21 | 09 | 2019

Reproducimos un artículo de la página web del Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia:

Frente de Guerra Nororiental

La guerra decretada por Iván Duque sigue teniendo su escenario en el Catatumbo colombiano.Cada vez que el presidente hace alusión para esta región, es para sentenciar alas resistencias que se oponen a la política de saqueo, represión y violenciaoficializada por el Gobierno, para poner el territorio y sus recursos alservicio de las corporaciones trasnacionales.

Reproducimos un artículo de la página web del Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia:

A los pueblos, Estados y Gobiernos, organizaciones populares y sociales, personas que en nuestro país y en el mundo le apuestan a la paz, les enviamos nuestro saludo y les decimos que el Ejército de Liberación Nacional no renuncia a buscar una Salida Política al Conflicto y se niega a aceptar que el futuro de Colombia sea la guerra.

Muchos hechos terribles enlutan a Colombia, como la matanza continuada y sistemática de líderes sociales y defensores de derechos humanos, el ataque al cuartel General Santander, los bombardeos a los campamentos insurgentes, por la destrucción de vidas humanas que ellos generan, el desplazamiento forzado, o la muerte de niños causada por el hambre y muchos otros más.

Reproducimos un comunicado del Partido Comunista Colombiano:

El ELN, en comunicación del 21 de enero, suscrita por su Dirección Nacional, reivindica el atentado en la Escuela de Policía General Santander como un acto de guerra, en el contexto del conflicto interno y el desconocimiento del gobierno Duque al acuerdo de diálogo convenido con el gobierno anterior.

Tal acto de guerra del ELN favorece los propósitos guerreristas más extremos del militarismo y el Centro Democrático. Para el ELN podría tener explicaciones en el marco del Derecho Internacional Humanitario y de los protocolos que regulan los conflictos, pero no consulta las condiciones y aspiraciones de una sociedad cansada de la guerra y con grandes retos hacia la democracia y la paz con justicia social.

Respetar y ser respetado es un principio fundamental que rige las relaciones humanas, y debe darse en todos los ámbitos de la vida.

Ser responsable, honrar y cumplir los compromisos adquiridos pone en evidencia nuestra madurez, nuestro respeto a las normas y nuestra formación en valores.

El atentado realizado por el ELN en la Escuela de Policía de Bogotá, el pasado 17 de enero y que causó veintiún muertos y decenas de heridos, está siendo aprovechado por diferentes organismos internacionales y por el propio gobierno colombiano para lanzar un nuevo ataque inadmisible y grosero contra Venezuela y contra Cuba.

Reproducimos un artículo de la página web del Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia:

El Presidente no le dio la dimensión necesaria al gesto de paz que el Ejército de Liberación Nacional realizó para las fechas de navidad y fin de año, su respuesta fue realizar ataques militares en contra nuestra, en todo el territorio nacional. Pese a ello, cumplimos rigurosamente el cese unilateral de operaciones ofensivas entre el 23 dediciembre de 2018 y el 3 de enero de 2019.

CBSTnoticias.-El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, en nombre del pueblo y gobierno venezolano, condenó al acto terrorista ocurrido en la Escuela de Cadetes de Policía General Santander, al sur de Bogotá, registrado este jueves.

Reproducimos un artículo de la página web de la Delegación de Paz del Ejército de Liberación Nacional (ELN) para las negociaciones con el gobierno colombiano:

Ante las declaraciones hechas, por el Alto Comisionado de Paz, en el Departamento de Arauca, en el día de hoy, le estamos proponiendo al Gobierno sentarnos a dialogar, reanudar de manera inmediata la mesa de conversaciones, retomar la agenda ya acordada; abordar todos los temas, sin restricción alguna,  que sean de preocupación o de interés de una o de otra parte, y pactar a la mayor brevedad, un cese bilateral al fuego, partiendo de los avances ya logrados en el V Ciclo de Conversaciones que finalizo el pasado 3 de agosto.

Reproducimos un comunicado del Partido Comunista Colombiano:

Con la excepción del gobierno de México, integrante de ese grupo, quien se separa de los llamados al rompimiento de las relaciones diplomáticas, a la intensificación del bloqueo económico financiero y al veto a los funcionarios venezolanos para sus actividades internacionales, esta reafirmación es una alerta a las fuerzas democráticas del continente para actuar decididamente frente a tales propósitos.

Reproducimos un comunicado del Partido Comunista Colombiano:El Partido Comunista Colombiano rechaza esta torpe maniobra inamistosa, exige respeto por las libertades ciudadanas y respeto al derecho a la integración familiar. Llama a expresar la solidaridad con Carlos Pino y con su familia.  Resalta su espíritu de amistad y solidaridad Colombo-Venezolana. 

El director de Migraciones alega informes de espionaje, en modelo de montaje de falso positivo, para acomodar falsedades del más claro patrón macartista en contra de Carlos Pino. La Inteligencia del Estado se pone una vez más al servicio de la cacería de brujas. La Procuraduría debe investigar los procedimientos de Migración para determinar las supuestas "amenazas a la seguridad nacional". La expulsión de Pino ha provocado la expulsión de un funcionario consular colombiano en Caracas. 
 
La Cancillería atiza todos los mecanismos de hostigamiento contra un país hermano y vecino que ha colaborado con los esfuerzos de paz en Colombia, lo que constituye una conducta que contraria explícitos mandatos constitucionales y convenios internacionales.
 
La propuesta de la Cancillería colombiana de romper relaciones en todos los niveles con Caracas es un grave error político.
 
El Partido Comunista Colombiano llama a impedir la intervención militar contra Venezuela, condena los métodos de desestabilización mercenaria de sus instituciones legítimas, el criminal bloqueo económico contra su pueblo y reclama el respeto a su autodeterminación soberana.
 
Bogotá DC, diciembre 20 de 2019
Partido Comunista Colombiano
Jaime Caycedo Turriago
Secretario General

Fuente:

Partido Comunista Colombiano

Hace más de veinte años conocimos y entrevistamos por primera vez al Comandante Pablo Beltrán, y a lo largo de todo este tiempo nos volvimos a cruzar con él, siempre con el interés de saber su opinión sobre una de sus obsesiones, que no es otra que buscar los mecanismos para avanzar hacia la paz con justicia social en Colombia.

Los tiempos han ido cambiando en el continente y desde la llegada de Donald Trump en adelante, el imperio agudiza su ofensiva neoliberal y hasta promueve la instalación de gobiernos de corte neofascista. Es en ese marco que la palabra del ELN, una de las más fuertes guerrillas que aún permanecen en armas en la región, es de natural importancia, sobre todo en lo que hace a dilucidar si realmente habrá posibilidades para la paz en Colombia, después del desconocimiento gubernamental de los acuerdos suscritos por las FARC. Esto es lo que nos dijo esta semana en La Habana, Pablo Beltrán, jefe de la delegación del ELN para discutir la paz.

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.