07 | 12 | 2019

Un grupo de 55 miembros del Congreso de Estados Unidos, emitieron una carta que fue enviada al representante de Comercio, Robert Lighthizer y al secretario de Trabajo interino, Patrick Pizzella; en el contenido del escrito los congresistas denotaron su preocupación por “la violación continua del Gobierno de Honduras del Capítulo 16 (el capítulo laboral) del Acuerdo de Libre Comercio de América Central (CAFTA) y el posterior Plan de Monitoreo y Acción de Honduras (PMA)”.

En ese contexto, los representantes del Congreso: Jan Schakowsky, Raul M. Grijalva y Andy Levin fueron los encargados de enviar el documento que pide al Gobierno de EE.UU., que “envíe un mensaje contundente al Gobierno de Honduras que Estados Unidos toma muy en serio la aplicación de los acuerdos comerciales”.

De ese modo, obligando al régimen hondureño a que garantice que el derecho a la libertad de asociación y a la negociación colectiva se respete en general y en cumplimiento de sus obligaciones con los EE.UU. bajo CAFTA.

Según un comunicado, los 55 Miembros del Congreso estadounidense citaron dos casos emblemáticos en el sector hondureño de melón y aceite de palma, donde la Secretaría de Trabajo no sólo ha fallado a detener violaciones laborales, incluyendo el robo de salario y la exposición a pesticidas tóxicos, sino que se ha alineado con los empleadores (Fyffes y Grupo Jaremar) en sus esfuerzos para destruir el Sindicato de Trabajadores de la Agroindustria y Similares (STAS).

“Las preocupaciones documentadas de los trabajadores en estos casos están haciendo exactamente lo que la Administración (de Estados Unidos) pide a los ciudadanos centroamericanos: trabajar para mejorar su país de origen al abogar por un trabajo decente y salarios dignos. Cuando Fyffes y Grupo Jaremar, las compañías citadas en esta carta, despiden ilegalmente, ponen en lista negra, amenazan y atacan físicamente a los trabajadores y al sindicato”, puntualizó Schakowsky.

Además, agregó que los empleados sólo “buscan mejorar la vida y el sustento de las personas en Honduras, contribuyen a la migración forzosa. Las decisiones antisindicales ilegales de la Secretaría de Trabajo tomadas en estos casos están socavando los derechos de sus ciudadanos y alimentando los factores económicos de la migración”.

Cabe destacar que la carta la carta fue respaldada por la Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO), Los Trabajadores de Comunicación de América y el Foro Internacional de Derechos Laborales.

Puntualmente, el objetivo central del Capítulo 16 del CAFTA, concreta: “Establecer un marco de normas y principios que promuevan la protección y el cumplimiento de los derechos de los trabajadores, a través de la observancia y aplicación de la respectiva legislación laboral de cada uno de los países”.

Fuente:

El Libertador

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.