Imprimir
Categoría: México

El 19 de enero de 2020, el Partido Comunista de México (PCM) y la Federación de Jóvenes Comunistas (FJC) asistieron a una marcha popular en contra de los impuestos incluidos en el paquete fiscal del gobierno del Estado de Yucatán, a su vez que manifestaban su apoyo a maestros y demás trabajadores que exigían el pago de sus salarios atrasados.

Desde un primer momento, la convocatoria levantó sospechas, ya que originalmente el derrotero de la marcha partiría del remate de Paseo de Montejo para luego dirigirse hacia el Palacio de Gobierno. Sin embargo, casi de un momento a otro, los organizadores de la marcha cambiaron el destino final de la misma, la cual finalizaría frente al Centro Internacional de Congresos, donde el gobernador Mauricio Vila rendiría su primer informe de gobierno. A pesar de ello, los comunistas no dudamos en acompañar al sector popular de la marcha, con la intención de realizar agitación entre ellos.

Poco antes de las 11 de la mañana, el contingente llegó hacia el punto donde las fuerzas policiacas del Estado habían colocado una valla para evitar el paso de los manifestantes hacia el Centro Internacional de Congresos. Fue en este momento cuando un grupo de provocadores, que más tarde identificaríamos como miembros del Partido del Trabajo (PT), comenzó a intentar atravesar la valla de manera violenta, a pesar de que se trataba de una manifestación pacífica, lo que ocasionó la respuesta de la policía que, después de un breve forcejeo y de empujones, arrojó una granada de gas pimienta, lo que hizo retroceder a los manifestantes.

Esta es la segunda vez que el gobierno estatal de Mauricio Vila deja ver su lado represivo (a pesar de los constantes elogios de López Obrador y de la prensa nacional burguesa que lo presenta como “el mejor gobernador del país”). Recordemos como el pasado 25 de noviembre la policía estatal reprimió, golpeó y torturó a un grupo de mujeres que se dirigían a una marcha convocada por colectivos feministas.

En la represión de hoy, cientos de personas, entre ellas niños, ancianos y discapacitados, sufrieron las consecuencias de la agresión de la policía, la cual amenazaba con cargar con mayor energía hacia el contingente. Mientras los afectados se recuperaban, los provocadores continuaron realizando su trabajo, exigiendo a los manifestantes volver a intentar romper el cerco. Ante la situación, los comunistas tomamos la dirección de lo que ocurría, aconsejando a la masa evitar caer en provocaciones y replegarnos hacia el Monumento a la Patria y continuar con la manifestación ahí, cosa que la gran mayoría aceptó. De esta forma, pudimos evitar una desgracia mayor.

Sin embargo, la posterior movilización en el Monumento a la Patria fue rápidamente cooptada por sectores oportunistas, que hicieron de una manifestación popular de denuncia por lo ocurrido, un acto proselitista para impulsar una candidatura, a lo que como comunistas nos opusimos.

Poco después, llegó frente el Centro Internacional de Congresos una marcha paralela organizada por Morena a la cual le fue permitida manifestarse. Este hecho, junto con la acción provocadora realizada por el PT, demuestra que, aunque en el discurso pudiera haber una contradicción entre el gobierno panista de Vila y los simpatizantes del gobierno de López Obrador, en la práctica colaboran para atentar contra los trabajadores y sectores populares que desde sus trincheras intentan combatir los estragos del capitalismo.

Es importante que la organización popular continúe, que se tomen las medidas adecuadas para responder y actuar ante situaciones como la de hoy, que se evite cualquier acto espontáneo que no haya sido planificado adecuadamente y cerrarles el paso a los agentes de la burguesía que se infiltran en cada manifestación genuina. El Partido Comunista estará presente, ya que hoy demostró que, en momentos de crisis, es capaz de dirigir la acción de la clase obrera.

Hoy se ha dejado en claro que ningún partido de corte burgués defenderá los intereses de la clase trabajadora, y que ésta tiene la necesidad de organizarse. Es por ello que ratificamos la importancia de fortalecer al Partido Comunista como vanguardia del proletariado, para estar a la cabeza del movimiento, dirigiendo, alentando y empujando la lucha contra los embates del capitalismo.

Fuente:

El Comunista – Órgano del Comité Central del Partido Comunista de México

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.