Imprimir
Categoría: Perú

Por: Leoncio Roberto Acurio Canal/Bernardo Dolmos Vengoa

Para el INEI, el PBI según el tipo de distribución, adjudico ingresos a losasalariados el 30.7%, el 2007 y el 31.2% el 2018; para el sector empresarial letoco el 60.5% y 60.1% los mismos años, en un periodo donde el PBI creció el128%. Evidente que la injusta distribución del PBI se mantuvo a lo largo deeste periodo, a pesar que metodologías anteriores de la misma institución nosmostraban para el sector salarial el 25% el 2002 y el 21.7% para el 2012, mientrasque el sector empresarial pasaba de los 55% a los 63%.

Ahora que la crisis de salud por el coronavirus se presenta, parece que losojos del ejecutivo no aceptan que la economía al 2017 la mueven las micro ypequeñas empresas formales e informales que alcanzan a más 3.6 millonesunidades, de las cuales 1.7 son informales; no acepta que de los 16.5 millonesde la PEA, el 72.5% son trabajadores informales; que el número de medianas ygrandes empresas apenas constituyen el 0.5% del total existente y que cobijanlaboralmente junto a las mypes solo al 27.5% de la PEA.

El 26 de marzo se han dado medidas de urgencia en el ámbito económico, que,coherente al tipo de explotación capitalista, son medidas que privilegian anombre de la estabilidad económica, la ganancia del gran capital. Vayamos aanalizar estas medidas.

  1. Se hadeterminado el subsidio para el pago de planilla de empleadores del sectorprivado hasta el 35% de trabajadores que ganan montos iguales o menores a los1,500 soles. Evidente que la medida va a favorecer a las grandes corporacionesbancarias y de comunicaciones, cuya plana mayor de sus trabajadores percibensueldos menores a los 1,500 soles, a los que le adicionan comisiones porcrédito o venta colocada, entre los beneficiarios estarían los Bancos, Cajas,Entel, Movistar, Claro, etc.

Y que de las mypes formales e informales, que, enmucho de los casos, los primeros utilizan trabajadores a destajo o por recibos porhonorarios, allí están los miles de transportistas que albergan laboralmente achoferes y ayudantes, o trabajadores a destajo que utilizan las micro ypequeñas empresas del emporio textil de Gamarra.

No se debió haber destinado este monto a la comprade productos agropecuarios a precios mayores a los del mercado a nuestroscampesinos, con productos como la papa, moraya, habas, carnes, etc., de paso semovilizaba económicamente a estos sectores rurales a través de esta ayudaeconómica.

Actualmente trabajadores del sector educativouniversitario con sueldos que superan los 7,000 soles, vienen percibiendo comopensión de jubilado entre 650 y 1,000 soles; los profesores del magisterioperciben entre 150 y 300 soles, con las perdidas asumidas, los últimos nollegarían a percibir ni 50 soles. El retiro “voluntario” seria el aporte de lostrabajadores a la crisis, con consecuencias presupuestales para el futuro.

A esto se agrega la deuda de los 14 millones deperuanos por consumo, cuyas tasas de interés superan el 60% y llegan a un costomayor del 100%. Dentro de estos, están los 12 millones de trabajadoresinformales, cuya carga económica de estas deudas tiene que resolverse.

Vemos como las relaciones sociales de producciónimperantes en la economía, privilegia a nombre de la estabilidad económica laganancia del gran capital, donde las coyunturas como las que venimos pasando,es oportunidad de mayor lucro para las elites dueñas del gran capital, seanestas nacionales o extranjeras, para ello cuentan con un instrumentoimportante, el Estado.

Fuente:

Partido Comunista del Perú - Patria Roja

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.