Imprimir
Categoría: Honduras

Tras la condena de Antonio “Tony” Hernández en Estados Unidos por tres delitos de narcotráfico y uno por falso testimonio, la oposición política ha iniciado acciones ciudadanas exigiendo la inmediata salida del poder de Juan Hernández.

Ayer todo en todo el país, la población se movilizó a protestar contra el régimen, demandando que Hernández se haga a un lado. En tanto, analistas de la vida política del país sugieren la instalación de un “Gobierno transitorio” que instale una Asamblea Nacional Constituyente que restaure el Estado de Derecho.

Con este contexto, el coordinador del partido Libertad y Refundación (Libre), Manuel Zelaya, ha convocado a una reunión urgente este sábado para iniciar “el proceso de unidad de la oposición, para sacar a los TRAFICANTES DE DROGA, que nos gobiernan con la dictadura de @JuanOrlandoH (nombre de usuario del gobernante hondureño en Twitter)”.

El presidente Zelaya (2006-2009) agrega en su tuit: “Invitados por su orden el Presidente electo, Salvador Nasrala, el Presidente del CCEPL (Consejo Central Ejecutivo del Partido Liberal), Luis Zelaya”.

La unidad de los políticos de oposición ha sido uno de los deseos del pueblo hondureño y una incapacidad política opositora que sólo ha beneficiado al régimen Hernández; la nación hondureña lleva una lucha de una década contra el golpismo y la dictadura y la brutal represión militar con un saldo de decenas de miles de asesinatos de civiles, y la llama de la indignación contra el gobierno Hernández y sus cómplices, se enciende nuevamente por las acusaciones de “narco-Estado” que vienen desde la Fiscalía del Distrito Sur de New York.

Desde 2017, con la cuestionada reelección y la crisis poselectoral, el pueblo ha pedido unidad de los líderes de la oposición, quienes hasta ahora no han podido sentar las bases para mantener la insurrección popular

La convocatoria de “Mel” Zelaya, surge además en medio del silencio de los próximos candidatos del Partido Nacional, ya que hasta ahora el presidente del Congreso, Mauricio Oliva, que hace semanas confirmó su aspiración para llegar a Presidencial, aún no se ha pronunciado sobre la sentencia de “Tony” quien, según EE.UU., usó dinero del narcotráfico para apoyar las campañas electorales de Porfirio Lobo Sosa en 2009 y las de su hermano, Juan Hernández, en 2013 y 2017.

Por otro lado, Honduras vio el alba de esta sábado con un insólito desfile de militares nunca visto en el país tras la sentencia de “Tony” Hernández por tráfico de drogas y armas; esta vez la excusa de celebrar el “Día de las Fuerzas Armadas”, han llegado a la capital con todo su arsenal de guerra. Aunque la cúpula del Ejército tilda de “actividad cívica”, la actividad carece de sentido ya que con Hernández en el poder, el verde oliva infestó los desfiles del 15 de septiembre.

Además, la conmemoración del 21 de octubre fue “destruida” ya que se creó el “Feriado Morazánico” que todos los tres feriados de octubre en una sola semana para “impulsar” el desarrollo con el turismo interno, y eso ya pasó con toda la bulla por lo alto.

El ambiente en el bulevar Suyapa de Tegucigalpa refleja una amenaza de los castrenses, una demostración de lo que vendrá contra un pueblo que está al límite, critica en redes sociales la ciudadanía. Y no está lejos de tener razón, el funcionario de Defensa, general Fredy Diaz Zelaya, dejó entrever en el marco del desfile que esa demostración es una respuesta a las acusaciones de narco Estado vertidas por la Fiscalía de New York.

Anoche el vocero del Ejército confirmó que seguirán actuando para “preservar el orden”, dejando claro que seguirán apoyando a un régimen señalado como estructura criminal en el juicio de “Tony”. La Fiscalía neoyoquina también aseguró que en el celular de “Tony” se hallaron comunicaciones con al menos 40 coroneles activos en el Ejército de Honduras.

Precisamente, luego de “las elecciones más cuestionadas de la historia”, los militares han sido la principal fuente de apoyo de Hernández. En su actuar, al menos 24 personas fueron asesinadas en las protestas contra el supuesto fraude que denunció la oposición, casos que han sido reconocidos por la ONU.

Al tener ese despliegue bélico en la capital, no podría descartarse que los castrenses suplanten a los poderes del Estado que pueden ordenar un juicio político a Hernández por los descubrimientos en el juicio de su hermano.

Cabe recordar que el gobernante es también presidente del Consejo Nacional de Seguridad, que cuenta con un representante de los tres poderes del Estado y, según expertos constitucionalistas, elimina la independencia de poderes que ordena la Carta Magna del país.

El panorama no luce alentador para Honduras y según lo explicó a este periódico el analista Raúl Pineda, actualmente la oposición carece de fuerza para provocar un cambio de Gobierno, por lo que el llamado del presidente Zelaya entra en un momento donde el pueblo exige dejar a un lado los intereses partidarios.     

En un contexto tan inestable por falta de institucionalidad estatal, sigue incomodando el silencio del Ministerio Público a quien el Departamento de Justicia pidió colaboración en el caso de “Tony”, tampoco el Poder Judicial se ha pronunciado. Ni el fiscal “cinco estrellas” Oscar Chinchilla ni el presidente de la Corte Rolando Argueta, han cumplido su función de servidores públicos. 

Fuente:

El Libertador

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.