25 | 08 | 2019

Reproducimos un comunicado del Partido Comunista Colombiano:El Partido Comunista Colombiano rechaza esta torpe maniobra inamistosa, exige respeto por las libertades ciudadanas y respeto al derecho a la integración familiar. Llama a expresar la solidaridad con Carlos Pino y con su familia.  Resalta su espíritu de amistad y solidaridad Colombo-Venezolana. 

El director de Migraciones alega informes de espionaje, en modelo de montaje de falso positivo, para acomodar falsedades del más claro patrón macartista en contra de Carlos Pino. La Inteligencia del Estado se pone una vez más al servicio de la cacería de brujas. La Procuraduría debe investigar los procedimientos de Migración para determinar las supuestas "amenazas a la seguridad nacional". La expulsión de Pino ha provocado la expulsión de un funcionario consular colombiano en Caracas. 
 
La Cancillería atiza todos los mecanismos de hostigamiento contra un país hermano y vecino que ha colaborado con los esfuerzos de paz en Colombia, lo que constituye una conducta que contraria explícitos mandatos constitucionales y convenios internacionales.
 
La propuesta de la Cancillería colombiana de romper relaciones en todos los niveles con Caracas es un grave error político.
 
El Partido Comunista Colombiano llama a impedir la intervención militar contra Venezuela, condena los métodos de desestabilización mercenaria de sus instituciones legítimas, el criminal bloqueo económico contra su pueblo y reclama el respeto a su autodeterminación soberana.
 
Bogotá DC, diciembre 20 de 2019
Partido Comunista Colombiano
Jaime Caycedo Turriago
Secretario General

Fuente:

Partido Comunista Colombiano

Hace más de veinte años conocimos y entrevistamos por primera vez al Comandante Pablo Beltrán, y a lo largo de todo este tiempo nos volvimos a cruzar con él, siempre con el interés de saber su opinión sobre una de sus obsesiones, que no es otra que buscar los mecanismos para avanzar hacia la paz con justicia social en Colombia.

Los tiempos han ido cambiando en el continente y desde la llegada de Donald Trump en adelante, el imperio agudiza su ofensiva neoliberal y hasta promueve la instalación de gobiernos de corte neofascista. Es en ese marco que la palabra del ELN, una de las más fuertes guerrillas que aún permanecen en armas en la región, es de natural importancia, sobre todo en lo que hace a dilucidar si realmente habrá posibilidades para la paz en Colombia, después del desconocimiento gubernamental de los acuerdos suscritos por las FARC. Esto es lo que nos dijo esta semana en La Habana, Pablo Beltrán, jefe de la delegación del ELN para discutir la paz.

El grupo insurgente colombiano Ejército de Liberación Nacional (ELN) anunció este lunes una tregua navideña de 12 días que comenzará el próximo domingo 23, al tiempo que instó al Gobierno de Colombia a retomar las negociaciones de paz en Cuba.

"Atendiendo el pedido de las comunidades en los territorios (...) en el Ejército de Liberación Nacional realizaremos un cese de operaciones ofensivas del 23 de diciembre de 2018 al 3 de enero de 2019, para aportar a un clima de tranquilidad en la Navidad y el Año Nuevo", señala el Comando Central (Coce) del grupo a través de un comunicado en la red social Twitter.

Durante los días del 14 al 16 de diciembre, se reunió en Melgar, Departamento del Tolima, el III Pleno del Consejo Nacional de los Comunes, el cual contó con la asistencia y participación de 81 mujeres y hombres dirigentes del Partido, provenientes de toda la geografía nacional, con el propósito de analizar la coyuntura política, la construcción partidaria, el estado de la implementación y la reincorporación, y de trazar los derroteros de nuestra acción política para el 2019. Tras las deliberaciones del Pleno, declaramos:

Ser habitante de calle en Antioquia, Valle del Cauca, y especialmente Bogotá, significa estar sometido a golpes, maltrato e indiferencia; sin contar que para más de 4 mil de ellos, se ha traducido en la muerte. Así lo revela el informe “Los N.N.” (Nunca nadie) de la ONG Temblores, con el que buscan llamar la atención sobre la grave situación de derechos humanos que padece esta población.

Melgar, Tolima, 15 de diciembre de 2018.

Continuando con la agenda de trabajo de nuestro tercer pleno del Consejo Nacional de los Comunes, los 81 asistentes de diferentes puntos del territorio nacional avanzamos en la construcción de nuestros objetivos 2019 dialogando y proyectando a través de comisiones temáticas que sesionarán durante el día.

Melgar, Tolima, 14 de diciembre de 2018. Dando continuidad al proceso de fortalecimiento de la democracia interna de nuestro partido y, con el fin de trazar los objetivos 2019, se reúne el Consejo Nacional de los Comunes para realizar la III sesión plenaria, los días 14, 15 y 16 de diciembre.

La Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común - FARC manifiesta su respaldo a la decisión del Tribunal Administrativo de Cundinamarca de amparar los derechos políticos de Jesús Santrich y de FARC ordenando en las próximas 48 horas llamar a lista al segundo en la Cámara de Representantes por el Atlántico mientras se define situación jurídica de nuestro camarada Santrich.

Este 14 de diciembre, y por tres días, la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) sesionará en su III Pleno del Consejo Nacional de los Comunes (CNC), nuestra máxima dirección nacional aprobada en el congreso fundacional de nuestro partido político. Esta reunión del tercer pleno se realizará bajo la consigna "LUCHANDO UNIDOS POR LA PAZ, HACIA NUESTRO SEGUNDO CONGRESO"

Recordado Oscar:

Reciba usted el más cordial de los saludos desde Bogotá, en donde me encuentro reunido con otros camaradas en la labor de preparación del Pleno del Consejo Nacional de los Comunes, que tendrá lugar el próximo fin de semana. Sabe usted que la reunión de la dirección nacional de nuestro partido se ocupa en adoptar las decisiones más importantes para nuestro trabajo, motivo por el cual me permito reiterarle la invitación a participar en ella.

Equivocadamente muchos colombianos (as) consideran que el proceso de paz, es la salvación y solución a todas las necesidades de la profunda crisis social, política, económica y cultural del país; puede llegar a serlo, siempre y cuando se vincule toda la sociedad en su conjunto.

Los acuerdos de paz de La Habana entre el Estado colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Ejército del Pueblo (FARC-EP), no son la panacea, ni la revolución y mucho menos la solución, por ahora, a toda la crisis que por centurias ha vivido nuestra patria.

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.