24 | 07 | 2019

Hoy temprano por la mañana, a las 04:00 hora local, los gobiernos de EEUU, Gran Bretaña y Francia bombardearon al pueblo de Siria, poniendo fuego a la región del Mediterráneo sudoriental. Con datos prefabricados y pretextos quieren volver a dividir los recursos naturales, los “nodos” de energía y sus esferas de influencia.

SANAEl Comando General del Ejército afirmó que la defensa antiaérea derribó la mayoría de los misiles lanzados por la triple agresión de EEUU, Francia y Gran Bretaña, la madrugada de hoy contra objetivos en Damasco y sus inmediaciones.

El Comando General afirmó en un comunicado que una flagrante triple agresión cometida a las 3:55 de la madrugada de hoy por EEUU, Gran Bretaña, y Francia, atacó con cerca de 110 misiles varios objetivos sirios en Damasco y sus inmediaciones.

SANALa agencia de noticias estatal de Siria, SANA, informa sobre la agresión imperialista:

Nuestras defensas antiaéreas sirias abordaron en la madrugada de hoy una agresión tripartita lanzado por Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña en una serie de posiciones sirias en las cercanías de Damasco y Homs.

Los reporteros de SANA dijeron que la agresión tripartita ha apuntado contra el “Centro de Investigación” en Barza y contra almacenes del ejercito árabe sirio en Homs, donde las defensas antiaéreas interceptaron y derribaron varios misiles.

La agresión militar lanzada hoy contra Siria por los ejércitos de Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia abre un escenario de extrema gravedad ante el que el mundo debe responder

Estados Unidos, junto con sus aliados, lanza una acción militar que, de nuevo, ignora la soberanía de un país, viola el derecho internacional, ignora las disposiciones de las Naciones Unidas, prescinde de las deliberaciones y de las decisiones del Consejo de Seguridad de la ONU, y, sin contar ni siquiera con la aprobación del propio Congreso norteamericano, recurre de nuevo a la guerra. La martirizada Siria, que soporta ya siete años de guerra, que ha causado ya centenares de miles de muertos y millones de refugiados,

comunistaLos Partidos Comunistas y Obreros de Europa condenan la escalada de la agresividad imperialista y la agudización de la situación en Siria y en la región más amplia, después de la declaración de D.Trump, presidente de EE.UU., de bombardear Siria con el pretexto de la utilización de armas químicas, algo que EE.UU. ha hecho en repetidas ocasiones en el pasado. Se está aumentando el peligro de una guerra generalizada.

Los Partidos Comunistas y Obreros expresan su solidaridad internacionalista con el pueblo de Siria y con los demás pueblos de la región y llaman a la clase obrera, a las fuerzas populares a fortalecer la lucha contra las intervenciones y las guerras imperialistas de la OTAN, de EE.UU. y de la Unión Europea.

Después del fracaso de los EEUU de imponer su nuevo orden mundial y en aplicar su proyecto de desmembramiento de nuestra región, vemos de nuevo como toca los tambores de la guerra y de la agresión, para conservar su hegemonía y de aprovechar de las riquezas de los pueblos del mundo para salir de sus crisis agudas que sufre su economía.

De nuevo, en Estados Unidos suenan las trompetas de guerra: el presidente Trump se ha permitido amenazar públicamente a Damasco, y a Moscú, con el lanzamiento de misiles sobre Siria, con un lenguaje frívolo y grotesco que muestra hasta qué punto los gobernantes norteamericanos no han aprendido nada del horror de las guerras en Oriente Medio en los últimos quince años. Tras la invasión de Afganistán en 2001, la guerra y ocupación en Iraq en 2003, justificada con la mentira de las “armas de destrucción masiva” con que Washington intoxicó al mundo; el asalto a Siria a partir de 2011 y el derrocamiento del gobierno libio el mismo año, la guerra impuesta al Yemen, y los peligrosos focos de tensión en la península de Corea o en el Mar de la China meridional, las palabras de Trump muestran que un nuevo peligro acecha: que la guerra Siria se convierta en un enfrentamiento generalizado. En esos quince años, más de dos millones de personas han perdido la vida en Oriente Medio, sobre todo en Iraq y Siria, también en Afganistán. Ahora, la tríada de la guerra (Estados Unidos, Israel y Arabia Saudí), con el apoyo explícito de Francia y Reino Unido, y el silencio del resto de la Unión Europea, amenaza con nuevos ataques, y el rechazo norteamericano e israelí al acuerdo nuclear firmado con Teherán aumenta el riesgo de que Irán se vea envuelto en la guerra.

Reunión de la Subcomisión de Seguridad y Defensa sobre la actualidad el conflicto sirio: Lo que se cuenta y lo que no.

Se cuenta que se trata de una guerra civil cuando ni hay dos gobiernos, ni dos administraciones, ni dos fuerzas armadas equivalentes.

No se cuenta, que responde a un nuevo paradigma de guerra en el que se multiplican y fraccionan los actores, que el componente de exacerbación identitaria es central, que los métodos de combate son asimétricos y terroristas, que la financiación responde a intereses externos, que se ha internacionalizado el conflicto y sus causas y que la violencia y la barbarie no son privativas del estado.

El Partido Comunista de España condena la agresión turca a Siria y denuncia la indiferencia del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas ante este flagrante quebranto de la soberanía siria y del derecho internacional. Igualmente advierte de los delirios imperialistas del gobierno de Ankara que está amenazando con extender su ofensiva a otras zonas de Siria e Iraq e incluso observa en sus planes expansionistas la revisión de las fronteras con Grecia.

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.