Imprimir
Categoría: Venezuela

Por: Carolus Wimmer

Venezuela, también afectado por el coronavirus, enfrenta la pandemia bajo condiciones aún más precarias como resultado de las medidas coercitivas económicas unilaterales, criminales e inhumanas.

No es el único país. La alta comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, reclamó el martes (24.03) que sean atenuadas o suspendidas las sanciones económicas impuestas a países como Venezuela, Irán, Cuba o Corea del Norte, Siria en este período de pandemia, “tanto por razones de salud pública como para reforzar los derechos y defender las vidas de millones de personas en esos países. En un contexto de pandemia mundial, las medidas que obstaculizan la atención médica en cualquier país incrementan el riesgo que todos afrontamos”.

Mientras que la ONU urgió la cesación de los embargos para proteger a millones de personas, el Presidente del Comité de Solidaridad Internacional y Lucha por la Paz COSI, Carolus Wimmer, hace un llamado a la solidaridad internacional.

Enfatizó que hasta ahora las sanciones y los bloqueos financieros ya han matado a miles de seres humanos, mucho antes de la aparición del COVID-19, debilitando los servicios de salud en Venezuela, Irán, Corea del Norte, Siria, Cuba, cuyos hospitales e infraestructuras carecen de medicinas y equipos adecuados para asegurar el control de enfermedades y pandemias.

La Junta directiva del COSI coincide con la valoración del exrelator especial de la ONU, Alfred Maurice de Zayas, de que “el pronunciamiento de la Sra. Bachelet es trascendental y debe de atraer el apoyo del secretario general [de la ONU] Antonio Guterres y de toda la sociedad civil, incluso de Amnistía Internacional y Human Rights Watch”.

El Presidente del COSI recuerda que su organización con estatus consultivo en las Naciones Unidas ha presentado regularmente informes al Consejo de Derechos Humanos en los cuales explicó las violaciones de los derechos internacionales, civiles, culturales, económicos, políticos y sociales que resultan de las medidas coercitivas unilaterales, mal llamadas sanciones, y exhortamos a los gobiernos de Estados Unidos y la Unión Europea a finalizarlas y a reparar los daños ya causados a los pueblos.

Fuente:

COSI – Comité de Solidaridad Internacional

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.