21 | 10 | 2019

Orhan Akman. Foto: UNI Global UnionOrhan Akman. Foto: UNI Global UnionEl gobierno peruano ha expulsado del país y prohibiendo el reingreso del sindicalista alemán y responsable de UNI Américas en ese país, Orhan Akman, en un hecho violatorio de derechos individuales y colectivos.

Akman, quien ha apoyado la sindicalización y la negociación colectiva junto a las afiliadas de UNI Américas en Perú, ha sido acusado por el Ministerio del Interior de “alterar el orden público, la tranquilidad y la paz social” por participar en plantón pacífico junto a los trabajadores de Cencosud en junio y octubre de 2015.

La Gerencia de Servicios Migratorios basa su argumento en que estos hechos “se corroboran con las denuncias certificadas de la Comisaría PNP de San Antonio Miraflores”. Sin embargo, en dicha comisaría no existen las supuestas pruebas que demuestren que Akman haya incurrido en la alteración del orden público, tal y como se lo acusa.

Por todo esto, entendemos que esta resolución sin pruebas ni previa notificación de imputación viola el derecho a defensa y afecta el derecho humano y constitucional a la presunción de inocencia.

Asimismo, manifestamos nuestra preocupación por la integridad física de Orhan Akman quien fue seguido y fotografiado, y quien también ha sido amenazado por un Jefe de Seguridad que presta servicios a Cencosud. De igual forma, otro miembro del staff de UNI Américas que asesora al sindicato de esta misma empresa en Perú fue abordado e interrogado por más de una hora por la policía cuando salía del país, al provocar un “código rojo” para la seguridad aeroportuaria.

Esta situación que estamos viviendo evidencia cómo las empresas pueden ejercer presión sobre los gobiernos y limitar el libre ejercicio a la manifestación, solidaridad internacional, sindicalización, y perseguir a quienes defienden los derechos humanos y sindicales de los trabajadores y trabajadoras.

Adriana Rosenzvaig, Secretaria Regional UNI Américas, destacó la labor que viene realizando UNI Américas en Perú. “El trabajo de UNI Américas en Perú no altera de ninguna manera la paz social; por el contrario, contribuye a la construcción de democracias más integradas, en las que los trabajadores y trabajadoras gocen de plenos derechos”. “Nos hemos dirigido al Presidente del Perú, Ollanta Humala, y a otros organismos para denunciar esta situación que afecta a un miembro de nuestro personal, que a su vez es afiliado del mayor sindicato alemán, Ver.di”

UNI Sindicato Global, junto con la CGTP y otras organizaciones nacionales e internacionales,  emprenderán todas las acciones necesarias para evitar este precedente tan negativo para las organizaciones sindicales internacionales y organismos que defienden los derechos humanos.

Fuente; UNI Global Union / RedGlobe

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.