16 | 07 | 2019

En las últimas horas se reportó el deceso del defensor de la tierra, Santos Isidro Cruz, quien fue trasladado al Hospital Escuela Universitario (HEU) de Tegucigalpa, en un estado crítico. El activista social, había sido reportado como desaparecido desde el miércoles y ayer fue encontrado con señales de tortura y tres disparos en el pecho, en la comunidad del Guante, municipio de Cedros, Francisco Morazán.

De acuerdo a los familiares, el defensor de la naturaleza, salió de su casa el pasado miércoles con rumbo a la escuela “Alma Latina”, donde trabajaba como guardia de seguridad. Sin embargo, luego de que no regresara a su casa, sus parientes interpusieron una denuncia.

Dos días después el activista social fue encontrado en un lugar de esa región e inmediatamente fue trasladado al centro asistencial de la capital hondureña, donde los médicos informaron que falleció al poco de tiempo de ser ingresado.

Cruz era vocal del Comité Ambientalista del Valle de Siria, donde constantemente se han denunciado proyectos que amenazan los recursos naturales y ponen en riesgo la salud de las comunidades. De hecho, este comité ha recibido amenazas por denunciar los proyectos mineros “San Ignacio 1, 2 y 3” y por la defensa del río Playa, según el portal “Defensores en línea.com”.

Honduras ha sido señalado como uno de los países donde es más peligroso ejercer el activismo social, de hecho, en marzo pasado, fueron asesinados dos indígenas tolupanes en Locomapa, Yoro, quienes se dedicaban a la defensa del patrimonio natural. Se trata de Salomón Matute y su hijo Juan Samuel Matute, hecho condenado a nivel internacional.

De acuerdo al monitoreo de este periódico, que incluye informes de organismos de Derechos Humanos, en los últimos diez años, al menos 130 ambientalistas han sido asesinados en Honduras.

Uno de los casos más sonados a nivel internacional, ha sido el atentado que sufrió la ultra reconocida líder indígena, Berta Cáceres, que a pesar de todos los galardones que recibió por la defensa de la vida, fue asesinada hace más de tres años.

La justicia hondureña, aun no logra dar con los autores intelectuales del crimen. En tanto, su asesinato, ha significado que varios políticos en Estados Unidos exijan al Gobierno, a través de la “Ley Berta Cáceres” que la ayuda militar a Honduras.

Fuente:

El Libertador

Real time web analytics, Heat map tracking

on air

RedGlobe Links

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.