17 | 09 | 2019

vozLa recaptura de Jesús Santrich por parte del Cuerpo de Investigación de la Fiscalía General de la Nación en las puertas de la cárcel Picota hoy, es el episodio más difícil del proceso de implementación del acuerdo de paz y la materialización del anhelo de la derecha colombiana por hacer trizas lo firmado en el teatro Colón.

La liberación del dirigente del partido FARC después que su juez natural, la Justicia Especial para la Paz JEP, definiera que no existen pruebas para mantener la acusación por narcotráfico y con ello la extradición a los Estados Unidos, se vio torpeada por una deslealtad procesal por parte de la alta dirección de la Fiscalía pues hasta ayer no existía proceso judicial en contra del recapturado Santrich.

La decisión judicial se da después de las declaraciones del Centro Democrático el pasado miércoles en donde le ordena al presidente Iván Duque, a extraditar a como dé lugar a Santrich e inicie el desmonte de una parte de la rama del poder público, la JEP. Sin existir orden judicial en contra del vocero de las FARC fue capturado presuntamente ilegalmente y sin la certeza de seguir en Colombia.

Hoy Álvaro Uribe, jefe del partido de Gobierno insistió que la reforma judicial para desmantelar la JEP “inicia con la extradición de Santrich”. Expertos juristas le dice a VOZ que la situación que atraviesa el ex negociador de paz reviste muchas irregularidades que cualquier juez de garantía dejaría sin legalidad en una audiencia de legalización de captura.

Lo grave en el caso Santrich son las consecuencias sobre el proceso de paz y de implementación de los acuerdos. La decisión de la JEP entregaba garantía a los colombianos de ser una justicia independiente y en procura de cumplir su mandato constitucional a pesar de ser víctima de presiones fuertes por parte del uribismo, el proceso de paz queda sin confianza para los excombatientes que dejaron las armas y están cumpliéndole a la paz.

Según informaciones suministrada por la defensa de Santrich se han cometido abundantes errores procesales que dejarían sin piso su captura. Pero solo hasta el próximo lunes se llevaría a Jesús Santrich a un juez de garantías, pero desde ya se abre una polémica jurídica pues la Fiscalía no pretende conducir a Santrich a su juez natural que sería la JEP y allí definir de nuevo su situación jurídica.

El gobierno mantiene a esta hora una reunión en Palacio de Nariño para tomar medidas al respecto de esta situación. Algunas opiniones recolectadas por VOZ señalan que la posibilidad de ser extraditado desde el bunker de la Fiscalía aún no se debe descartar.

Fuente: Semanario Voz / RedGlobe

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.