaron de muerte, por el hecho de tener ideas, lo que para esa gente es un delito, ser humilde es un delito, tener una pollera es un delito. Nunca pasó eso en democracia”, enfatizó la autoridad nacional.

De igual manera, García Linera indicó que lo que enfrenta el país es una oleada fascista que si llegara al gobierno provocaría la inseguridad de toda la población porque la “brutalidad” sería su única forma de proceder.

“Esta violencia la representan ellos (los opositores), este miedo, esta agresión a las mujeres, ¿acaso no vivimos del alimento que producen las mujeres?, ¿por qué echarlas de la ciudad?; fue una página de vergüenza, escarnio y humillación de la mujer de pollera, al trabajador, al campesino, al indígena. ¡Que nunca más se vuelva a repetir en la historia de Bolivia! (…) esa es la amenaza que ellos hacen a la población”, agregó.

Por ello, el vicepresidente pidió a los generadores de estos hechos de violencia a que recapaciten y no fomenten el odio ni la humillación a las personas más humildes de la sociedad boliviana y señaló que nada de esto hubiera pasado si los perdedores de las elecciones generales desarrolladas el pasado 20 de octubre aceptaban su derrota.

También recordó que el gobierno nacional ha pedido la auditoría electoral, desarrollada por expertos de la Organización de los Estados Americanos (OEA), como una vía institucional, del diálogo para resolver los conflictos y no mediante las agresiones y ataques a las personas.

“Basta de violencia, esperemos el trabajo de la OEA, proporcionemos información a la OEA, que la oposición explique su verdad, no esconda su falta de verdad, su falta de pruebas haciendo escarnio con la mujer; todos los bolivianos nos sentimos agredidos porque tenemos una madre, una esposa, una hija y/o una hermana que podrían ser maltratadas”, reflexionó.

Igualmente, pidió que se deje de provocar las pérdidas económicas al país por una actitud caprichosa de personas que no quieren reconocer su derrota.

Fuente:

Vicepresidencia del Estado Plurinacional de Bolivia

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.