Cuba nuevamente da un ejemplo de solidaridad y humanidad, esta vez en la lucha contra la pandemia de coronavirus, no solo brindando asistencia médica a tantas personas que la necesitan y avanzando a grandes pasos en la investigación para el desarrollo de una vacuna, sino más recientemente permitiendo que un crucero británico con pasajeros infectados con el virus atraque en la isla revolucionaria.

Mientras tanto, varios países en Europa y Estados Unidos, entre muchos otros, cierran sus fronteras y se aíslan en la búsqueda para tratar de sus propios problemas, a menudo retrasados por la incompetencia de sus líderes o agravados por sistemas de salud pública precarios o inexistentes, como el de Estados Unidos, agravando así las posibilidades de su propia gente, y especialmente de los más vulnerables y trabajadores.

Además de permitir que el crucero británico atraque en la isla, los médicos cubanos continúan viajando a varios países para enfrentar la batalla junto a los más necesitados. En tiempos de crisis y calamidades globales como esta, la importancia de la solidaridad internacional se vuelve aún más clara, lo que Cuba demuestra constantemente con base en sus valores y principios.

Por lo tanto, expresamos nuestra admiración y solidaridad con el pueblo cubano y el reconocimiento de su papel fundamental para tantos millones que ahora cuentan con su apoyo en la necesidad más vital, que es la salud.

Condenamos enérgicamente la perversidad de la continua política imperialista, criminal y agresiva contra la mayor de las Antillas, que heroicamente sobrevive al bloqueo impuesto por Estados Unidos hace seis décadas para tratar de sofocar a un pueblo rebelde que, además de no inclinarse, continúa actuando internacionalmente y dando un ejemplo al mundo.

¡Viva Cuba y la solidaridad entre los pueblos!

Socorro Gomes
Presidenta del Consejo Mundial de la Paz

Source:

World Peace Council